Es taxista, vive en situación de calle y sueña con construir una casa para sus diez hijos

"Mis hijos están todos distribuidos en diferentes casas, junto con mi mujer. Yo duermo donde puedo, a veces me quedo durmiendo en las paradas de taxi", cuenta Roberto
"Mis hijos están todos distribuidos en diferentes casas, junto con mi mujer. Yo duermo donde puedo, a veces me quedo durmiendo en las paradas de taxi", cuenta Roberto Fuente: Enviado especial
Victoria Mortimer
(0)
6 de agosto de 2018  • 16:56

Roberto López es taxista y vive en La Plata. Hace dos años, llevó en su taxi a una madre y su hija desde la terminal de ómnibus hasta el Hospital Gutiérrez de aquella ciudad. Luego de dejarlas en el centro médico, el taxista siguió su camino.

"Un rato después de que se bajaran, la operadora preguntó por radio si alguno de los empleados había encontrado unos pasajes, estudios y mucho dinero en el asiento de atrás del auto porque había llamado una señora desesperada", recuerda Roberto. Inmediatamente, luego de descubrir que era él quien tenía las pertenencias, volvió al hospital y le devolvió a la señora los 23.000 pesos que había perdido junto al resto de sus cosas.

Unos meses después, la vida del taxista se volvió muy difícil. Le entraron a robar a su casa y uno de sus diez hijos, quien desde que nació tiene problemas respiratorios, fue internado en el Hospital Gutiérrez, el mismo donde había dejado a aquellas pasajeras. Por el estrés, su esposa, que estaba embarazada, también tuvo que internarse. "Yo cuidaba a mi hijo, la visitaba a ella y trabajaba desde las cuatro de la mañana hasta las 16", relata. "Estaba tan estresado que un día tomando mate me desmayé del cansancio", agrega.

Roberto López junto a siete de sus 10 hijos.
Roberto López junto a siete de sus 10 hijos.

Actualmente, Roberto sigue trabajando como taxista, pero en marzo tuvo que dejar su casa: no le alcanzaba el dinero para pagar el alquiler. "Mis hijos están todos distribuidos en diferentes casas, junto con mi mujer. Yo duermo donde puedo, a veces me quedo durmiendo en las paradas de taxi", cuenta. Trabaja desde las seis de la mañana hasta las 23 y, a pesar de que tiene un terreno donde podría construir su hogar, no tiene la plata suficiente para comprar los materiales. "A veces tengo que pedir en las verdulerías y panaderías para poder alimentar a mi familia", confiesa.

Para ayudar a Roberto y su familia a comprar los materiales para construir su casa, Solidarios Argentina se encuentra haciendo una campaña. Quienes puedan colaborar, contactarse con el Twitter de Solidarios Argentina ( @solidariosrt), a la página de Facebook Gustavo SolidarioRt Florentino o llamando al 11 6027 0257.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.