Película repetida: en Europa, Sergio Agüero y compañía hacen todo lo que no pueden en la selección argentina

Agüero campeón con el City, una postal frecuente en Inglaterra
Agüero campeón con el City, una postal frecuente en Inglaterra Fuente: AFP
Pablo Lisotto
(0)
5 de agosto de 2018  • 23:13

Para Sergio Agüero todo volvió a la normalidad. Después de la frustrante experiencia con la selección argentina en el Mundial Rusia 2018, fue otra vez figura, goleador y campeón con Manchester City . Con dos tantos suyos, el equipo celeste derrotó 2-0 a Chelsea y se coronó en la Community Shield, la copa que inaugura la temporada y que disputan los últimos campeones de la Premier League y la FA Cup.

"Un nuevo título y pasar los 200 goles con el City. Muy buena manera de empezar la temporada. ¡Y vamos por más!", escribió el delantero en su cuenta oficial de Twitter.

A una semana del inicio de la liga inglesa, en la cual el City debutará el domingo próximo ante Arsenal, Agüero renovó sus votos de amor con los hinchas de un club que lo adora y que no deja de asombrarse con sus logros. Vaya paradoja con todo lo que le ocurre con el seleccionado argentino.

El hombre que llegó hace siete años a Manchester se convirtió ayer en el primer futbolista Citizen en llegar a los 200 goles con esa casaca. Con los dos que le marcó a su compatriota Wilfredo Caballero en la final, llegó a 201 en 293 partidos oficiales, con un promedio de 0,68 por juego. El Kun parece haberse acostumbrado a anotarse en los libros del City. El 1º de noviembre de 2017 ya había escrito su apellido como el máximo goleador de la historia del club, cuando señaló su tanto Nº 178 ante Napoli, por la etapa de grupos de la Champions League.

Las comparaciones evidencian y realzan aún más los logros del Nº 10. En siete temporadas, Agüero logró más títulos de la Premier League que las que tenía el City en los 117 años anteriores a su llegada (3 a 2) y más Copas de la Liga (también 3 a 2). Además, la de ayer fue la segunda consagración suya en la Community Shield de las cinco que tiene la entidad de Manchester.

Agüero es, además, el máximo goleador no europeo de la historia de la Premier League (143 goles en 205 partidos, con un promedio de 0,70 por juego).

Sueños albicelestes (y rojos)

Si la hubiere, quizá la deuda que tiene el Kun con la casaca celeste sea la de conquistar Europa, ya sea en la Champions League, o bien en la Europa League. Pero aún con la clara influencia en el banco de Pep Guardiola, alguien que lo potenció como goleador (durante su gestión, 65 gritos en 85 encuentros, y su mejor promedio en el club: 0,76 por encuentro), en una era gobernada por un insaciable e imbatible Real Madrid, sumado al rol protagónico de Barcelona, PSG, Juventus, Bayern Munich y Atlético Madrid, entre otros, lograr el torneo continental parece un objetivo muy complicado de alcanzar. Hasta aquí, lo más cerca que estuvo fue en la temporada 2015

2016, cuando cayó en semifinales justamente ante el equipo blanco. Fue 0 a 0 en Manchester y un ajustado 1 a 0 en el Santiago Bernabéu. Aquello inició la trilogía del Real Madrid como monarca europeo.

Las chances de cerrar su etapa en el City con un título internacional son reducidas. Como siempre manifestó, más temprano que tarde Agüero volverá a Independiente. Si no emprende el regreso dentro de un año como evalúa su círculo íntimo, lo hará en junio de 2020, cuando finalice su contrato con el club inglés. En ese contexto, apenas le quedan dos ediciones, o a lo sumo cuatro, según su decisión final: la 2018/19 de la Champions (si no avanza a los octavos de final irá en busca de la de la UEFA League), y lo que depare la hipotética temporada 2019/20.

En Avellaneda lo esperan con los brazos abiertos. En ese hipotético escenario, reencontrarse con un futbolista como el Kun, que entonces tendrá 31 o 32 años, sólo genera ilusión, sumada a la ansiedad de que el tiempo transcurra lo más pronto posible. Será, entonces, uno de los regresos más resonantes de la historia del fútbol argentino, junto a los de Sebastián Verón y Carlos Tevez.

Al mismo tiempo, y tal como lo dejó en claro unos minutos después de la eliminación argentina ante Francia en suelo ruso, Sergio Agüero se siente con fuerzas y con ganas de ser parte de la necesaria reconstrucción de la selección argentina. En la zona de vestuarios del estadio de Kazan, el socio y amigo de Lionel Messi desde hace más de una década declaró: "Está claro que, por la edad, vienen jugadores atrás que van a pelear por el puesto, pero mientras el técnico que esté a cargo me siga citando, estaré dispuesto a venir."

Por lo pronto, el primer indicio al respecto se dará en unas semanas. Cuando Lionel Scaloni, el entrenador interino del seleccionado, anuncie los primeros convocados para el primer partido de su gestión (el 8 de septiembre frente a Guatemala), se sabrá si el Kun forma o no parte de la nueva era.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.