Suscriptor digital

Aborto: una senadora kirchnerista cambió de opinión y votará en contra de la legalización

García Larraburu indicó que el debate "se instaló como una cortina de humo"
García Larraburu indicó que el debate "se instaló como una cortina de humo" Crédito: Instagram
Gustavo Ybarra
(0)
5 de agosto de 2018  • 11:22

El giro de 180 grados de la kirchnerista Silvina García Larraburu (FPV-Río Negro), que ayer pasó del apoyo al rechazo, elevó a la mitad más uno de la Cámara alta el número de senadores que votarán en contra y dejó el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo al borde del fracaso.

Cuando empiezan a correr horas decisivas, de cara a la histórica sesión del miércoles, el sector que rechaza la legalización del aborto consolida su mayoría, llegando a los 37 votos sobre un total de 72 senadores.

Como contrapartida, con la deserción de García Larraburu, el apoyo a la legalización cayó a 31 voluntades, cifra que incluye a los senadores que impulsan el texto tal cual ingresó al Senado y aquellos que pretenden modificarlo y devolverlo en segunda revisión a la Cámara de Diputados.

Cuando faltan tres días para la sesión, solo quedan dos senadores sin manifestar su postura. Ellos son José Alperovich (PJ-Tucumán) y Omar Perotti (PJ-Santa Fe).

Sin embargo, es un secreto a voces que el legislador santafesino no está de acuerdo con la legalización y trabaja en la redacción de un proyecto de despenalización, con la intención de ofrecer una alternativa al rechazo liso y llano del proyecto que impulsan los "celestes".

Sin dictamen, en la sesión de pasado mañana se discutirá el proyecto aprobado por la Cámara baja. Minar el respaldo de los senadores que piden cambios fue la intención del sector antiabortista al bloquear, el miércoles último, que el plenario de las comisiones de Salud, de Justicia y de Asuntos Constitucionales emitiera despacho.

A pesar del complicado panorama que se les presenta, representantes de la Campaña Nacional por Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito ofrecerán hoy, a las 11, una conferencia de prensa en el Senado para pedir que "se respete la institucionalidad del tratamiento de una ley (sic) fundamental que no debe desatenderse con temas que lo colocan en segundo plano".

Aludieron, así, al eventual debate en el Senado del pedido de autorización para allanar los domicilios particulares y el despacho de Cristina Kirchner formulado por el juez federal Claudio Bonadio en la causa en que se investigan los cuadernos de las coimas (como se informa por separado).

La última semana estuvo plagada de malas noticias para el sector "verde". Entre el lunes último y ayer, cinco senadores anunciaron su rechazo a la legalización y tan solo uno -Eduardo Costa (UCR-Santa Cruz)- sumó su respaldo.

El anuncio de García Larraburu se convirtió en un duro golpe para los que impulsan la legalización del aborto si se toma en cuenta que, hasta ayer, contaba como un voto a favor de la interrupción voluntaria del embarazo.

Un mal proyecto

"Como está hoy la situación, la realidad es que voy a votar en contra. Esta semana se inclinó la balanza a partir de todo lo que fui escuchando y cómo se dio el debate. También tiene que ver con mis convicciones más íntimas", aseguró la senadora para confirmar el cambio de dirección de su postura.

La senadora rionegrina justificó su posición con fuertes críticas al proyecto, del que dijo que era malo. "No va a resolver la problemática de fondo y tiene que ver con intereses económicos foráneos que están impulsando y han puesto muchos recursos para que se dé este debate", afirmó.

Pero también acusó al gobierno de Mauricio Macri de utilizar el tema de manera política. "Esto tiene que ver con una cortina de humo para distraer la atención de los temas de fondo, de los grandes temas urgentes", aseguró.

Para García Larraburu, el debate del aborto en el Congreso "es parte del capricho de un nene bien, poco acostumbrado a la frustración en su pelea con la Iglesia y con el Vaticano".

"Estos son lo resultados: más grietas, más peleas, familias desunidas por este debate, banalidad", agregó, antes de recordar que "el peronismo nunca fue abortista".

El cambio de postura generó la reacción de los sectores a favor de la legalización del aborto. Un grupo de científicos le envió una nota a García Larraburu en la que le pidió que reviera su decisión teniendo en cuenta que preside la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado. Además, militantes realizaron un "pañuelazo verde" en la puerta de su vivienda, en Bariloche.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?