Suscriptor digital
srcset

Fútbol femenino

Fútbol femenino: un juego para ganar confianza y autoestima

(0)
6 de agosto de 2018  

Faltan 10 minutos para las 15 y las chicas empiezan a llegar a la canchita de fútbol 5 sobre la calle Ada Elflein, en el límite de la villa La Cava, en Beccar. Con calzas, shorts deportivos y alguna campera animal print, dejan las mochilas a un costado y, rápidamente, la decena de chicos que ocupaba el espacio se hace humo.

"Los depa" o "barrio nuevo", así llaman los vecinos a esa zona donde se levantan algunos edificios, y en la que se fueron instalando varias familias de la villa. Gregorio Lizarsoain, que tiene 31 años, se crio en La Cava y es uno de los entrenadores de Hecho Club Social, recibe a "las pibas" con una sonrisa.

Entre ellas está Milagros "Milo" Bengochea (20), que estudia Ciencias Económicas en la UBA y trabaja en un call center. Empezó a jugar al fútbol a los cuatro años, con sus primos, porque era el deporte preferido en la calle y a ella no le gustaba estar en su casa.

Fútbol femenino: un juego para ganar confianza y autoestima

02:57
Video

"Lo más lindo es que lo comparto con la gente que quiero, por eso siempre entreno en el barrio. Para mí, el fútbol es amistad", describe Milo mientras recupera el aire a un costado.

Integración social, equidad de género y respeto por la diversidad sexual son los tres ejes en los que trabajaba, a través del fútbol, Hecho Club Social. Si bien nació enfocado a varones en situación de calle, fueron abriendo distintos espacios para mujeres y, desde 2010, participan con las chicas, además de en torneos locales, en el Homeless World Cup, que ya las hizo conocer ciudades como Río de Janeiro, París, Poznan, Amsterdam y Glasgow. Este año sueñan con juntar los fondos para poder viajar a México en noviembre.

En total, unas 50 adolescentes y mujeres de entre 16 y 45 años juegan ese deporte en Hecho Club Social, en Barracas, Quilmes, Berazategui y La Cava. "Hay mucho más detrás del fútbol femenino que lo competitivo: nosotros apuntamos a que sea un vehículo de desarrollo personal", explica Sergio Rotman, fundador de la organización.

El primer cambio que ve en las chicas es que ganan más confianza en sí mismas y autoestima para expresarse tal cual son. "Eso tiene un correlato en su vida laboral, profesional, en los estudios y en su círculo social", asegura.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?