Recetas de exfoliantes naturales para la cara y los labios

Fuente: Jardín
7 de agosto de 2018  • 16:12

La exfoliación oxigena la piel, favorece el nacimiento de nuevas células, elimina las muertas y oxigena la piel. Aquí, dos recetas con productos naturales y muy benéficos como miel, aloe, leche almendras y aceite de coco, a cargo de Eleonora Dubini, aromaterapeuta y gran conocedora del universo botánico.

Exfoliante para labios

Para qué sirve: Suaviza los labios.

Qué se necesita: Azúcar integral orgánica (puede ser blanca, pero la integral conserva más propiedades), aceite de coco virgen orgánico (el que dice "sin olor" está súper refinado y perdió todas sus propiedades), un frasco chico con tapa.

Preparación: Llenar el frasco con el azúcar (dejando un margen del borde). Agregar aceite de coco despacito, hasta ver que se humedece todo el azúcar. Si te pasaste con el aceite, podés agregarle un poco más de azúcar.

Cómo se usa: Aplicar directo en los labios y masajear en forma circular con la yema del dedo. Después de la exfoliación lo ideal es hidratar los labios (con aceite de coco o con manteca de cacao). Puede usarse durante un mes bien guardado a temperatura ambiente.

A la izquierda, el exfoliante para labios. Al lado, las tres recetas para el rostro, de Izq. a Der: la de gel de aloe, miel y leche de almendras. Fuente: Jardín

¿Cada cuánto hay que exfoliar? Pieles normales: una vez por semana; sensibles, cada diez días; grasas sin acné, una o dos veces por semana. Si es muy fina, cada quince días.

Exfoliantes de cara

Para qué sirven: Iluminan, aclaran, emparejan el tono de la piel, reducen los poros, absorben el exceso de sebo y dejan súper tersa la piel de la cara. Además, cada versión agrega sus beneficios propios.

Qué se necesita:

1. Purificante: refresca, desinflama y cicatriza: 1 cda. de harina de arroz y 2-3 cdas. de gel de aloe vera.

2. Nutriente, hidrata y protege: 1 cda. de harina de arroz, 1 cda. de miel, 1 cdta. de agua.

3. Suavizante: que suaviza y alisa: 1 cda. de harina de arroz y 2-3 cdas. de leche (común o de almendras).

Preparación: En las tres versiones, mezclar los ingredientes en un recipiente y está listo para usar.

Cómo se usa: Distribuir por la cara, exfoliar con movimientos circulares, dejar actuar 10 minutos (como si fuese una máscara) y lavar la cara.

  • Aplicar de noche en pieles sanas, sin lastimaduras ni quemaduras y luego usar crema hidratante.

TEMAS EN ESTA NOTA