El último texto: miedo por la pérdida del poder

El cuaderno del choferde 2015 muestra el frenesí de los recaudadores ante la debacle electoral
José María Costa
(0)
5 de agosto de 2018  

El último cuaderno de las coimas, que comenzó a ser escrito el 2 de junio de 2015, tuvo como punto de quiebre las elecciones donde Cambiemos desplazó al kirchnerismo del poder.

Los seis meses previos a la derrota de Daniel Scioli , las "recaudaciones" se dispararon. Se jugaba a todo o nada y los fondos eran necesarios para poder continuar en el poder.

Con la caída en la primera vuelta, y un futuro negro, los registros del chofer Oscar Centeno culminaron con un breve texto, el 3 de noviembre de 2015. "14.00. Salió Nelson con el otro chofer, Juan Carlos Ramos, a retirar por la zona de Retiro. Eso me dijo Nelson".

La suma "recaudada" en esas 21 páginas superaría los US$20 millones. Sería el único cuaderno que Centeno no completaría y que discontinuaría 37 días antes del traspaso del mando. "Comienzo a registrar los retiros de dinero porque considero que es increíble todo el tiempo que no lo hice. Dejo aclarado que de manera interrumplible [sic] se viene haciendo con las empresas que logran las licitaciones por obras públicas y pagos por servicios prestados al Ministerio de Planificación y que, por intermedio del Licenciado Baratta y Nelson Lazarte vienen recaudando", explica Centeno en las primeras 10 líneas de la página uno del cuaderno Gloria. Esa página cerraría con la suma de US$1,25 millones recolectados.

Pero en la página tres también recordó un viaje previo que no había registrado y que, por su meticulosidad, no podía dejar de contar. "28 DE MAYO [sic]. Lo llevé a Nelson al Hotel de Esmeralda y retiró 1.000.000 dólares y lo llevamos al Ministerio y se lo entregamos a Hernán en el subsuelo para que se lo entregue a José María Olazagasti y este al Ministro De Vido. Dejo aclarado que todos los viernes voy a la quinta del Licenciado Baratta que tiene en Curahué en Mapuche [sic] a controlar el personal de limpieza y jardinería y en esos días los retiros de dinero los hace Nelson con otro chofer y también a veces viene gente a la oficina del Licenciado a traer dinero [sic]" .

Las del 2 de junio no serían las únicas líneas que escribiría con una suerte de arrepentimiento. Tres meses y cinco días más tarde agregaría: "La verdad de que cada vez que veo toda esta corrupción me duele el alma por la manera que se roban sin escrúpulos y sin medir consecuencias [sic]", se descargó, de puño y letra, en uno de sus cuadernos. Era el 7 de septiembre de 2015 y faltaban pocos días para que el kirchnerismo dejara el poder.

Entre un descargo y el otro ocurrieron las PASO, que abrieron una herida en el poder que comenzaba a correr riesgo. La paranoia y la necesidad de contar con dinero para solventar lo que sería una campaña voto a voto, hizo que los actores involucrados en los cuadernos potenciaran la ruta de las coimas.

"22 DE OCTUBRE. Lo llevo a Nelson a 3 de Febrero 2750 CABA. Cuando llegamos, el portero de vigilancia nos pregunta si veníamos para Super Cemento y Nelson le contestó que sí y nos dijo que pasaramos hasta el subsuelo y estacionamos en la cochera 23. Nelson tomó el ascensor con el bolso y volvió con 800.000 US$ dólares (ochocientos mil dólares). Cuando salimos a la calle, en la esquina se nos quiso cruzar un auto Audi chapa J... 249, es lo que recuerdo y nos seguía persistentemente. En Av. del Libertador cuando doble (veníamos por Congreso) en el primer semáforo me adelanto en contramano hasta cruzar y seguir rápidamente. Con esa maniobra lo despisté y vinimos al Ministerio [sic]", detalló Centeno.

Tras contarle lo sucedido a Baratta, este les dijo que tuvieran cuidado. "A partir de ese día hace que la gente venga a traer el dinero al Ministerio. Entran por cochera porque nadie los revisa y suben a la oficina del licenciado". Ese sería el penúltimo relato del chofer.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.