La búsqueda de los 100 puntos

Joaquín Hidalgo
Joaquín Hidalgo LA NACION
(0)
5 de agosto de 2018  

Cuando arrancó esta columna un mes de agosto hace cuatro años, partimos con una primera reflexión sobre los vinos de 100 puntos y acerca de cómo Robert Parker Jr. aforaba algunas botellas con el puntaje perfecto y otras no. Entonces era una posibilidad algo remota que el Wine Advocate le diera el máximo puntaje a un vino argentino. Pero resultó que hoy son dos los vinos. Ambos elaborados de un mismo viñedo, por un mismo enólogo y nacidos de una misma visión.

Con el diario del lunes, como se dice, resulta obvio el resultado. Pero conviene enfocarlo de otra manera. Conviene pensar que hace un cuarto de siglo, cuando el vino local empezaba a abrirse puertas en el exterior, esos 100 puntos eran no solo quiméricos, sino imposibles. Y conviene pensar, también, que al menos algunos productores ya tenían ese norte puesto en sus brújulas. Entre ellos, uno reunía tres cualidades extras: Nicolás Catena tenía la visión de internacionalizar el vino local; tenía a su vez un fuerte mandato de calidad en lo que hacía y, al mismo tiempo, la determinación de apostar. En 1994, cuando empezaron a cobrar forma los bocetos del Viñedo Adrianna, los 100 puntos del Wine Advocate se convirtieron en una posibilidad cierta.

A contar de 2000 el Viñedo Adrianna entró en fase de investigación de la mano de un equipo de elite: Laura Catena, con su rigor científico, apalancando a Alejandro Vigil en la enología, Luis Reginato en Agronomía, Fernando Buscema en la investigación y Belén Iacono a cargo de la viña. La teoría de Catena era simple, pero reclamaba paciencia. Una vez nos dijo: "Cuando se mezclan las uvas de un viñedo se promedia la calidad. Al parcelarlo, puede hallarse un vino que sea superior, o no, pero hay que buscarlo".

Gran Enemigo Gualtallary Single Vineyard Cabernet Franc 2013 y Catena Zapata Adriana Vineyard Riverstone Malbec 2016 son dos hallazgos en ese viñedo. Dos quimeras encontradas, si se quiere, que materializaron la perfección de la crítica exigente, el catador Luis Gutiérrez, de Wine Advocate, y que llevan al vino argentino a un escalón superior en el concierto internacional.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.