La emoción de Mario Ledesma por los Pumas: su llanto cuando se retiró de los Pumas y sus lágrimas de hoy

La emoción de Mario Ledesma al asumir como coach de los Pumas
La emoción de Mario Ledesma al asumir como coach de los Pumas Crédito: Mauro Alfieri
(0)
1 de agosto de 2018  • 19:01

Tenía 38 años. Era el 9 de octubre de 2011. Los Pumas acababan de perder en el mítico Eden Park, de Auckland, por 33-10 con los All Blacks y se despedían del Mundial en los cuartos de final. Para Mario Ledesma no era un partido más: también se trataba del adiós de los Pumas. El bravo hooker del seleccionado le ponía punto final a una enorme carrera que lo tuvo entre los rugbiers argentinos que lograron el histórico bronce en el Mundial de Francia 2007. "Todo lo que venga a partir de ahora será banal", reflexionó aquella vez. Lo esperaba un nuevo y apasionante desafío: ser el entrenador de forwards del Stade Français.

Concluía una etapa de 16 años. Ledesma daba la vuelta por la cancha para saludar a los hinchas, flanqueado por Patricio Albacete y Rodrigo Roncero. No podía contener las lágrimas. El forward de las grandes batallas mostraba su otro lado: el de ser un sentimental. Escena que se repitió minutos más tarde cuando le ofrecieron despedirse de la gente, en la zona mixta, a través de las cámaras de televisión. Casi que no pudo hacerlo: se quebró una y otra vez. Pidió disculpas. Un Ledesma genuino, mostrando sus emociones.

Las lágrimas de Ledesma en su retiro de los Pumas

Pasaron casi 7 años desde aquel partido. Hoy tiene 45. Adquirió una gran experiencia en el exterior y desde hace unos meses regresó a la Argentina. Primero, para revolucionar el mundo Jaguares , la franquicia argentina que participa en el Súper Rugby y que acaba de disputar por primera vez en tres temporadas los playoffs. Le cambió la cabeza de los jugadores, provocó un shock de confianza que se notó de inmediato. La proyección era inevitable: el salto a los Pumas sería solo cuestión de tiempo.

Llegó el tiempo de la presentación y el ahora coach de los Pumas tampoco evadió las lágrimas. No fueron tantas como aquella vez en Auckland, pero sí emoción al fin. Mario Ledesma a través del tiempo. Mostrando su sentimiento por los Pumas, dentro y fuera de la cancha

La emoción de Ledesma al asumir como coach de los Pumas

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?