Las jubilaciones subirán un 6,68% en septiembre

A septiembre las jubilaciones habrán acumulado una suba nominal de 19,2% desde enero
A septiembre las jubilaciones habrán acumulado una suba nominal de 19,2% desde enero Fuente: Archivo
Silvia Stang
(0)
7 de agosto de 2018  • 09:42

Las jubilaciones y pensiones a cargo de la Anses, el salario familiar y la asignación universal por hijo (AUH) subirán en septiembre un 6,68%, tal como ya se había anticipado. El porcentaje de la recomposición de ingresos fue oficializado por la resolución 10 de la Secretaría de Seguridad Social, que se publicó hoy en el Boletín Oficial.

De esta manera, al noveno mes del año los ingresos habrán subido nominalmente un 19,2%, luego del 5,71% aplicado en marzo y del 5,69% de junio. La jubilación mínima será a partir del mes próximo de $8637,14 y la máxima, de $63.277,21. La Prestación Universal para el Adulto Mayor (PUAM), a la que se accede con 65 años y sin necesidad de aportes, quedará en $6909.

En total y según y el director ejecutivo de la Anses, Emilio Basavilbaso, serán 17,7 millones las personas que verán incrementados sus ingresos; de ellos, 6,9 millones son jubilados y pensionados.

Al noveno mes del año las jubilaciones habrán acumulado un alza del 19,2% desde enero
Al noveno mes del año las jubilaciones habrán acumulado un alza del 19,2% desde enero Fuente: Archivo

La de septiembre es la tercera suba para las jubilaciones y prestaciones sociales que se otorga utilizando la fórmula de movilidad aprobada a fines de 2017

Uno de los conceptos que se elevará será la asignación universal por hijo (AUH): pasará a ser de $1684.

Ese importe le corresponderá también a los asalariados del tramo de ingresos más bajos (el tope de ese primer tramo se ajustará para ubicarse en $26.129) y a los monotributistas de las categorías A, B y C.

A medida que suben los ingresos, los pagos por hijo van decreciendo y, en todos los casos, subirán un 6,68% en septiembre. Así, para los asalariados que cobren ese mes entre $26.129 y $38.322, la suma será de $1134 (al igual que para los monotributistas de la categoría D); en el caso de ingresos de $38.322 a $44.244, se cobrará por hijo $683 (en el monotributo, esa cifra le corresponde a la letra E) y, por último, si el salario supera la última cifra y no es mayor a $83.917, por hijo se percibirá $350, importe que recibirán los monotributistas de las categorías F, G, H e I.

El tope de ingreso familiar para cobrar la asignación por hijo no fue elevado sino que, por el contrario, a partir de septiembre se reducirá de $94.786 a $83.917. Además, para tener el derecho al cobro ninguno de los padres podrá tener una remuneración mayor a $41.959.

La aplicación de la movilidad también implica el alza de la asignación por hijo con discapacidad (quedará en $5491) y de los pagos por nacimiento, adopción, matrimonio o cónyuge (esto último, solo en el caso de jubilados).

Según se justificó desde el Gobierno, la reducción del tope de ingresos para cobrar tiene que ver con alinear el límite del sistema de asignaciones familiares con el salario a partir del cual un trabajador dependiente está afectado por el impuesto a las ganancias y, por tanto, puede deducir un monto anual por cada hijo a su cargo. Según explicaron en la Anses, el tope para el salario familiar será actualizado a partir de ahora una vez por año, en cada mes de enero y en igual porcentaje que se ajusten todos los parámetros del impuesto a las ganancias (ese porcentaje es el de la evolución de un índice salarial llamado Ripte).

La medida de reducción del tope salarial fue dispuesta por el decreto 70, el mismo que dispuso rebajar los montos de las asignaciones en las provincias que cobran cifras superiores a las generales (en este tema en particular, el Gobierno decidió suspender la decisión por al menos 30 días).

Por el sistema, de movilidad, también se elevarán en un 6,68% los montos de los aportes previsionales de los autónomos y el salario tope para calcular los aportes de los asalariados, que quedará en $97.637.

La de septiembre es la tercera suba para las jubilaciones y prestaciones sociales que se otorga utilizando la fórmula de movilidad aprobada a fines de 2017. El cálculo implica sumar el 70% de la variación trimestral del índice de precios al consumidor y el 30% de la evolución de los salarios según el Ripte. En este caso, se considera lo ocurrido con esas variables entre los meses de enero y marzo últimos.

La siguiente recomposición se dará en diciembre. En ese caso se observarán la inflación y los salarios del segundo trimestre del año. En ese período, la inflación acumulada fue del 8,7% y, por tanto, ya se anticipa que el último ajuste será el más alto del año. Sin embargo, no llegaría a compensar la inflación: los cálculos indican que la suba total acumulada rondaría el 28% o 29%, en tanto que la última medición de expectativas entre consultoras y centros de estudios económicos publicada por el Banco Central arrojó que se espera un aumento promedio de los precios minoristas del 31,7% para todo 2018

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.