Los cuadernos de las coimas: cómo era la relación de Oscar Centeno y Jorge Bacigalupo

Jorge Bacigalupo cuenta sobre su relación con Oscar Centeno

01:17
Video
(0)
3 de agosto de 2018  • 23:19

"Teníamos una amistad común". Así fue como definió Jorge Bacigalupo -el hombre que entregó los cuadernos de las coimas al diario LA NACION- su relación con Oscar Centeno , el chofer de Roberto Baratta .

Desde el año 1998 hasta 2003, Centeno y Bacigalupo se vieron diariamente. Ambos trabajaban como remiseros y eran compañeros de una agencia de viajes en Martínez. La amistad entre ellos no tardó en formarse y con los años llegaron a entablar un vínculo sincero.

Cuenta que cuando Centeno dejó la agencia de viajes para ir a trabajar al Ministerio de Planificación lograron mantener la relación que habían fomentado con los años. "Nos seguimos viendo como amigos: él venía a casa, yo iba a la de él, no con suma frecuencia pero como una amistad común", contó en la entrevista exclusiva que mantuvo con el periodista Diego Cabot por LN+.

Jorge Bacigalupo, amigo de Centeno, fue quien entregó los cuadernos de las coimas al diario LA NACION
Jorge Bacigalupo, amigo de Centeno, fue quien entregó los cuadernos de las coimas al diario LA NACION Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Según declaró Bacigalupo, a mediados del año pasado recibió en manos de su amigo una caja que contenía los cuadernos. "Cuando le pregunté qué había adentro, me dijo que había algunas anotaciones de su trabajo con Baratta", relató. Mientras que opinó, y reforzó una vez más el vínculo que mantenían: "Centeno me los entregó por confianza".

Tiempo después, cuando Baratta -el funcionario para el que trabaja su amigo- cayó detenido fue Bacigalupo quien, en varias oportunidades, según contó, indujo a Centeno para que recurra a la Justicia y se ponga a disposición. Sin embargo, no encontró respuesta positiva de parte de su colega.

Según contó, las respuestas de su amigo lo llevaron a pensar que Centeno estaba identificado ideológicamente con las personas con las que trabajaba. Motivo por el cual no iniciaba un proceso legal. Este fue el origen de sus deseos de entregar los cuadernos a Cabot, en un intento por ayudar. "Mi intención era que esto se conozca. Porque esta gente se llevó puesto todo", expresó.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?