Cristina reapareció en las comisiones del Senado, pero se mantuvo en silencio

No contestó preguntas sobre la nueva citación a indagatoria ordenada por Bonadio; estuvo en comunicación con sus abogados; la expresidenta ya enfrenta cinco procesamientos
No contestó preguntas sobre la nueva citación a indagatoria ordenada por Bonadio; estuvo en comunicación con sus abogados; la expresidenta ya enfrenta cinco procesamientos Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Gabriel Sued
(0)
2 de agosto de 2018  

En medio del escándalo por los cuadernos de las coimas , Cristina Kirchner reapareció en el Senado sin hacer declaraciones. No habló de su nueva citación a indagatoria, ordenada por el juez Claudio Bonadio para el 13 de este mes, por el delito de asociación ilícita.

Durante la media hora que participó del plenario de comisiones sobre la legalización del aborto , tampoco se refirió al proyecto en discusión, pero estampó su firma en el antedictamen favorable a la reforma aprobada en la Cámara de Diputados .

La senadora despejó así rumores que sembraban dudas sobre cuál sería su postura en el recinto.

Su presencia breve en el Salón Arturo Illia del Senado quedó marcada, sin embargo, por el escándalo que había estallado horas antes con la detención del exnúmero dos del Ministerio de Planificación Roberto Baratta y de una decena de empresarios.

Así se lo hizo sentir la guardia periodística que la esperaba en la puerta del salón, minutos antes de las 15. Se le abalanzaron para que diera respuestas a las acusaciones contenidas en los cuadernos de Oscar Centeno, el chofer de Baratta. Lo mismo pasó a la salida.

Ella entró y se fue esquivando micrófonos, acompañada por sus asistentes y sus custodios. Había llegado al Senado minutos antes de la reunión de comisión, tras conversar telefónicamente con sus abogados.

Diego Cabot cuenta cómo empezó la investigación de los cuadernos de las coimas

8:16
Video

La reacción

"No nos cambia nada. Es una denuncia más", fue la primera reacción de los colaboradores más cercanos de la expresidenta, que enmarcaron la denuncia en el mal momento que atraviesa el Gobierno. "Como está creciendo lo de los aportes truchos y no logran controlar la crisis económica, tienen que recurrir a esto", dijo a LA NACION un dirigente que ayer pasó muchas horas con Cristina.

La situación judicial de Cristina, en principio, no sufre un cambio significativo con la apertura de este caso.

La expresidenta ya tiene cinco procesamientos, y dos de esos expedientes fueron elevados a juicio oral.

Fernández de Kirchner está en libertad solo porque cuenta con fueros parlamentarios, luego de que el mismo juez Bonadio dispuso su prisión preventiva en la causa del memorándum con Irán.

Pero en el entorno de la exmandataria reconocieron ayer que la denuncia, por sus características singulares, podría tener un impacto importante en un sector de la sociedad. "Reinstalan la idea de que somos una banda que mueve bolsos con guita", se resignó un colaborador de Cristina.

Así trasladaban a Roberto Baratta - Fuente: C5N

0:34
Video

En el kirchnerismo son conscientes de que no es una denuncia más. Reconocen que la historia que cuentan los cuadernos puede calar hondo y poner en riesgo el crecimiento que experimentó en los últimos meses la imagen de la expresidenta.

Los diputados Nilda Garré y Rodolfo Tailhade estrenaron los argumentos que repetirá la dirigencia kirchnerista durante los próximos días. "El diario lo escribió Bonadio, lo escribió Peña [Marcos] y lo escribieron en la Jefatura de Gabinete", se descargó el diputado.

Tailhade abonó la teoría de que hay una confabulación del Gobierno para ocultar la crisis económica. "No me sorprende nada de Comodoro Py, y mucho menos de Bonadio", manifestó el diputado, y luego se refirió a Centeno como "el chofer poeta".

La respuesta de Nilda Garré fue más escueta. "Cómo voy a opinar sobre un canalla como Claudio Bonadio", dijo, ante una consulta del canal TN.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.