Booray, el juego de los protagonistas de la NBA que generó más de un millón de dólares en apuestas y hasta un Rolls Royce

Paul Pierce, Kevin Garnett y Ray Allen, llegaron a a apostarse un Rolls-Royce en el Booray
Paul Pierce, Kevin Garnett y Ray Allen, llegaron a a apostarse un Rolls-Royce en el Booray
Diego Morini
(0)
8 de agosto de 2018  • 14:00

No es ninguna novedad que en la NBA suceden cosas extraordinarias. Ahora: que en el universo del básquetbol más poderoso del planeta sus jugadores hagan apuestas millonarias jugando a las cartas es sorprendente. El Booray, de origen francés, cautiva a los protagonistas, tanto es así que en una nota publicada por The Action Network se reveló que llegaron a apostar 1,4 millones de dólares en una vuelta y, en medio de la vorágine de apuestas,hasta se puso en juego un Rolls-Royce.

La primera referencia a este juego se conoció cuando Gilbert Arenas y Javaris Crittenton, en 2009, se amenazaron con armas en pleno vestuario de los Washington Wizards . La leyenda cuenta que todo comenzó en un vuelo de avión en donde los jugadores se suelen desafiar a las cartas y que Crittenton perdió 1100 dólares en una mano con Javale McGee jugando Booray. Al parecer Arenas se burló de eso, discutieron por las reglas del juego y todo terminó en un escándalo más tarde, cuando estaban en el vestuario.

¿De qué se trata este juego? En España se lo asemeja a la Pocha o a la Brisca y tendría alguna similitud con el que en la Argentina se conoce como el Tute Cabrero. Se utiliza la baraja española de cuarenta cartas y suelen participar cuatro o cinco jugadores. Las reglas son similares a las del tute. Aunque a diferencia de éste, el objetivo no es ganar el máximo número de bazas, sino adivinar el número de bazas que uno va a conseguir con las cartas que se le repartieron, con el objetivo de sumar puntos. Quien más puntos sume al terminar el juego, gana. Incluso, la Pocha, es uno de los juegos preferidos del futbolista Gerard Piqué, pero ésa es otra historia.

En la NBA, este hábito de las cartas tiene ribetes increíbles. En el artículo de The Action Network se recuerda que también por este juego se tomaron a golpes de puño Tony Allen y OJ Mayo cuando jugaban en Memphis Grizzlie s. Incluso, se comenta que las franquicias de la NBA prohibieron por un tiempo los juegos de azar para evitar este tipo de escándalos.

Javaris Crittenton y Gilbert Arenas, se amenazaron con armas por las burlas tras perder en este juego de cartas
Javaris Crittenton y Gilbert Arenas, se amenazaron con armas por las burlas tras perder en este juego de cartas

Jason Terry, de Milwaukee Bucks , contó algunas historias acerca de este juego y exhibe una mirada alejada de los problemas por esta actividad: "En el avión puedes ver a gente jugando al póker en la parte trasera, al dominó en su móvil o al Booray en la delantera. Es un juego complicado con dosis importantes de competitividad. Quieres ganar más que el chico que tienes al lado, pero al final esto es bueno porque construye camaradería. Las apuestas crecen rápido, pero no importa si lo que te estás jugando es un dólar o cien". Terry, de 41 años y con casi 15 temporadas en la NBA, también reveló una de las anécdotas más impactantes si de apuestas se trata: "No puedo decir qué jugadores ni dónde tuvo lugar la partida, pero fue el momento de mayor locura de mi vida. Llegué a decirme que ni siquiera debería estar jugando esa mano en la que se estaban apostando 1.400.000 de dólares".

Gilbert Arenas también participó con testimonios en esta nota firmada por Jon Gold. Y más allá de contar que su primer triunfo en Booray le permitió embolsar unos 700 dólares, el ex jugador confesó que dentro del planeta NBA, una de las leyendas de apuestas más locas que se hicieron jugando a Booray se generó en el corazón de Boston Celtics . "He escuchado que aquellos Celtics de Kevin Garnett, Ray Allen y Paul Pierce (uno de los Big Three más famosos), esos mismos tipos, se apostaron Rolls Royces en un avión. No hay nada gracioso ahí. Simplemente trataban de arruinar al resto. Es como si pones a Tiger Woods, Michael Jordan y a Floyd Mayweather en una mesa de apuestas. No se trata del dinero, porque ellos lo tienen. Tratan de hacerte daño", contó Arenas.

No es un juego que sólo se desarrolla en la NBA. Zach LaVine, de Chicago Bulls , lo cuenta: "Conozco a jugadores de béisbol y de la NFL que lo practican, pero en la NBA es el juego. Quien juega a las cartas, juega al Booray". LaVine además confió que la primera vez que supo de este juego fue por Kevin Garnett cuando compartieron equipo en los Timberwelves.

Bobby Portis contó que prefiere quedarse jugando Booray que salir a bailar
Bobby Portis contó que prefiere quedarse jugando Booray que salir a bailar

La NBA sorprende constantemente con sus historias, pero el Booray y sus apuestas supera casi todo: "Preferimos jugar al Booray que ir a la discoteca. Te hace encerrarte y pensar. Jugamos a él entre tres y cuatro veces por semana. Lo hacemos cuando estamos de gira o sino en nuestras casas. Pasamos unas cuatro, cinco o seis horas jugando", contó Bobby Portis, de Chicago Bulls. Todo muy claro.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.