Suscriptor digital

Lollapalooza Chicago: cinco curiosidades de la primera jornada

El gamer Ninja deleitó a los seguidores del Fortnite con una de sus partidas transmitidas en pantalla gigante
El gamer Ninja deleitó a los seguidores del Fortnite con una de sus partidas transmitidas en pantalla gigante
Sebastián Ramos
(0)
3 de agosto de 2018  • 15:01

1. ¿Con qué tema se abrieron las puertas del festival, instalado a orillas del Lago Michigan y con los rascacielos de Chicago de fondo? Ni rock, ni trap, ni electrónica ni hit contemporáneo... Con un calor abrasivo que promete ir por más en los días siguientes, ayer, la décimo cuarta edición del festival hizo su apertura en el lugar que lo vio nacer con el tema de Star Wars.

2. Souvenir. Se sabe que Perry Farrel está en cada uno de los detalles de su criatura, sea musical o extramusical y aquí en Chicago, donde lo recibieron con los brazos abiertos en 2005 y nunca más lo dejaron ir, el hombre se esmera para que todos se vayan contentos. Además de un amplio espacio para camarines, con canchas de ping pong y barra para los músicos, el festival en esta oportunidad les regala a cada artista una remera de los Chicago Bulls, que pueden "tunear" con sus nombres y números favoritos.

Vista nocturna
Vista nocturna

3. Control. El operativo de seguridad, sostienen los organizadores, se ha reforzado este año luego del ataque de un francotirador en una fiesta en Las Vegas, el año pasado, en el que murieron 59 personas. De allí que, más allá de los estrictos puestos de control y de acceso, un helicóptero sobrevuele constantemente el predio y por las noches ilumine las ventanas de los rascacielos en plan escaneo. Tanta es su presencia en torno al Lolla, que el afiche del festival este año incorporó al helicóptero de la policía junto a un dinosaurio y un robot que se mueven entre los edificios.

Ninja jugando
Ninja jugando

4. El Fortnite no podía estar ausente. El juego del momento tuvo también su lugar de privilegio en esta edición del Lollapalooza y lo seguirá teniendo por el resto del festival: Tyler Blevins, mejor conocido como Ninja, uno de los gamers más reconocidos y el mejor jugador del mundo de Fortnite, transmitió en streaming y en pantalla gigante una de sus partidas. Ninja estaba ubicado con su computadora en la zona de backstage y desde allí disparó su juego para alegría de los miles y miles de fanáticos y seguidores del Fortnite que dejaron una imagen inédita en un festival de música: una multitud mirando un escenario vacío en el que proyectaban un videojuego de tiros. En fin.

Público teen
Público teen

5. Rockeros viejos, afuera. Lo que en las últimas ediciones del Lollapalooza Buenos Aires se veía como una tendencia, aquí ya es realidad. El recambio generacional de público y artistas ha dejado afuera aquí a los rockeros mayores, arriba y abajo del escenario. Son pocos los + 40 que deambulan por el predio en el Grant Park y la mayoría de los que se acercaron hasta aquí son acompañados por sus hijos. En un line up con cerca de 180 artistas, Jack White aparece como el más experimentado. Nada de reuniones de viejas bandas o leyendas de la estatura de Robert Plant.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?