Una facultad de Medicina japonesa no quiere que hayan "muchas" mujeres médicas

Una prestigiosa facultad de Medicina de Japón elaboró un plan para evitar que entren mujeres porque "tienden a abandonar la carrera para formar familia".
Una prestigiosa facultad de Medicina de Japón elaboró un plan para evitar que entren mujeres porque "tienden a abandonar la carrera para formar familia". Fuente: AP - Crédito: Ayaka Aizawa
(0)
3 de agosto de 2018  • 15:45

Una de las principales universidades médicas de Japón ha estado bloqueando sistemáticamente el ingreso de mujeres solicitantes al colegio durante al menos ocho años, informaron el jueves agencias locales de noticias.

La Universidad Médica de Tokio, una institución privada constantemente clasificada entre las mejores del país en medicina clínica, ha reducido automáticamente los resultados del examen de ingreso de las candidatas durante la última década, un intento de mantener la proporción de mujeres en cada clase de estudiantes por debajo del 30 por ciento, según informó el diario Yomiuri Shimbun. Según las investigaciones, se aplicó un coeficiente específico a los puntajes de todas las solicitantes femeninas, disminuyéndolos entre un 10 y un 20 por ciento.

Los detalles sobre la alteración se filtraron en medio de una investigación a los principales administradores de la Universidad Médica de Tokio, que fueron criticados en junio por aceptar sobornos de un funcionario del Ministerio de Educación. Masahiko Usui, presidente de la junta de regentes de la escuela, y Mamoru Suzuki, el presidente de la universidad, renunciaron el mes pasado después de las acusaciones de que habían inflado las calificaciones del hijo del funcionario del ministerio para asegurarle un lugar en la escuela.

De las 1.019 mujeres candidatas a la universidad en 2018, 30 mujeres, menos del 3 por ciento, fueron finalmente aceptadas. Casi el 9 por ciento de los solicitantes varones ingresaron, informó el Asahi Shimbun.

Una prestigiosa facultad de Medicina de Japón elaboró un plan para evitar que entren mujeres porque "tienden a abandonar la carrera para formar familia".
Una prestigiosa facultad de Medicina de Japón elaboró un plan para evitar que entren mujeres porque "tienden a abandonar la carrera para formar familia". Fuente: AP - Crédito: Ayaka Aizawa

Kyoko Tanebe, miembro de la junta ejecutiva de la Asociación Conjunta de Mujeres Profesionales Médicas de Japón, dijo al Japan Times que otras instituciones médicas probablemente tengan políticas similares que discriminen a las candidatas. Según datos recientes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, las mujeres representan menos de una cuarta parte de los médicos en Japón, la proporción más baja entre los 34 países de la OCDE estudiados.

Entonces, ¿por qué un país que está luchando contra la escasez de médicos para ayudar a su población que envejece intenta impedir que los candidatos calificados reciban capacitación?

De acuerdo con una fuente anónima que habló con Yomiuri Shimbun, la escuela pensó que las estudiantes eventualmente abandonarían la profesión médica para dar a luz y criar a sus hijos. "Hubo un acuerdo silencioso [para aceptar más estudiantes varones] como una forma de resolver la escasez de médicos", dijo la fuente, agregando que la política era un "mal necesario".

Es cierto que las mujeres tienden a abandonar la profesión a tasas mucho más altas que sus homólogos masculinos (especialmente cuando se convierten en madres), pero muchas personas no están de acuerdo en que mantenerlas fuera de la escuela de medicina sea una respuesta apropiada o efectiva.

"Es un problema sistemático en la sociedad japonesa que no estamos apoyando a nuestras madres, pero esta es la peor forma de solucionar el problema ", dijo Yusuku Tsugawa, un médico japonés que trabaja como profesor asistente de medicina en UCLA.

En un estudio ampliamente leído publicado el año pasado, Tsugawa descubrió que los pacientes tratados por médicas en los Estados Unidos tenían tasas de mortalidad y de readmisión significativamente más bajas que las que atendían los médicos varones en el mismo hospital. Es posible que estos hallazgos no se puedan traducir directamente a Japón, pero Tsugawa cree que todavía no es prudente excluir a posibles doctoras. Exceptuando a los candidatos calificados de la escuela de medicina, particularmente porque Japón continúa lidiando con una población que envejece, dañará al país a largo plazo, dijo.

E incluso si las mujeres japonesas abandonan la profesión a tasas más altas que los hombres en este momento, no es el papel de las escuelas de medicina para arreglar eso, argumentó Tsugawa. "Su trabajo, su rol y su misión es entrenar a los doctores. Su misión no es garantizar una fuerza de trabajo óptima en Japón"

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?