5 vinos orgánicos que vale la pena probar

7 de agosto de 2018  • 00:25

Como ya se ha hecho costumbre, la Botica del Ángel (Luis Sáenz Peña 541, Congreso) volverá a ser la sede de la Feria de Vinos Orgánicos y Sustentables, que en su quinta edición se realizará el 10 y el 11 de agosto, de 19 a 23 horas. Allí se darán cita unas 18 bodegas que se caracterizan por prácticas orgánicas, biodinámicas, sustentables y con certificación Comercio Justo, que producen vinos en Mendoza, La Rioja, Catamarca y en el Valle de Colchagua (Chile).

"Aunque todavía representa un mercado de nicho en Argentina, en los últimos cinco años pudimos ver un crecimiento de los vinos orgánicos en el país: tanto por parte de las bodegas que potenciaron este tipo de producto, como del consumidor que comenzó a buscarlos y preguntar por ellos -comentó Pancho Barreiro, periodista y organizador de la feria-. Una de las lindas curiosidades de este tipo de vinos es que hay muchos consumidores que los beben sin saber que son orgánicos, y la reacción al enterarse siempre es positiva".

En la elaboración de los vinos orgánicos se prescinde del uso de pesticidas, herbicidas y fertilizantes artificiales. Las bodegas que dirán presente en la feria serán: Andalhue, Ánimal Natural Vineyard, Cabernet de Los Andes, Chakana Wines, Domaine Bousquet, Familia Cecchin, Finca Dinamia, Finca La Celia, Kaikén, La Coste de los Andes, La Riojana Coop., Piedra Negra, Siesta en el Tahuán, Stella Crinita, Vinecol, Vinos de Luz y Viña Montes.

A continuación, algunos de los vinos que se descorcharán en la feria y que conviene no dejar pasar:

Animal Chardonnay 2017

Animal Organic Vineyards

La 2017 es la primera añada de este Chardonnay en contar con la certificación de vino orgánico, certificación con la que cuentan desde hace años sus compañeros tintos de la línea. Untuoso y envolvente, es un blanco en el que se destacan los aromas y sabores a ananá, pera y flores blancas, y ofrece un muy buen perfil gastronómico.

Plenilunio Cabernet Sauvingon 2014

Cabernet de los Andes

La feria es una buena oportunidad para dar con ejemplares difíciles de hallar como este Plenilunio, cuyas uvas provienen de Fiambalá, Catamarca. Cultivadas a 1508 msnm, dan lugar a un Cabernet Sauvignon con mucha tipicidad y elegancia, que tiene buena intensidad de fruta y es muy fácil de beber. Su hermano, Malbec, está a la par.

Paso Blanco 2017

Masi Tupungato

Original y muy bien logrado corte de Torrontés (60%) y Pinot Grigio (40%), es un blanco que combina la exhuberancia aromática del primero con la frescura del segundo. Va perfecto a la hora del aperitivo, como también en la comida, acompañando mariscos, carnes de cerdo y ensaladas, por ejemplo.

Domaine Bousquet Malbec Orgánico 2018

Domaine Bousquet

Fresco y súper fácil de beber, este Malbec de Gualtallary, Mendoza, es un tinto eminentemente frutal, en el que se percibe la ciruela y la frambuesa, junto con algunas notas a violetas. Taninos moderados, cuerpo medio y acidez jugosa hacen de este Malbec un vino versátil, ideal para carnes y pastas.

Kaikén Ultra Cabernet Sauvignon 2016

Bodega Kaikén

Intenso pero a la vez elegante, este Cabernet Sauvignon de Vistalba, Mendoza, contiene un 5% de Malbec que ayuda a redondear un vino de buena tipicidad, que exhibe los aromas y sabores típicos del cabernet, pero en el que el cuidado paso por madera suma estructura y notas tostadas muy agradables.

TEMAS EN ESTA NOTA