srcset

Detrás de la música

La noche de la bestia, la ópera que nació como un juego de niños

Helena Brillembourg
(0)
7 de agosto de 2018  • 00:15

La platea del Centro Cultural 25 de Mayo recibe una descarga de energía similar a cuando los chicos salen de sus clases para ir a jugar al recreo. La diferencia está en que aquí vienen para ensayar una obra en la cual, desde su origen, ellos han sido los protagonistas absolutos. Los más chicos corren fascinados a probarse el vestuario mientras otros se van colocando a un costado del escenario con sus flautas dulces en la mano. Los más grandes, todos adolescentes, son los que tienen la mayor responsabilidad dramática y se maravillan al escuchar sus voces amplificadas a través de los micrófonos. No parecen estar conscientes de que su obra forma parte de un festival que, en esta, su segunda edición, busca ampliar los horizontes de producción de la ópera contemporánea en la Argentina.

Todo comenzó el año pasado con un taller artístico dirigido por la actriz Teresa Floriach, en colaboración con el director Pablo Maritano. Allí, un grupo de alumnos del Colegio Hermanos Latinoamericanos y niños de la villa 20, a los que luego se les sumó otro grupo del Colegio Inmaculada Concepción del barrio Ramón Carrillo (todos de Villa Lugano) fueron compartiendo testimonios y actividades que dieron origen a La noche de la bestia. La experiencia fue tan exitosa que Miguel Galperín, director del Festival Nueva Ópera Buenos Aires (Fnoba), les propuso sumar la pieza al festival. Contaron para ello con la colaboración de Corporación Buenos Aires Sur y el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC). Así surgió esta especie de work in progress que se presentará mañana en formato de radioteatro, con la lectura del guión escrito por Javier Walpen, acompañado con la música compuesta por el grupo contemporáneo UMS N JIP, integrado por la flautista Ulrike Mayer-Spohn y el tenor Javier Hagen.

Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

Entre los directores Floriach y Maritano, la complicidad es absoluta y se percibe el compromiso que sienten frente a estos chicos a los que no abandonan ni siquiera en el escenario. Se convierten en una especie de testigos de la historia que se va desarrollando en la que la violencia, la traición y el sicariato se van asomando, y que poco a poco va describiendo un pasado traumático en un orfanato.

"El tema de la obra y los personajes salieron de las películas de terror. Todos, hasta los más chicos las ven. En realidad, estas películas vienen a cumplir las mismas funciones que los cuentos de hadas: son lugares con los que ellos se identifican. En la obra hay algo de la historia de vida de cada uno, ellos fueron armando los personajes y definiendo quién era cada uno. El teatro como la música trabaja la escucha, la propia y la ajena. En realidad, ese fue nuestro enfoque. Que aprendan a escucharse a ellos y a otros a través de herramientas que no conocían", explica Maritano.

Para Floriach, quien los ha ido entrenando desde lo actoral, la finalidad que busca esta experiencia es muy clara. "Después de haber compartido todos estos meses con ellos en los lugares en los que viven, el hecho de poder representar esto fuera los hace visibles y protagonistas, eso es un cambio radical. Les empieza a revelar una serie de posibilidades para sus vidas y eso es importante".

Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

El Fnoba tiene como finalidad mostrar una "foto" de la producción contemporánea actual y un nuevo modo de gestión: la gestión asociada en la cual se pueda unir recursos públicos, privados y de diversas ONG. En total va a presentar nueve óperas, una serie de trabajos en proceso y una clase-concierto a cargo del compositor Oscar Strasnoy. También ofrecerá un seminario sobre creación de nueva ópera llamada Escuela de Invierno. Suma también espacios no convencionales para mostrarlas, como son el Planetario, el Centro Cultural Haroldo Conti, el Museo Nacional de Bellas Artes, El Galpón de Guevara, el Teatro 25 de Mayo, la Biblioteca Nacional y la Fundación Williams. Todas las actividades son gratuitas.

La noche de la bestia. Centro Cultural 25 de Mayo, Av. Triunvirato 4444. Este miércoles, a las 19. fnoba@fundacionwilliams.org.ar

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.