Un ejecutivo, prófugo porque se fue a esquiar

Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
Hernán Cappiello
(0)
2 de agosto de 2018  

La Justicia y la policía buscaban anoche a cuatro empresarios y dos exfuncionarios acusados de pagar por un lado y cobrar o transportar por otro dinero producto de la corrupción .

Uno de los buscados es el abogado cordobés Juan Carlos Goy- coechea, de la empresa Isolux, que recibió importantes contratos del kirchnerismo, entre ellos la central a carbón de Río Turbio , una obra multimillonaria que costó mucho más de lo que se preveía.

Mientras los detectives de la Policía Federal estaban tras sus pasos, sus allegados se comunicaron con el juzgado de Claudio Bonadio para informarle que se iba a presentar mañana porque "estaba esquiando", dijeron fuentes del caso a LA NACION.

Sobre quienes no se presenten en el juzgado hoy estará vigente un pedido de detención nacional e internacional.

Diego Cabot cuenta cómo empezó la investigación de los cuadernos de las coimas

08:16
Video

También es buscado Carlos Wagner, de la empresa Esuco y expresidente de la Cámara Argentina de la Construcción; su abogado Zenon Ceballos anticipó ayer al juez que hoy se pondrá a disposición y que confía en que será excarcelado bajo caución.

Lo mismo hará Francisco Valenti, según adelantaron sus allegados al juzgado. Durante años, el ejecutivo fue el número dos de Enrique Pescarmona en la metalúrgica Impsa.

Cómo funcionaba el mecanismo de las coimas que trasladaba el chofer de Baratta

04:01
Video

No había novedades anoche de Oscar Thomas, director ejecutivo del Ente Binacional Yacyretá durante el kirchnerismo.

Tampoco las había de los exfuncionarios Hernán Gómez, exasesor del Ministerio de Planificación, y de Fabián García Ramón, exdirector de Promoción de Energías Renovables y Eficiencia Energética.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?