Los cuadernos de las coimas: Macri, "dolido" por su primo pero dispuesto a "ir a fondo"

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
Jaime Rosemberg
(0)
6 de agosto de 2018  • 11:46

Cada vez que le preguntaron por su primo Angelo Calcaterra en las últimas horas, Mauricio Macri prefirió el silencio. Pero el Presidente estaba al tanto de los movimientos del ex titular de Iecsa, quien hoy se presentó a declarar ante el juez Claudio Bonadio en el contexto de la causa de los cuadernos de las coimas de la era kirchnerista. Aún así, Macri decidió "no mover un dedo" para defender a su familiar, afirmaron cerca suyo a LA NACION.

En la Casa Rosada, el ambiente era algo apagado, con funcionarios conscientes del "dolor" del Presidente por la situación que atraviesa su primo. Pero a la vez, los funcionarios enfatizaban el "compromiso" del Gobierno por "no tapar a nadie", empezando por casa.

"Era inevitable. Si queremos luchar contra la corrupción, no podemos elegir con quien. Las cosas están pasando, estamos depurando un país", afirmaba un funcionario cercano al jefe de gabinete, Marcos Peña , otro de los que sabía sobre los pasos de Calcaterra.

En la Casa Rosada, el ambiente era algo apagado, con funcionarios conscientes del "dolor" del Presidente por la situación que atraviesa su primo. Pero a la vez, los funcionarios enfatizaban el "compromiso" del Gobierno por "no tapar a nadie", empezando por casa.

"Hace mucho que no hacemos nada para evitar que esas cosas pasen. El clima estaba: no hay una Cámara Federal que tape por pedido del Poder Ejecutivo, como se tapó Skanska", afirmó otro ocupante de un despacho importante, que también enfatizaba el valor de que Calcaterra haya sido "el primero" de la larga fila de empresarios en presentarse a declarar y admitir el pago de coimas.

Otro funcionario cercano al Presidente enfatizaba que la mayor culpa era de la "asociación ilícita" organizada por el gobierno kirchnerista y daba a Calcaterra un papel secundario en la trama. "Armaron una red dónde el que no pagaba estaba terminado. Muchos tuvieron que vender sus empresas para no quebrar, otros no quisieron o no pudieron", explicaba el asesor.

Diputada Elisa Carrió
Diputada Elisa Carrió Fuente: Archivo - Crédito: Mauro Alfieri

Elisa Carrió , quien escribió temprano un tweet de apoyo al Presidente, también fue informada de la movida, según fuentes cercanas a la diputada, que no atraviesa un buen momento anímico por la enfermedad de un familiar. "Sé el dolor que significa en lo personal para el Presidente porque es una persona muy querida, pero ante la Justicia debemos responder todos. Yo lo acompaño y lo sostengo", escribió la líder de la CC-ARI. "Como no lo vamos a bancar, si está entregando a su propio primo. Está jugado en esto", afirmaron a LA NACION cerca de la diputada.

Antes de llegar a la Casa Rosada, el presidente hizo una alusión a la pelea contra la corrupción en un acto del civil 20, vinculado con el G20 , en la Cancillería. "Quiero felicitarlos por haber firmado un acuerdo contra la corrupción. Esto es inédito para el G20. Trabajar por un Estado transparente al servicio de las personas es fundamental para combatir y prevenir la corrupción. Desde la Argentina asumimos un fuerte compromiso con esa agenda, los resultados están a la vista", dijo el Presidente. A la misma hora, su primo estaba declarando en Tribunales que "colaboró" de manera forzada con dinero para la campaña electoral del kirchnerismo y ratificaba las menciones a su empresa incluidas en los cuadernos de Oscar Centeno .

El presidente Mauricio Macri expuso en la Cumbre del C20 - Fuente: Youtube

4:26
Video

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.