Una madre alemana prostituyó a su hijo por Internet y fue condenada a 12 años de cárcel

Fotógrafos toman imágenes de la acusada, la madre de un chico de 10 años Crédito: DPA
7 de agosto de 2018  • 11:00

FRIBURGO.- La Justicia de Alemania condenó hoy a 12 años y seis meses a una madre que abusó y ofreció durante más de dos años a su hijo de actualmente diez años a través de la Darknet (Internet profunda), una parte de la red que facilita el anonimato, donde una serie de hombres pagaron para poder violarlo.

Los jueces del Tribunal Regional de Friburgo sentenciaron también a su antiguo compañero a 12 años de prisión, seguidos de prisión preventiva. Además, los dos condenados pagarán un total de 42.500 euros en concepto de daños y perjuicios al chico y a otra víctima, una chica.

La madre, de 48 años, y su pareja, de 39 años, con antecedentes penales por abuso infantil grave, confesaron durante el juicio el delito. El caso se destapó gracias a un informe anónimo que recibió la policía en septiembre de 2017.

El menor sufrió abusos y violaciones durante más de dos años por parte de su propia madre y de su pareja, los dos alemanes. Además, ofrecieron a su hijo a través de la Darknet para violaciones y lo vendieron a otros hombres. La activa participación de la mujer contra su propio hijo es algo inusual en este tipo de delitos.

Las imágenes de la acusada fueron pixeladas por motivos jurídicos Crédito: DPA

En parte se trató de graves delitos sexuales contra el chico, así como de prostitución forzada en casi 60 casos cada uno. Los dos también tuvieron que responder por el abuso de una chica de tres años.

Acusados

En relación a este caso, un total de ocho personas, incluido un español, fueron acusadas por la Justicia alemana. Los hombres fueron procesados individualmente. Mientras, la madre y su pareja fueron juzgados de manera conjunta.

El español, que viene de cerca de Barcelona, admitió que había violado varias veces al chico, que entonces vivía en Staufen, cerca de Friburgo, y que pagó por ello. El español fue condenado ayer a diez años de prisión "por 14 cargos de abusos sexuales graves, uno de violación y otro de daños, a la vez que grababa pornografía infantil". Además, deberá pagar a la víctima una indemnización de 18.000 euros.

Una alemana es condenada por prostituir a su hijo - Fuente: AFP

00:53

"Onkel Luc" (tío Luc), como se hacía llamar el español, pagó a la madre y a su pareja más de 10.000 euros para poder abusar del menor. De acuerdo con la fiscalía, desde principios de septiembre de 2016 hasta agosto de 2017, viajó varias veces de España al sur del estado federado de Baden-Württemberg, donde alquiló apartamentos vacacionales para perpetrar el delito.

La madre del chico y su pareja participaban en los abusos, indicó durante el juicio la fiscal Nikola Novak. El chico fue humillado, insultado, atado, enmascarado y se abusó de él, detalló.

El hombre se hizo pasar por un pediatra italiano que vivía en Bélgica, dijo Novak. Filmó el abuso y vendió estas películas posteriormente a través de la Darknet, agregó la fiscal.

Agencia DPA

TEMAS EN ESTA NOTA