Demolieron el taller del disidente Ai Weiwei en China

El propio artista publicó imágenes y videos en Instagram
(0)
6 de agosto de 2018  

PEKÍN.- Una excavadora rompe las ventanas del amplio taller del artista Ai Weiwei, en las afueras de Pekín, mientras varias personas sacan sus obras del edificio, a punto de ser destruido. Cae la noche sobre la antigua fábrica de recambios de coches. Un grupo de trabajadores con el torso desnudo se afanan a su alrededor, llevando cajas de madera llenas de creaciones artísticas.

El viernes comenzó la destrucción del principal taller del artista y disidente chino Ai Weiwei, tres años después de su marcha de China.

Horas antes, el artista, de 60 años, que vive en Berlín, había publicado un video en Instagram en el que se veía una excavadora en acción y varios hombres que miraban desde el interior del edificio de ladrillo y cemento, casi desierto.

"Hoy han empezado a derribar mi taller zuo you [izquierda y derecha] sin previo aviso", publicó Ai Weiwei en la red social, bloqueada en China. "Adiós", escribió en inglés. El artista había instalado en 2006 su principal taller en este edificio de estilo industrial.

Ai Weiwei no se mostró sorprendido, ya que el contrato de alquiler del espacio había expirado a fines de 2017, indicó Ga Rang, un asistente que trabajó 10 años a su lado en Pekín.

Según Ga Rang, que gestionaba el taller, era imposible mudarse durante este período debido a la importante cantidad de objetos almacenados en el estudio. Las autoridades encargadas de la destrucción "vinieron y empezaron a romper las ventanas sin avisarnos. Todavía quedaban muchas cosas en el interior", dice el asistente de Ai Weiwei.

Los miembros del taller habían sido avisados de que la mudanza era inminente, pero nadie les había indicado la fecha en la que intervendrían las excavadoras, asegura. Alrededor del edificio, entre los escombros, se encontraban el viernes restos de obras famosas del artista, como una extraña retrospectiva fantasmal.

"Las autoridades dicen que quieren ampliar la zona, construir centros comerciales y oficinas. Pero es una lástima. No volverá a encontrar nunca un lugar como ese en Pekín", lamentaba Ga Rang. "Ai creó aquí un gran número de sus obras emblemáticas". Alejado del centro de la capital, el taller se sitúa junto a una zona industrial llena de tractores y edificios vetustos, donde vendedores de sandías deambulan a lo largo de las calles.

Agencia AFP

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.