Juan Martín Del Potro mantiene vivo el sueño del número 3 del ranking

Crédito: DPA
Sebastián Torok
(0)
5 de agosto de 2018  • 18:03

"He tenido mejores días", se resignó Juan Martín del Potro durante la premiación del moderno ATP 250 de Los Cabos (nació en 2016). El tandilense, primer favorito del certamen sobre superficie dura ubicado en una zona paradisíaca y de gran promoción turística de la costa mexicana, perdió la final, la 33ª de single de su carrera (22 títulos), ante el italiano Fabio Fognini por 6-4 y 6-2, en una hora y 19 minutos.

"Falló un poco todo. No pegué mi revés como correspondía y Fabio se dio cuenta de que no hice daño por ese lado y me tiró un 80 o 90 por ciento de bolas ahí. Cuando juego contra un rival tan inteligente como él, se me hace difícil ganar", explicó el tandilense, que comenzó dominando el partido (3-0) y, sin embargo, se fue derrumbando poco a poco. El calor (un promedio de 30° cada noche) y el alto porcentaje de humedad lo incomodaron, pero de ninguna manera es una excusa. Se desinfló ante un contrario tenísticamente inferior. Al jugador entrenado por Sebastián Prieto se lo observó errático, con movimientos aletargados y débil en el saque (tres doble faltas, con un 72% de puntos ganados con el primer servicio, pero solo un 29% con el segundo) frente a un rival de 31 años, entrenado por Franco Davin (coach del tandilense durante ocho años), que leyó bien cada momento, creció durante el match y terminó logrando su tercer trofeo de 2018, tras San Pablo y Bastad, el primero de su carrera sobre cancha dura.

De este modo, Del Potro renunció a la chance de conquistar su título 23° (hubiera quedado a solamente dos trofeos de José Luis Clerc, el segundo argentino más ganador de la historia). Pero, sobre todo, quedó postergado, por unos días, en la pelea por el número 3 del mundo que posee el alemán Alexander Zverev, que defendió con éxito el ATP 500 de Washington al vencer por 6-2 y 6-4 a Alex de Miñaur, un australiano de madre española y padre uruguayo. Del Potro llegó a los 5455 puntos, mientras que Zverev alcanzó las 5665 unidades. Claro que el fanático de Boca podrá obtener su mejor posición histórica en los próximos días durante el Masters 1000 canadiense, donde Zverev también defiende los 1000 puntos del título. Allí, en Toronto, el argentino apenas tiene que refrendar 45 puntos (en 2017 cayó en la 2ª ronda ante el local Denis Shapovalov). Del Potro es consciente de la expectativa que genera su hipotética llegada al podio, algo que para la Argentina pudieron lograrlo solamente Gabriela Sabatini, Guillermo Vilas, Guillermo Coria y David Nalbandian. Sin embargo, intenta escaparle a la presión aferrándose a la mesura. "El ranking no es un tema que me preocupe ni que sea prioridad para mí. Ya veremos cómo estoy en el US Open, que es uno de mis torneos favoritos. Pero tengo que estar en mejores condiciones, sobre todo desde mi lado izquierdo", declaró en Los Cabos, antes de volar a Toronto, donde debutará recién el martes o el miércoles en la segunda ronda frente al ganador de Kei Nishikori (Japón) y Robin Haase (Holanda). En su potencial camino a la final canadiense aparecen Shapovalov o Fognini en los octavos de final, el estadounidense John Isner en los cuartos de final, el español Rafael Nadal (primer preclasificado) en las semifinales y Zverev en la final (el suizo Roger Federer, con un calendario más reducido, no disputará el certamen y reaparecerá en Cincinnati, desde el 12 del actual).

Históricamente, Del Potro no consiguió resultados valiosos en el torneo de Toronto. Sí le fue mejor en Montreal, la otra sede del certamen canadiense, donde se juega en años impares, donde llegó a la final en 2009 (perdió con el británico Andy Murray, por entonces 3° del ranking). De hecho, el tandilense regresará ahora a Toronto luego de seis temporadas: su última y única participación previa allí había sido en 2012, cuando perdió en el debut contra Radek Stepanek. Del Potro hará, en Canadá, algo que suelen ejercitar las raquetas top en Indian Wells: competir en el torneo de dobles también. Justamente lo hará en pareja con Fognini y se presentarán ante el italiano Marco Cecchinatto y el bosnio Damir Dzumhur.

Este año, el campeón del Abierto de los Estados Unidos 2009 había tenido una destacada actuación en el otro certamen mexicano del tour, el ATP 500 de Acapulco, a fines de febrero, donde ganó el trofeo al superar a tres top 10: al sudafricano Kevin Anderson (por entonces, 8°) en la final, al alemán Alexander Zverev (5°) en las semifinales y al austríaco Dominic Thiem (6°) en los cuartos de final. Esta vez, la tierra mexicana le entregó, seguramente, una jugosa garantía económica, pero no le regaló una alegría deportiva.

El cuadro de Canadá

Juan Martín del Potro no será el único argentino en el cuadro principal del Masters 1000 de Canadá. Diego Schwartzman, undécimo favorito, debutará en la primera rueda ante el británico Kyle Edmund. El Peque, además, participará del torneo de dobles en pareja con el austríaco Dominic Thiem; tendrán que presentarse frente a otros dos destacados singlistas como el búlgaro Grigor Dimitrov y el belga David Goffin

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.