Detienen en la villa Zavaleta al presunto asesino de un mecánico de Barracas

El sospechoso de haber asesinado a Oscar Gómez el 16 de julio pasado
El sospechoso de haber asesinado a Oscar Gómez el 16 de julio pasado Crédito: Policía de la Ciudad
(0)
7 de agosto de 2018  • 14:07

La Policía de la Ciudad detuvo esta mañana en la villa Zavaleta al presunto asesino de Oscar Roberto Gómez, el mecánico de 52 años asesinado hace tres semanas en el barrio porteño de Barracas. Según dijeron fuentes de la investigación, el sospechoso apresado es menor de edad, al igual que al menos otros dos sospechosos.

A las 20 del lunes 16 de julio pasado, Gómez y su sobrino Claudio, de 33 años, salieron de la terminal de Transfer, la empresa de ómnibus de larga distancia donde trabajaban como mecánicos, en la calle Santo Domingo 2635. De camino a un supermercado chino, donde iban a comprar alimentos para su cena, en el cruce de Santa Elena y Río Cuarto se les cruzó un Peugeot 408 del que bajaron cuatro delincuentes armados al grito de "¡Dame todo, dame todo, dale, dale!".

Según fuentes de la investigación, las víctimas esbozaron una incipiente resistencia y los asaltantes comenzaron a disparar. Oscar recibió un tiro en la cabeza que segó su vida en el acto; a su sobrino un proyectil le rozó la cabeza. Un policía que se encontraba a pocos metros del lugar del hecho llamó al 911; fue él quien logró detallar que el vehículo en el que huían los delincuentes en dirección a la villa 21-24-Zavaleta era un Peugeot 408. Claudio Gómez, en tanto, fue trasladado a un hospital de la zona para su atención; fue dado de alta al día siguiente.

Minutos después del crimen, la policía persiguió al peugeot, que se internó en el barrio Zavaleta, situado a pocas cuadras de la escena del crimen. Los delincuentes se esfumaron entre los pasillos del asentamiento, donde dejaron abandonado el auto, sobre el cual pesaba una denuncia por robo, según informó la policía.

El momento de la detención del sospechoso

02:30
Video

Los investigadores del hecho analizaron luego las filmaciones de las cámaras de seguridad de la zona y con eso, sumado a la descripción fisonómica hecha por el sobrino de la víctima mortal y al cotejo de las huellas dactilares levantadas del auto robado usado por la banda de asesinos, lograron ponerles nombre a tres de los sospechosos. La observación de fotos de sus respectivos perfiles en las redes sociales y otros elementos adicionales les permitieron a los detectives policiales tener suficientes elementos como para señalarlos como autores materiales del crimen.

Finalmente, la fiscalía en lo Criminal y Correccional N° 35, a cargo de Ignacio Mahiques, ordenó el allanamiento de cuatro domicilios dentro de la villa Zavaleta. En uno de ellos fue detenido uno de los menores; allí se encontró, también, una campera con los colores de la selección de fútbol de Bélgica similar a la que, según registraron las cámaras de seguridad, vestía uno de los delincuentes la noche del crimen. Además, se le secuestraron relojes, anillos y cadenitas de oro que serían producto de otros robos cometidos por la banda que, desde hace tiempo, mantienen en vilo a los vecinos de Barracas.

El juez de Menores Alejandro Cilleruelo ordenó que el asaltante sea alojado en el Instituto Inchausti bajo el cargo de "homicidio agravado".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?