El invierno no hace su agosto

Diego Angeli
Diego Angeli PARA LA NACION
Sin lluvias y pocas nubes por varios días. Fin de semana a pleno sol con 17°C. Sube la temperatura a partir del sábado por varios días.
Sin lluvias y pocas nubes por varios días. Fin de semana a pleno sol con 17°C. Sube la temperatura a partir del sábado por varios días. Crédito: Ilustración Costhanzo
(0)
2 de agosto de 2018  • 11:06

Todos los caminos conducen a Roma

Agosto es un mes muy particular, me disculpo con él por contar su vergonzosa historia; al cabo, pobre mes no tiene la culpa de haber nacido en medio de una hoguera de vanidades.

Cuando las primeras civilizaciones empezaron a asociar el paso del tiempo con el ritmo astrológico nacieron los calendarios. Ninguno estaba técnicamente errado pero cada uno tomaba puntos de partida o referencias diferentes. Los egipcios lograron imponer culturalmente el suyo, basado en un calendario solar de 365 días y algunas horas. Si los tipos se habían mandado esas pirámides sospechosamente tan exactas, con una matemática dudosamente terrestre, por qué no creerles. Reemplazaba al calendario lunar, con sus meses de 29 días y monedas regidos por las mareas y el ciclo sexual femenino. Algunos tomaron al cosmos y otros a la naturaleza como forma de mensurar el inexorable paso del Dios Cronos.

Pero el hombre, lejos de evolucionar, la fue fregando. Crearon Roma y Rómulo implantó el calendario romano de prepo. En el 46 a.C. Julio César un día se levantó de mal humor e impuso el calendario Juliano cambiando el nombre del mes "Quintilis" por Julius en su propio honor. Se le ocurrió el disparate del año bisiesto y fue una broma que quedó hasta hoy. Años después, en el 23 a.C. Octavio Augusto no quiso ser menos y renombró al mes "Sextilis" como Agosto. Hubo más intentos que no prosperaron, Calígula llamó "Germanicus" al mes de Septiembre, Nerón renombró a Abril como "Neronniano" y Domiciano hizo lo propio con Octubre rebautizándolo como "Dominiatus". Sepan que la manía de los políticos ególatras que le ponen su nombre a toda avenida, plaza o colegio viene de mucho antes.

Por decreto Agosto pasó a tener 31 días para no ser menos que Julio. En 1582 el Papa Gregorio XIII introduce el calendario gregoriano, que es el vigente hasta que algún otro afiebrado enfermo de poder decida cambiarlo.

Párrafo aparte para Constantino I, "El Grande". En el año 321 dividió la semana en siete y tuvo el decoro de ponerle a cada día el nombre de un planeta.

Así nació Agosto. Por estos lares significa el último mes del invierno meteorológico, astronómicamente habrá que esperar hasta el equinoccio de Septiembre. Agosto suena a los últimos fríos. Agosto confirmará que el imperio invernal lentamente comienza su decadencia.

Jueves: mañana helada

Arranca un nuevo día de cielo despejado en la ciudad de Buenos Aires. Será responsable de una tarde agradable pero también el autor material de un arranque muy frío en todo el estuario. La falta de nubes facilitará el enfriamiento de la superficie al punto de tener un amanecer con pasto congelado en sectores suburbanos. Podría llegar a ser una de las últimas postales de banquinas blancas y escarcha en las veredas del conurbano. En el área metropolitana la mañana empieza en solo 4°C, la falta de viento en superficie puede hacer todo más llevadero pero puede promover neblinas hasta media mañana. Aquellos que salgan a la ruta en la zona rural pueden encontrar visibilidad reducida. Luego el cielo limpio cambia de equipo y pasa a ser responsable del repunte térmico, no tendrá mucha ayuda del viento que llegará leve y desde el este pero permitirá subir un par de escalones más que los últimos días.

La temperatura punta se estima en 13°C, el abrigo vale para todo el día pero caminar al sol puede dar una percepción más amable. Es otro día frío pero también otro día de cielo limpio. No olvide sus gafas de sol que le dan tanto glamour.

Viernes: frío con mucho sol

Para mañana tendremos otra jornada con buenas condiciones meteorológicas, quizás demasiado fría para el paladar de la afición estival, pero estable, con poco viento y humedad moderada. La bóveda celeste presentará sus primeras nubes cuando nos sobrevuele una burbuja de aire frío que no traerá inestabilidad ni baja temperatura en superficie pero algunos pasajes del día pueden ser un poco más nubosos. El termómetro puede subir un par de escalones más que tardes anteriores. La noche, completamente a salvo.

Sábado: empieza el repunte

Arranca el fin de semana con el título que muchos esperaban leer hace varios días. Algunos porque están hartos del frío y otros a los que les gusta el invierno no ven con malos ojos un fin de semana que entregue unas líneas más en el termómetro. A pesar de la enésima mañana muy fría ahora sí llega aire templado desde el norte responsable de empujar al mercurio a marcas menos invernales. Se estima una jornada estable, con poca nubosidad y con la lupa puesta en el mercurio que puede trepar hasta 17°C vespertinos. El sábado invita a la actividad al aire libre y ofrece una noche libre de todo riesgo atmosférico.

Domingo: la mesa afuera

La jornada dominical redondea un fin de semana que hará las delicias de los amantes del género. Mucho sol, viento leve y un ambiente muy agradable que puede alentar a un mediodía parrillero. La plusmarca podría quedar muy cerca de los 18°C configurando otra jornada ideal para los que planifican actividad al aire libre. La temperatura irá subiendo con el correr de los días pudiendo llegar a los 20°C hacia mitad de semana.

Data de agosto

Máxima media: 17,7°C

Mínima media: 8,7°C

Máxima absoluta: 30 de Agosto de 2009, 34,4°C

Mínima absoluta: 8 de Agosto de 1948, -4°C

Precipitación media: 69.8 mm

Día mas lluvioso: 21 de Agosto de 1989 con 96,8 mm

Agosto mas lluvioso: 1922: 277,8 mm

Agosto mas seco: 1969 con 0,0 mm

Humedad relativa media: 74%

Promedio de días con tormenta: 3 (casi todos al final del mes)

Promedio de días con viento fuerte: 3

Agosto mas ventoso: 1972 y 1976 con máximos de 74 km/h

Progresión del anochecer: 18:10 a principio de mes y 18:34 al final

Eso es todo amigos, quisiera terminar con un proverbio chino que dice: "El dragón inmóvil en las aguas profundas se convierte en presa de los cangrejos". En realidad, no tiene nada que ver con lo que escribí antes pero necesitaba una imagen fuerte para cerrar el reporte.

Hasta la semana que viene.

@JopoAngeli

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.