La televisión y la radio, más codiciadas que las redes sociales

Jair Bolsonaro, el candidato que promueve la mano dura, junto con su esposa
Jair Bolsonaro, el candidato que promueve la mano dura, junto con su esposa Fuente: AP
La propaganda gratuita es clave para fortalecer la imagen de los candidatos en todos los rincones del país
Alberto Armendáriz
(0)
7 de agosto de 2018  

RÍO DE JANEIRO.- Los candidatos presidenciales brasileños tienen puesta la mirada en el horizonte, en el campo de batalla que los analistas creen que será decisivo para ganar las elecciones de octubre: el horario de propaganda gratuito en radio y televisión, que comenzará el 31 de agosto.

Históricamente, estos espacios han sido claves para que los aspirantes al Palacio del Planalto puedan explicar sus propuestas y fortalecer sus imágenes en un país de características continentales como Brasil. Los candidatos no pueden físicamente llegar a todos los rincones del mapa, pero la radio y la televisión sí.

"Aun con el crecimiento en los últimos años de las redes sociales, el horario de propaganda gratuito en radio y televisión es muy valorizado por las campañas partidarias. Es la principal fuente de información para los sectores de la población más pobres, menos instruidos y más alejados", resaltó a LA NACION Mauro Paulino, el director de la encuestadora Datafolha.

Según un sondeo realizado en mayo por la Secretaría de Comunicación federal, el 89% de los brasileños se informan mediante la televisión. Y si bien de acuerdo al último relevamiento del Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE) el 70% de los 209 millones de brasileños acceden a Internet -principalmente a través de sus teléfonos celulares-, solo un 50% tienen intimidad suficiente con las redes sociales.

Frente a este panorama, los candidatos buscaron alianzas con otros partidos para asegurarse tiempo en el horario de propaganda gratuito en radio y TV, que es distribuido según la representación en el Congreso que tiene cada fuerza política.

Este año, el espacio electoral gratuito contará con dos bloques diarios de 12 minutos y 30 segundos cada uno, a las 13 y las 20.30, todos los martes, jueves y sábados, del 31 de agosto al 4 de octubre.

Quien ya se aseguró la mayor cantidad de tiempo de propaganda gratuita es el candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), del exgobernador de San Pablo Geraldo Alckmin.

Alckmin contará con 5 minutos y 30 segundos gracias a los acuerdos sellados con otras fuerzas políticas menores (Partido Progresista, Partido de la República, Partido Laborista Brasileño, Partido Popular Socialista, Demócratas, Partido Republicano Brasileño, Partido Social Democrático, y Solidaridad), muchas de ellas manchadas por acusaciones de corrupción reveladas por la operación Lava Jato.

Detrás de Alckmin se ubicará, con 2 minutos y 27 segundos, el Partido de los Trabajadores (PT), que insiste en presentar la candidatura del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva aunque esté encarcelado por corrupción.

El exalcalde de San Pablo Fernando Haddad es el elegido del Partido de los Trabajadores brasieleño
El exalcalde de San Pablo Fernando Haddad es el elegido del Partido de los Trabajadores brasieleño Fuente: AFP

Mientras el Tribunal Superior Electoral no impugne el nombre de Lula, el partido piensa transmitir mensajes suyos grabados antes de que quedara preso en Curitiba; luego será su actual compañero de fórmula, el exalcalde de la ciudad de San Pablo Fernando Haddad, quien explotará al máximo ese valioso tiempo.

Candidato del oficialista Movimiento Democrático Brasileño (MDB), Henrique Meirelles, exministro de Economía del presidente Michel Temer, es el tercero más beneficiado con el reparto del espacio gratuito de propaganda: 1 minuto y 55 segundos.

Sin embargo, Meirelles tiene apenas un 1% de intención de voto en las encuestas y pocos creen que sus apariciones televisivas puedan mejorar su desempeño electoral.

En cuarto y quinto lugar en la distribución de la propaganda gratuita se ubican el exgobernador de Ceará Ciro Gomes, del Partido Democrático Laborista, con 40 segundos, y la ecologista Marina Silva, de la Red Sustentabilidad, con 24 segundos.

De entre los principales candidatos, quien menos tiempo tendrá será curiosamente quien ocupa el segundo puesto en intención de voto después de Lula, el diputado ultraderechista Jair Bolsonaro, del pequeño Partido Social Liberal, con apenas 9 segundos.

Debido a sus siempre controvertidas declaraciones, Bolsonaro ha sido un fenómeno en las redes sociales, pero enfrenta un duro camino para ampliar su base electoral y la escasa propaganda gratuita -por no haber conseguido hacer alianzas con otros partidos- no lo ayudará en su propósito de llegar a presidente.

"Sin dudas, Alckmin tendrá una gran oportunidad en el horario gratuito para explicar sus ideas, pero ese alto grado de exposición también puede jugarle en contra: deberá justificar las alianzas que hizo con partidos denunciados por corrupción", advirtió Paulino. "Bolsonaro y Marina Silva, en tanto, dependerán mucho de su accionar en redes sociales, y todavía no se sabe cuán relevante será esa presencia virtual en la definición del voto de los brasileños", agregó el encuestador.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.