En julio volvió a bajar la venta de tickets

En las vacaciones de invierno hubo una caída del 5% en el público de las obras infantiles

2 de agosto de 2018  

Julio es un mes clave para la actividad teatral. Las vacaciones de invierno y la variedad de espectáculos que se programan para este período lo convierte en el mes con mayor consumo teatral. Claro que, según datos de la entidad que agrupa a las salas comerciales porteñas, el registro del mes pasado no logra zafar del proceso recesivo que se refleja en la baja de espectadores.

Las cifras que maneja Aadet, la cámara que reúne a los teatros del eje de la avenida Corrientes, aportan lo siguiente: las propuestas para adultos cayeron en espectadores un 13% respecto del 2017. En las obras infantiles o familiares, una baja del 5% respecto al año pasado. En esta franja los espectáculos con mejores recaudaciones fueron Aladdin, será genial, Paw Patrol. Topa, Pica pica y Peppa Pig. Representaron el 58% del total de espectadores de ese sector, porcentual similar al del año pasado. Claro que si en 2017 la cartelera aportó 53 propuestas, este año ese número se redujo a 46.

En términos de recaudaciones totales (infantiles y adultos) hubo un incremento interanual del 9%. Lo cual, tomando como referencia una inflación del 25 por ciento, daría una pérdida en términos reales del 16%. Como contrapartida el promedio de costo de las entradas (549 pesos) apenas tuvo un incremento anual del 7%.

Luego de un comienzo de año auspicioso, desde el otoño la tendencia en baja se viene consolidando. En abril se vendieron 7% menos de entradas que el mismo mes del año pasado. En mayo, la caída fue del 12 %. En junio, del 27 % (70 mil entradas menos que un año atrás y el peor junio de los últimos 4 años). El mes pasado, la caída no fue tan abrupta como en junio pero en estos últimos cuatro meses los números siguen siendo negativos.

Con ciertos matices, el panorama es similar en lo que sucedió en el cine. Según cifras de Ultracine, aunque en la ciudad de Buenos Aires la cantidad de entradas vendidas durante julio de este año fue levemente menor al registro del mismo mes del año pasado, en una nota publicada anteayer en LA NACION se consigna que, en lo que va de estos siete meses, se vendieron 2.650.000 entradas menos que en el mismo período del año pasado.

Frente a un contexto recesivo producto de la situación económica el actual panorama del teatro comercial enciende luces de alarma para la temporada de teatro de verano tanto de la ciudad de Buenos Aires como las de Mar del Plata y Villa Carlos Paz. Todo indica que no habrá grandes producciones y sí reposiciones y obras con pocos actores en escena.

TEMAS EN ESTA NOTA