El cuerpo como centro y paisaje de dos miradas distintas

El Ballet Contemporáneo del San Martín estrena un programa doble con apuestas muy físicas de los coreógrafos Lisi Estaràs y Marcelo Savignone
El Ballet Contemporáneo del San Martín estrena un programa doble con apuestas muy físicas de los coreógrafos Lisi Estaràs y Marcelo Savignone Fuente: LA NACION
Laura Chertkoff
(0)
6 de agosto de 2018  

La asombrosa capacidad del Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín para adaptarse a los más diversos estilos coreográficos estará puesta en escena una vez más. A partir de mañana se presentará, en la Sala Martín Coronado, un programa integrado por dos coreografías: Ensueño, de Marcelo Savignone, y SapiensRabia, de Lisi Estaràs.

La particularidad de este binomio está en lo que tienen en común: la creación de ambas obras a partir del elenco de bailarines de esta compañía, en este momento. También los relaciona lo multitudinario de la puesta: 30 intérpretes en escena en el primer caso y 23 para la cordobesa, que hace años se fue a Europa. También las dos son propuestas sumamente físicas. "Creo que mi obra se conecta con la de Lisi en la construcción de la singularidad de los bailarines, sacándolos del tecnicismo y encontrándolos con el gozo", analiza Savignone.

"A mí me parece que suma que vayan juntas -observa ella-. A nivel conceptual se compatibilizan, porque muestran una mirada diferente sobre la misma temática: el cuerpo como centro y paisaje. Son distintos puntos de vista, pero los dos poéticos".

Explorando lo físico, pero con algo más de carga sexual, SapiensRabia no es aconsejable para todas las edades. "Depende muchos de los padres: mi hija tiene 7 años y ve de todo -aclara Estaràs-. Es una obra muy ansiosa, muy respirada".

Los directores llegan hasta aquí por diferentes caminos, y eso hizo plantear los equipos creativos de manera acorde. Marcelo Savignone se presenta a cargo de la "dramaturgia, coreografía y dirección", y con la colaboración artística para el movimiento en escena de Belén Santos. "Aunque soy actor, el teatro que realizo tiene mucha capacidad de movimiento. He compuesto una coreografía dramática -define-. Cuando empezamos a trabajar con los bailarines y bailarinas, nos dimos cuenta de que nos llevábamos mucho mejor de lo que creíamos, no son mundos diferentes: vivimos en el mismo mundo que queremos transformar".

Fuente: LA NACION

Con SapiensRabia ocurrió al revés: el movimiento es un aporte de la directora, pero se explicita que la dramaturgia está a cargo de Sara Vanderieck. "La obra es abstracta y concreta a la vez, y sucede en un lugar que podría ser del pasado remoto o en un futuro distópico", evalúa Estaràs.

Con un clima onírico que indaga en los mitos del pombero, la llorona y el lobisón, en el caso de Ensueño la estructura dramática y el contexto geográfico son fundamentales para su creador. "La pieza está centrada en un cuerpo latinoamericano que puede danzar a través del contenido de lo invisible. El ensueño es una explicación de todo aquello donde la realidad no alcanza", sostiene Savignone.

Y a nivel escenográfico también se distancian: Gonzalo Córdoba Estévez creó para Ensueño un enorme espacio en perspectiva que utiliza hasta el último centímetro del escenario. Con esculturas, sombras, muebles y hasta una aspiradora con la cual bailar.

Kirka Marull, por el contrario, creó para SapiensRabia un espacio escénico reducido casi a las dimensiones de la sala de ensayo, con un telón de fondo translúcido y unas guirnaldas de suero hospitalario.

El cruce con la música popular vuelve a juntarlos de alguna manera, ya que Estaràs, además de la música original de Gabriel Chwojnik, monta toda una escena sobre el tema "Wachas", de Miss Bolivia. "Me encanta la cumbia, tiene una cosa física que trasciende lo racional. Trabajo mucho la idea del éxtasis y lo sensual. Y eso lo absorbí de la música de cuarteto: la alegría de mucha gente junta disfrutando".

Ensueño tiene música original de Diego Frenkel. Y se nota: su calidez en la guitarra acústica, la exploración con los sonidos electrónicos, un obsesivo trabajo de selección de canales y parlantes para lograr un sonido envolvente y en movimiento.

Ambos coreógrafos enfrentan con admiración al Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín. "Estos bailarines son muy virtuosos, mi material requiere un virtuosismo, pero con ellos sube un escalón más", subraya Lisi Estaràs. Y Savignone agradece la experiencia, que, augura, no será la última: "Me generó una gran inspiración moverme. Me quedé con muchas ganas de reencontrarme con la narración del movimiento".

Trayectorias paralelas

Fuente: LA NACION

Marcelo Savignone

  • Director, actor, docente, fundador de la compañía Sucesos Argentinos y actual director artístico del Teatro Belisario.
  • Como actor y director trabaja en diversos lenguajes que incluyen la Commedia dell'Arte y las máscaras balinesas.
  • Asiduo visitante de los textos de Chejov y Shakespeare. Recientemente estrenó Cruel, pieza teatral fundada en Ricardo III, en el Recoleta.

Lisi Estaràs

  • Cordobesa de origen, allí comenzó su formación en danza a nivel universitario. Becada en Israel, se unió al Batsheva Ensemble de Tel Aviv y luego a Les Ballets C de la B, en Bélgica.
  • Alterna producciones en Gante, Berlín, Avignon, Roma, Jerusalén y Córdoba.
  • Suele trabajar en colaboración con Constanza Macras.
  • En 2016 creó Monkey Mind para Platform K, interpretada por tres bailarines con síndrome de Down. Este año volverá a montar una obra con ellos.

Ensueño-SapiensRabia

Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín

Funciones, martes, a las 20.30; jueves, a las 14; sábados y domingos, a las 16, hasta el 9 de septiembre.

Entradas, platea: $140; pullman: $105. Jueves (día popular): $70.

SapiensRabia es un espectáculo sugerido para mayores de 13 años.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?