Más de cien fotos de Rodchenko, íntimo y revolucionario

Por primera vez se exhibirá, la semana próxima en el CCK, la obra de un artista contrariado y poco convencional que miró y mostró lo cotidiano desde una perspectiva inesperada. En esta imagen, sobremesa con amigos en Moscú, verano de 1928
Por primera vez se exhibirá, la semana próxima en el CCK, la obra de un artista contrariado y poco convencional que miró y mostró lo cotidiano desde una perspectiva inesperada. En esta imagen, sobremesa con amigos en Moscú, verano de 1928 Crédito: Alexander Rodchenko / Archivo de Alexander Rodchenko y Varvara Stepanova, Moscú
Daniel Merle
(0)
3 de agosto de 2018  

Es una escena de la vida cotidiana: después de la comida, comparten una taza de té, pero las copas de vino permanecen en la mesa. Fuman y conversan, no tienen apuro. Alguien se levanta y captura ese momento. Una imagen de la intimidad. Los retratados en ese verano de 1928 en Moscú integran el círculo cercano de uno de los artistas de mayor influencia en el arte contemporáneo ruso: Alexander Rodchenko (1891-1956).

Su mejor amigo, el poeta y socio artístico y comercial de Rodchenko Vladimir Mayakovsky; Varvara Stepánova (artista, esposa y principal impulsora de su obra); Osip Beskin (escritor y crítico literario), y Lilia Brik (directora de cine, relacionada sentimentalmente con Mayakovsky, quien le dedicó cientos de poemas) fueron parte del entramado artístico de la ciudad que la Revolución de Octubre convirtió en capital de la nación más grande de la tierra entonces.

Osip Brik, diseño para la portada de la revista LEF, 1924
Osip Brik, diseño para la portada de la revista LEF, 1924 Crédito: Alexander Rodchenko / Archivo de Alexander Rodchenko y Varvara Stepanova, Moscú

Esta fotografía de sobremesa se inscribe en un grupo perteneciente al capítulo sobre la ciudad de Moscú que forma parte de un total de ciento tres imágenes reunidas en la muestra del gran artista ruso, que por primera vez se verán en la Argentina la semana próxima, en el marco de los Encuentros Abiertos-Festival de la Luz.

"Almuerzo, cocina-fábrica", 1931
"Almuerzo, cocina-fábrica", 1931 Crédito: Alexander Rodchenko / Archivo de Alexander Rodchenko y Varvara Stepanova, Moscú

Aleksandr Rodchenko. Fotografías de la Vkhutemas, curada por Irina Chmyreva, Aleksandr Lavrentiev, Ekaterina Lavrentievs (bisnieta del artista) y Alexander Lavrentievs (nieto), recorre un período de diez años en el que Rodchenko enseñó en la escuela estatal de arte y técnica de Moscú, creada en 1920 por un decreto de Lenin. Conocida también como la Bauhaus rusa, la Vkhutemas fue usina de tres movimientos de vanguardia en el arte y la arquitectura: el constructivismo, el racionalismo y el suprematismo.

La imagen de la sobremesa y otras como el famoso retrato de su madre leyendo el diario oficial Pravda en 1924 se encontrarán colgadas a lo largo de tres salas del CCK que parecen contradecir la idea que se tiene en occidente de la personalidad distante y fría del artista. "Muchos hablan de Rodchenko como alguien muy medido, racional. Fue un ser humano. Él fue lo que quiso ser", dice Irina Chmyreva en un recorrido del montaje con la nacion, pocos días antes de la inauguración de la exposición.

"Madre", 1924
"Madre", 1924 Crédito: Alexander Rodchenko / Archivo de Alexander Rodchenko y Varvara Stepanova, Moscú

Refiriéndose a la foto de la madre, Chmyreva reflexiona: "Para algunos, su madre era vista como una "babushka". Esta imagen en verdad es parte de una experimentación, es un recorte muy pequeño del negativo original. Y Rodcha (como le decían sus íntimos) hizo dos versiones: una vertical y otra horizontal. Ella no era solo su madre. Era la persona que lo apoyó desde sus inicios en el arte. Esa foto en su aspecto formal es parte de la modernidad que él estaba describiendo en la ciudad y simboliza, de algún modo, la historia de su familia".

Irina Chmyreva, curadora de la primera muestra de Rodchenko que se expone en Buenos Aires
Irina Chmyreva, curadora de la primera muestra de Rodchenko que se expone en Buenos Aires Fuente: LA NACION - Crédito: Soledad Aznarez

Fotógrafo, pintor, diseñador, cineasta, Rodchenko no fue un artista convencional. Sin embargo, es más conocido por sus fotomontajes o por el uso deliberado de las diagonales en sus composiciones fotográficas al servicio de la propaganda comunista que por sus exploraciones estéticas y técnicas, su incansable producción en una variedad de disciplinas artísticas o el complejo entramado de sus relaciones personales con el ambiente artístico y sus vínculos con el poder oficial de aquellos años.

Es en este recorrido por su producción fotográfica de esos años donde se encuentran los indicios para descifrar sus contradicciones ideológicas en medio de una transformación histórica que culminaría con el abandono de las políticas iniciales de la Revolución Rusa. Rodchenko fue un artista oficial en diferentes momentos de su vida, señala la curadora, y enumera que como miembro de la vanguardia artística apoyó activamente la revolución: dirigió la Comisión de Museos en el Nuevo Ministerio de Educación y Cultura, decidió muchas de las políticas culturales del gobierno revolucionario, condujo el Injuk (Instituto de Cultura Artística) después de que Vasili Kandinsky dejó esta posición y volvió a Alemania, para incorporarse a la Bauhaus.

"Emergencia", 1931
"Emergencia", 1931 Crédito: Alexander Rodchenko / Archivo de Alexander Rodchenko y Varvara Stepanova, Moscú

"Si se desea enseñar al ojo humano a ver de una forma nueva, es necesario mostrarle los objetos cotidianos y familiares bajo perspectivas y ángulos totalmente inesperados y en situaciones inesperadas", decía Rodchenko en 1928. Esta invitación a mirar el mundo de otro modo no iba a coincidir con las convenciones del "realismo socialista" impuesto desde el gobierno central, lo que le valdría la expulsión del grupo Octubre acusado de "formalista reaccionario".

En el CCK, más de cien fotografías del artista ruso se verán desde el próximo jueves
En el CCK, más de cien fotografías del artista ruso se verán desde el próximo jueves Fuente: LA NACION - Crédito: Soledad Aznarez

La muestra de Rodchenko en Buenos Aires se inicia de un modo claro e ineludible con una sola foto, colgada sobre una angosta pared que enfrenta la entrada principal de la sala, como un monolito. Es la imagen de un hombre subiendo una escalera (Fire escape -with a man figure-, 1925). En esa imagen se resume la pasión por las diagonales y los puntos de fuga, pero también por el futuro de una sociedad que creía la más justa de todas. En una de las últimas, (si no la última) un grupo de frágiles pinos se elevan hacia el cielo (Pines, 1927). La composición de ambas fotografías es idéntica en su ascendente verticalidad, pero la escalera y el hombre son representados ahora por la naturaleza que se funde con ellos en el mismo deseo de libertad. ß

Un pionero del fotomontaje

Hacia 1923, Rodchenko estaba usando técnicas de fotomontaje (al igual que los dadaístas en París) en sus trabajos de diseño. En la muestra del CCK pueden verse tres ejemplos de ese mismo año realizados para el poema de Vladimir Mayakovsky "About that", una historia de amor. En ellos, el artista recortó fotografías de diarios y revistas, como también imágenes del propio Mayakovsky y Lilia Brik fotografiados juntos por primera vez por Abram Sterenberg, y las superpuso con otras imágenes de objetos de la vida cotidiana, de acuerdo con el carácter documental característico de toda la poesía de Mayakovsky.

"Asfalto. Peatones", 1928
"Asfalto. Peatones", 1928 Crédito: Alexander Rodchenko / Archivo de Alexander Rodchenko y Varvara Stepanova, Moscú

Para agendar

Alexander Rodchenko. Fotografías de la Vkhutemas. Desde el 9 de agosto, en el CCK, Sarmiento 151, sexto piso. Ese día habrá un recorrido guiado para el público con la curadora de la exposición Irina Chmyreva. Gratis.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.