Un prototipo de loft sustentable y de estilo fabril rodeado de naturaleza

13 de agosto de 2018  

¿Hasta dónde puede llegar la confianza de un cliente en sus arquitectos? En este caso, hasta ponerse en manos de un trío de profesionales que quería realizar el prototipo de un novedoso sistema de viviendas. El concepto se llama "Warehouse", y fue creado por Julián Carluccio, Sebastián Lebuis y Eugenio Casano, responsables del estudio CLC. ¿De qué se trata? De construcciones –estándar por fuera y personalizables por dentro– que se terminan en un lapso de entre 8 y 10 meses a un precio accesible, casi no requieren mantenimiento y son sustentables.

Con todos esos atributos, el dueño de casa dijo "sí" con los ojos cerrados, y pusieron manos a la obra para levantar este loft de aires neoyorquinos e impronta industrial en un entorno blandamente verde.

Ubicada estratégicamente al lado de la ventana, la escalera libera al máximo la planta baja. Crédito: Daniel Karp

En el amplio hall de entrada, dos alfombras (Sol Palou Deco), sillón Bergère tapizado en cuero rojo y manta gris de lana y algodón de 2x1,3m (Sol Palou Deco). En todo el interior se usó chapa, pero muy bien tratada para darle lindísima presencia. Como primera medida, se desgalvanizó con vinagre; luego, se pintó.

Pensamos una casa dinámica, con la capacidad de adaptarse a las nuevas estructuras familiares, hecha con materiales nobles y que exigiera poco mantenimiento
Sebastián Lebuis

Gracias al sistema de bandejas, las luces pueden cambiar de lugar en cualquier momento y son muy fáciles de instalar. Crédito: Daniel Karp

La ubicación de la salamandra con puertas de vidrio modelo "Lapacho 110" (Ñuke) permite contemplar el fuego desde varios puntos. Además, el tubo también calefacciona la planta alta. Sobre el sofá de cuero color habano, almohadones teñido en gris, color piel, de lino desflecado y rayado; sobre la mesa ratona, terrario con maceta de cerámica y planta (todo de Sol Palou Deco).

Las ventanas de la cocina se hicieron finas para subrayar la contundencia del cubo desde el exterior. La entrada de luz se compensa con las grandes aberturas de acceso. Crédito: Daniel Karp
El frente del mueble de la mesada es símil madera. Crédito: Daniel Karp

En la cocina integrada, la barra de madera con frente de chapa acanalada (Old Rider Garage) -con banquetas de madera y hierro- marca un punto de encuentro con mucha onda en el living.

Los arquitectos Eugenio Casano, Sebastián Lebuis y Julián Carluccio, del estudio CLC. Crédito: Daniel Karp

Los puentes y balcones son de hierro pesado; las columnas y la escalera, de chapa semilla de melón, refuerzan el clima fabril.

La casa se apoya en una platea de hormigón armado. Entre las placas de revestimiento y la mampostería, queda una cámara de aire que regula el frío o el calor.

Cuando se abren de par en par los portones de chapa de los dormitorios, se tiene una vista fabulosa de casi toda la casa y el jardín. Crédito: Daniel Karp
Con los sobrantes de planchuelas de hierro de la obra se hicieron las manijas y picaportes de todas las puertas. Crédito: Daniel Karp

En el primer piso hay tres habitaciones, y todas balconean a la planta baja. Como si fueran las de un galpón, sus puertas, que llegan hasta el cielo raso, corren sobre rieles para estar a tono con la propuesta estética y ahorrar espacio. Las paredes tienen revestimiento enchapado de madera natural atornillado a las placas de yeso de base.

Sobre la cama del dormitorio principal, manta con lentejuelas, almohadones de terciopelo alargado, color natural con flecos, de red y de terciopelo y lino (todo de Sol Palou Deco). Crédito: Daniel Karp
En otro de los cuartos, cama con acolchado de una plaza y almohadón de tusor con estampa (Sol Palou Deco). Sobre uno de los estantes, lámpara en forma de estrella. Crédito: Daniel Karp

Las paredes del baño son de microcemento, los pisos de porcelanato ‘Legni Castle’ color negro (Ilva), y la bacha se apoya sobre la mesada de madera. El cuadro y el canasto son de Sol Palou Deco. En la zona de los sanitarios, cerámicos negros ‘Subway tile’.

El desagüe de aguas grises se utiliza para abastecer la mochila del baño.

En el acceso al quincho, una mini entrada para la mascota de la familia, una gata. A la der., las lámparas colgantes están en sintonía con el clima de toda la casa. Crédito: Daniel Karp

Una puerta lateral comunica a la casa con la galería y el garaje. Este espacio es un bloque con techo de hormigón y pisos de microcemento. Dos detalles que llaman la atención: la construcción elevada y las tres columnas que se colocaron en una de las esquinas.

Las banquetas y las mesas de la zona de la parrilla son de hierro y madera de guayubira. Están dispuestas en forma de L y tienen ruedas para cambiar su distribución con facilidad. Crédito: Daniel Karp
La tapa de la parrilla se dejó oxidar y luego se pintó con laca. Crédito: Daniel Karp

En el acceso a la pileta se usaron las mismas losetas de hormigón que en el entrepiso y en todo el borde se colocaron placas atérmicas.

El agua de lluvia que escurre por la canaleta va a un tanque y se almacena para riego.

Este prototipo de cubo adaptable requiere de bajísimo mantenimiento. Crédito: Daniel Karp

Parecen tablones, pero no: el cubo está revestido con placas de siding cementicio. Para darles este aspecto tan real, las dispusieron en el piso y un pintor las fue trabajando para imitar las vetas, los distintos tonos y el envejecimiento propio de la madera.

Texto : Viviana Álvarez

TEMAS EN ESTA NOTA