En unas 30 escuelas no hubo clases por deficiencias en los servicios de gas

Están distribuidas en 12 municipios del conurbano y en La Plata; la muerte de una vicedirectora y de un portero por un accidente generó incertidumbre entre las comunidades educativas
Están distribuidas en 12 municipios del conurbano y en La Plata; la muerte de una vicedirectora y de un portero por un accidente generó incertidumbre entre las comunidades educativas Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
María José Lucesole
Jesús Cornejo
(0)
7 de agosto de 2018  

LA PLATA.- La explosión en la Escuela N° 49 de Moreno, donde la semana pasado murieron su vicedirectora y su portero, dejó en evidencia las falencias de infraestructura escolar que tiene la provincia, y provocó la reacción de la comunidad educativa: en al menos 30 colegios, de 12 municipios, se suspendieron las clases por fallas en los servicios de gas o de electricidad, por falta de agua o por temor a derrumbe.

Los sindicatos de maestros afirmaron que la situación es crítica, y que al menos el 40% de las escuelas bonaerenses tienen serios problemas edilicios. Es más, el Frente de Unidad Docente Bonaerense (que integra a los sindicatos más importantes) difundió un relevamiento en el que se detalló los problemas de cada una y denunció que hace meses que entregaron esa información al gobierno de María Eugenia Vidal.

"Ya llevamos dos cartas [al director general de Cultura y Educación], Gabriel Sánchez Zinny, y otra a la gobernadora para advertirles la crítica situación de infraestructura que tienen algunos establecimientos. En ese listado estaba la Escuela N° 39, de Moreno. Hay otros tantos colegios que tienen panoramas similares y que hoy [por ayer] suspendieron las clases para pedir que solucionen sus problemas edilicios", dijo a LA NACION Roberto Baradel, titular del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba).

Las autoridades de la Dirección General de Cultura y Educación admitieron que hay miedo en muchas escuelas tras el accidente mortal en Moreno. Para el gobierno provincial, las falencias en infraestructura escolar devienen de la falta de mantenimiento de más de una década. Por eso, ayer, se inició un operativo en Moreno para relevar las escuelas del distrito y tratar de llevarle tranquilidad a la comunidad.

Se anunció que habrá equipos de gasistas, electricistas y técnicos recorriendo las 275 escuelas que funcionan en Moreno para dar respuestas a los problemas de infraestructura.

Ayer siguieron los problemas: durante la mañana, más de 400 alumnos fueron evacuados de la Escuela N° 8 de Merlo por un aparente escape de gas. La situación preocupó a maestras y autoridades que solicitaron la intervención de los responsables de infraestructura para chequear que no existiera un riesgo como el que terminó con la explosión del jueves pasado.

En la Escuela Secundaria 59, de La Estrella, en el mismo distrito, se suspendieron las clases. "No sabemos si tuvimos una fuga de gas. Cuando comenzó el invierno se prendieron las estufas en las aulas, pero salía mucho olor. Maestros y alumnos terminaban con dolor de cabeza. Se decidió cerrar la llave de paso y pedir que se revisen. Eso fue hace varias semanas y no tuvimos respuesta. Además, cada vez que llueve hay filtraciones que provocan cortocircuitos. Todos tienen temor. Por eso se decidió llamar a los padres y suspender las clases", dijo Florencia Cabral, profesora de ese colegio.

En La Plata cinco establecimientos interrumpieron las clases. La Escuela Secundaria 59, de avenida 122 entre 603 y 604, en Villa Elvira, cerró sus puertas en medio del temor por un posible escape de gas. Padres y maestros aguardaron la llegada de técnicos y la intervención de la empresa Camuzzi.

En la Escuela N° 45 comentaron que por una fuga de gas hubo dos menores descompuestos, asistidos por una ambulancia. En la Escuela N° 12 de City Bell denunciaron: "Desde hace dos años existe una pérdida de gas en la cocina y nadie ha hecho nada para solucionarlo". En ambas no hubo clases, al igual que en la primaria Nº 31 de Tolosa. Allí no recibieron a los alumnos por los riesgos que representaba una fuga de gas.

Hubo reiteradas denuncias que generaron que la empresa Camuzzi Gas Pampeana, a cargo del suministro, retirara el medidor hace aproximadamente un mes y medio. Voceros de la compañía explicaron que el medidor fue retirado el 18 de junio a raíz de diversas fugas, el daño de un gabinete y varios artefactos que funcionaban de forma irregular.

Las clases también se suspendieron en la Escuela N° 13 por fuga de gas. En San Isidro sucedió lo mismo en la primaria N° 1, la secundaria N° 18 y el Instituto de Formación Docente 12.

En Lanús se suspendieron las clases de la Escuela N° 37 por fallas en los servicios de luz y gas. En Lomas de Zamora sucedió lo mismo en la 32 (por la refacción del servicio de gas en la cocina) y 33 (se quemó el sistema eléctrico).

En Avellaneda se registraron fallas en la escuela primaria 38 y en las secundarias 6 y 45. En escuelas de General Rodríguez y José C. Paz también hubo problemas por deficiencias en esos servicios.

Al cierre de esta edición no todas las escuelas habían recibido la asistencia prometida. "No vino nadie. Pero los vamos a esperar toda la semana si hace falta. En la escuela hay serios problemas con el gas, ya que tuvimos que evacuar dos veces la escuela, y con la electricidad. Nos dijeron que los cables son muy viejos y que hay que cambiar todo la red. El año pasado hubo un cortocircuito en un aula que se prendió fuego por completo. Ocurrió un rato antes que llegaran los chicos. Por suerte no hubo que lamentar víctimas", concluyó Miriam Sarmiento, directora de la Escuela N° 36, del barrio Victoria, en Moreno.

La problemática, en cifras

  • 12.000 escuelas con problemas: Así lo revela un informe que los gremios docentes le entregaron al gobierno bonaerense el 19 de mayo pasado
  • Escapes y filtraciones: Los problemas en los servicios de gas y de energía eléctrica parecen ser los más reiterados en los establecimientos públicos de la provincia

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?