Suscriptor digital

Viajes baratos: atajos, trucos y datos para que conocer el mundo te cueste menos

Crédito: ilustración de Ariel Escalante.
Cynthia Consoli
(0)
8 de agosto de 2018  • 13:53

Una noche de vino tinto, crisis financiera y amigos, el canadiense Craig Sowerby empinó la copa y aseguró que gastaría menos dinero viviendo en hoteles que pagando el alquiler de su departamento. Spoiler alert: no solo cumplió y dio la vuelta al mundo, sino que lo hizo en primera clase y hoteles lujosos, usando solamente millas y puntos.

Y vos te acordaste de esos puñados de puntos de aquí y allá. Los del supermercado, los de tu tarjeta de crédito que vencieron y las millas de tus últimas vacaciones. A todo esto, el panorama del país es lo suficientemente incierto como para pensar una y mil veces antes de encarar un proyecto de viaje y la historia de Craig te suena más a una fábula de Disney que a un caso real.

El método que él usó para hackear un año de viajes requiere mucha habilidad para las cuentas. Pero lo importante es la cantidad de recursos reales que existen al alcance de nuestras manos y no conocemos o no sabemos usar. Con este caso como inspiración, pensá..., ¿cómo hackear el viaje de tus sueños para hacerlo posible?

Good news. Hay trucos para ahorrar. Atajos para optimizar el tiempo y explotar el capital. Juegos para transformar la experiencia en un auténtico lujo.

ACUMULAR MILLAS

  • Que tus gastos sumen a las vacaciones: todos los bancos tienen convenios con las aerolíneas para que los gastos sumen millas. Así que pagá todos los gastos cotidianos con una única tarjeta. Lo siguiente es afinar la puntería para sacar más provecho. Investigá las promociones asociadas. Por ejemplo, los puntos de las tarjetas de algunos shoppings una vez al mes se pueden canjear por puntos Latam Pass y otros por los de Aerolíneas Argentinas.
  • Sé fiel a una compañía aérea local: aunque el ticket sea un poco más caro, a veces sirve costear la diferencia que después vas a amortizar con las millas. No malgastes tus puntos en un vuelo local, las tasas cuestan casi lo mismo que el pasaje completo.
  • Unite a una alianza de aerolíneas: las principales son One World, Sky Team y Star Alliance. Es importante conocer qué otras aerolíneas forman parte de la misma alianza. Si volás en cualquiera de ellas, usá tu número de viajera frecuente (de la aerolínea a la que te fidelizaste) y acreditá directamente las millas en tu programa, en lugar de tener que transferirlas de una aerolínea a otra, que tiene costo. Para elegir tu programa, buscá el que tenga más convenios con tus consumos habituales e investigá cuánto cuesta el ticket con puntos de aerolíneas de otros continentes, hay precios insólitos.

VOLAR

  • Flexibilizate: volar los martes y miércoles es más barato; y el 24 y el 31 de diciembre hay tarifas muy buenas. Tener un margen de dos o tres semanas en la fecha de búsqueda abre el abanico para encontrar la mejor tarifa. Salir desde Foz do Iguaçu, Santiago de Chile, Asunción o Montevideo cuesta mucho menos.
  • Estate alerta: a las redes sociales y a los bloggers especializados y suscribite a las noticias de las aerolíneas. Un hack: antes de buscar, borrá las cookies del navegador para que te tome como una usuaria nueva. Y registrate desde otro país, el valor suele ser distinto.
  • ¿Y las low cost?: los tramos one way son la mejor opción (y la más barata) si te llevás tus barritas de cereal, viajás con carry on y te sacás la vuelta separada desde otro lugar. Otras veces, pagando todos los extras, igual el ahorro vale la pena.
  • Upgrade a primera clase: muchas compañías tienen subastas online. Antes del vuelo, apostás en la web con lo que estás dispuesta a pagar para viajar como una celebrity y gana el mejor postor. A veces podés conseguirlo por la mitad de lo que costaría pagarlo.

DORMIR

  • Reservá antes: en ciudades como Nueva York, si querés un precio potable en temporada alta, tenés que reservar ¡once meses antes! Hay sitios con cupones de descuentos o promociones de noches gratis (agoda.com y hoteles.com). Leé siempre la letra chica de los lugares, chequeá si el wifi es gratis o lo vas a pagar aparte y si el estacionamiento está incluido.
  • Fidelizate con una cadena hotelera: suelen tener descuentos de bienvenida a sus programas de fidelidad. Registrate, porque miman a sus socios con noches gratis, desayunos, masajes, Internet o una suite divina. Otro truco: hay hoteles que tienen el sello de "mejor tarifa garantizada", y si encontrás en otro portal la misma habitación más barata y lo reclamás en la página, te igualan la tarifa.
  • Vivir como local: con airbnb.com ahorrás mucho si vas en familia o en grupo de amigas. Con couchsurfing.com podés dormir gratis en la casa de alguien que te presta un sillón, y si querés vivir la de la peli El descanso, donde Cameron Díaz y Kate Winslet intercambian casas, lo podés hacer en lovehomeswap.com. Otro truco casero: comunicá por mail o tus redes a dónde estás yendo y en qué fechas. A veces, el universo conspira y "un amigo de un amigo de un amigo" justo se está yendo de viaje en esa época y te deja su casa.

PASEAR

  • Primero, lo gratuito: googleá actividades gratis de la ciudad a donde vayas. Por ejemplo, en Bryant Park de Nueva York hay cine al aire libre en verano y pista de patinaje en invierno. En la mayoría de las ciudades, hay buenos free walking tours de día y de noche, a la gorra.
  • Usá el transporte público: es ideal para sumergirte en el mundo real. Y si sos bike-friendly, las principales capitales tienen sistemas de bicicletas públicas gratuitas que te permiten ir a otro ritmo.
  • Planificá tu visita a los museos: en Londres y Washington son gratis. En Nueva York, algunos tienen entrada gratis los viernes y en otros pagás una entrada voluntaria.
  • Comprá entradas online: quizá no ahorres dinero, pero te evitás las colas ¡de horas! que puede haber en lugares como la Torre Eiffel.
  • Comprá cuponeras de pases: siempre resultan más baratas que comprar todo por separado, pero sirven solo si vas a estar suficientes días y si estás segura de que vas a usarlas. Por ejemplo, el CityPass de San Francisco incluye hasta el transporte público. Y si sos estudiante, no olvides llevar tu credencial; hay beneficios en todo el mundo.
  • Invertí en un chip de datos local: para optimizar el tiempo, usar las apps, ubicarte rápidamente y chequear horarios.
  • Usá las stories de Instagram: son una ventana para ver en tiempo real qué está pasando, buscando con el hashtag de la ciudad.
  • Buscá walking-tours: hay apps (Field Trip o Stray Boots), guías y blogs con recorridos armados para aprovechar y patear cada ciudad.

COMPRAR

  • Descuentos: en EE. UU., los principales malls y outlets tienen cuponeras con descuentos que bajás de la web o pedís en el centro de información. En el visitors center de Macy's o Bloomingdale's, con tu pasaporte te dan un voucher de descuento que dura un mes. Otro consejo es estar atenta a los tickets de compra, que vienen con descuento para la siguiente compra. Y casi todos los locales tienen un sector de outlet con verdaderas gangas.
  • Tax free: investigá si el país adonde vas te devuelve los impuestos. En cada compra, pedí el sobre de Global Blue y asegurate de entender bien todos los pasos, que pueden variar (en Escocia, por ejemplo, te exigen que salgas del Reino Unido con las compras electrónicas cerradas y sin usar). Andá al aeropuerto con tiempo extra para este trámite.
  • Medios de pago: usá la tarjeta de crédito por sobre todas las cosas, que acumula millas y es lo más seguro. La de débito, muy en segundo lugar. Si bien pagás con la cotización del día, no tiene medidas de seguridad y es muy fácil de clonar y que te vacíen la cuenta.
  • Compras online: sirven para ahorrar tiempo, sobre todo en cosas que ya sabés que tenés que comprar. Amazon te manda el pedido a los lockers que tiene en varias ciudades del mundo, y evitás depender de que el hotel te lo reciba o te cobre aparte. Lo destrabás con un código QR y tenés tres días para retirarlo o vuelve y no te cobran nada. Usá el mes de prueba gratis de Amazon Prime con entrega en uno o dos días.

Apps y webs para que no se te escape nada.

Cazagangas: Google Flights envía alertas y compara precios de aéreos. Hotwire.com tiene ofertas incógnitas de hoteles: revela los servicios y la zona, pero no el nombre, a precios mucho más bajos. Hopper predice el mejor momento para comprar tu ticket. Hotel Tonight actualiza ofertas de último minuto para la misma noche en el lugar donde estés.

Millas: Award Wallet revisa los balances de todos tus programas de fidelización, avisa cuando ingresan nuevos puntos y cuando están por vencer. Award Mapper organiza hoteles de todo el mundo por cadena y muestra cuántos puntos cuesta una noche en cada uno sobre un mapa de Google.

Favoritas: Trip Case sirve para tener en un solo lugar pasajes, tickets y reservas. Arma itinerarios por día, avisa cambios en los vuelos y archiva todo con fecha. Google Trips además sincroniza la info con Gmail y muestra lo más visitado por turistas y locales.

En tránsito: la aplicación de la aerolínea de tu vuelo es fundamental para tener a mano el boarding pass, las modificaciones de tu itinerario y los cambios de puerta. Sleepinginairports.net es una guía de los aeropuertos del mundo para consultar los requisitos de acceso a las salas vip, wifi gratis, cajeros, cargadores de celulares y reviews reales de hoteles y restaurantes.

Movilidad: Google Maps, Here y Maps.me, tienen mapas offline que podés usar como GPS si alquilás un auto. Uber, Lyft y Cabify, para moverte en taxi en países donde no entendés el idioma.

Travel Hacker: el pirata de los aires

Craig Sowerby y su novia volaron 180.000 km y durmieron en 90 hoteles de 35 países usando solo puntos de viajero frecuente. Para él, es un juego en el que no hay que sentirse derrotado antes de empezar, sino encontrar las grietas abiertas que dejan las empresas. No habla de ahorrar, sino de explotar los recursos de su viaje tres estrellas en suites lujosas de cinco: "La recompensa es pasar una semana en un palacio por menos de los 100 dólares por noche que iba a gastar de todas maneras". Explica todos los trucos en las 300 páginas de Travel Hacker, el libro que acaba de editar Planeta. El método se basa en matemáticas para viajar mejor con el mismo presupuesto y hacer que cada gasto vuelva en beneficios para el siguiente viaje.

¿Tenés algún otro dato para viajar barato? ¿Qué podés sumarle a esta guía? También mirá: Alquilé un cuarto en una casa en Barcelona y esto es lo que aprendí y Ropa usada: cómo venderla y hacerte unos pesos extra

Expertos consultados:

Floxie Creadora del blog "El mundo de Floxie, guía para el viajero ilustrado".

www.floxie.com.ar.

Sir Chandler, autor de "Sir Chandler, el blog de un viajero frecuente".

www.sirchandler.com.ar.

Craig Sowerby, autor de Travel Hacker, cómo viajar un año alrededor del mundo usando puntos y millas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?