Aprendió recetas en México, hace helados de alcohol y quesos y factura $10 millones por año

Yamila Guzmán trabajó un año para mejorar la receta de helados con alcohol por la propiedad anticongelante de la bebida
Yamila Guzmán trabajó un año para mejorar la receta de helados con alcohol por la propiedad anticongelante de la bebida
María Julieta Rumi
(0)
7 de agosto de 2018  • 13:01

Yamila Guzmán no tenía nada que ver con el rubro heladero, sino que solía dedicarse al marketing. Sin embargo, siempre soñó con tener un emprendimiento gastronómico propio y creyó que a los helados se les podía dar una vuelta de tuerca. Primero estudió con un maestro heladero en Victoria, Tigre, y luego viajó a México para aprender a hacer helado de alcohol. Sin embargo, la receta mexicana es muy distinta a la italiana, que es a la cual los argentinos estamos acostumbrados. Entonces pensó en mejorarla y así nació Alchemy.

"Cuando volví de México estuve un año haciendo recetas por la propiedad anticongelante del alcohol. Monté mi fábrica separada del local. Y cuando estaban listos, aparte de los de alcohol, empecé con los helados exóticos como los de palta, wasabi, berenjena o remolacha, y después los de queso", explicó en diálogo con LA NACION.

Mistral Sour, un helado con alcohol que mezcla maracuyá con pisco
Mistral Sour, un helado con alcohol que mezcla maracuyá con pisco

Guzmán contó con un socio inversor que inyectó inicialmente US$300.000 y este año proyecta superar los $10 millones de facturación. Además, analiza lanzarse a franquiciar el negocio en 2019 para sumar más sucursales a la actual, ubicada en Palermo.

Sin embargo, en el local también hay servicio de cafetería y bar y DJ en vivo algunos días de la semana. La empresa también sumó un componente familiar. Además de sus 11 empleados, Guzmán tiene a su madre como socia menor.

Consultada por las primeras reacciones que generó el producto, dijo que hubo mucha difusión boca a boca y después en el mundo gastronómico, ya que hay restaurantes que compran el helado como postre. "La planta productiva que tenemos en Flores es grande como para abastecer a cinco o seis sucursales", dijo.

Y si hubo un gusto al que no le tenían mucha fe, pero logró buena recepción entre los consumidores, fue el de queso azul. "Fue un sabor que tuvo tanta aceptación que seguimos con los helados de queso atuel y provolone, aunque el de queso azul es el que más vendo. La gente se lleva los helados exóticos y vuelve. Nunca hicimos marketing ni nada. Todo es orgánico", aseguró.

Roquefort, uno de los gustos de queso que más prendió
Roquefort, uno de los gustos de queso que más prendió

En cuanto a los sabores con alcohol, Guzmán dice que los más pedidos son el Moscú Mull (que tiene limón jengibre y vodka), el Tifón del Oriente (con maracuyá, jugo de naranja, almíbar de té verde y ron), el Gin Tonic con pepino, Piña Colada y el de cerveza.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?