Aborto en el Senado y una sesión maratónica: 12 horas de debate y 62 oradores

Guastavino y Pichetto, en el arranque de la jornada en el Senado
Guastavino y Pichetto, en el arranque de la jornada en el Senado Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
Gustavo Ybarra
(0)
8 de agosto de 2018  • 14:33

La definición por el rechazo del peronista José Alperovich (Tucumán) volcó un poco más la balanza en contra del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo , que el Senado comenzó a debatir esta mañana en una sesión que promete durar más de 12 horas ya que 62 senadores se anotaron para participar de la discusión.

Alperovich votará en contra del aborto - Cortesía: TN

1:03
Video

La reunión comenzó minutos antes de las 10.30 con 65 legisladores presentes y el pedido de los senadores Omar Perotti (PJ-Santa Fe) y Lucila Crexell (MPN-Neuquén) para que se reservaran en mesa sendas iniciativas propias que pretenden impulsar como alternativas en el caso de que se concrete el rechazo que anticipan los sondeos previos.

Ambos proyectos fueron motivo de apuradas negociaciones impulsadas por el oficialismo para tratar de atenuar el costo político que pagaría el Gobierno por el fracaso de la legalización. La jugada no sólo generó problemas al interior del bloque Cambiemos de la Cámara alta, sino que fue cortada de cuajo por el jefe del Bloque Justicialista, Miguel Pichetto (Río Negro), quien prefirió llevar hasta las últimas consecuencias el reclamo del colectivo de organizaciones que piden por el aborto legal, seguro y gratuito.

El debate del proyecto comenzó con la exposición de los presidentes de las tres comisiones en las que se discutió la iniciativa durante el último mes en el Senado.

El primero en hacerlo fue Mario Fiad (UCR-Jujuy), presidente de Salud, comisión cabecera del debate, quien realizó un fuerte alegato en contra de la legalización del aborto.

"No quedan dudas que la vida comienza con la concepción", afirmó Fiad, quien aseguró que "dicho esto, se convierte en abstracto decir desde dónde vamos a defender la vida".

También en contra se manifestó el presidente de Asuntos Constitucionales, Dalmacio Mera (PJ-Catamarca), para quien que la iniciativa violenta "el bloque de constitucionalidad" de los derechos y tratados internacionales incluidos en la ley fundamental.

"El embarazo es uno. No hay ninguna posibilidad de que nosotros digamos que no hay vida en el embarazo desde la concepción", afirmó Mera.

Primera voz a favor

La primera voz a favor del proyecto fue la de Pedro Guastavino (PJ-Entre Ríos), presidente de la Comisión de Justicia, quien inició su discurso denunciando los ataques de militantes católicos que recibió en sus teléfonos. "Debe ser el mismo sector de la Iglesia que cuando nos desparecían daba vuelta la cara", sentenció el senador entrerriano, quien fue detenido y torturado durante la última dictadura militar.

Alperovich votará en contra del aborto - Cortesía: TN

1:03
Video

Sobre el proyecto, aseguró que no es el aborto lo que está en discusión. "Lo que se decide en este recinto es terminar de una vez por todas con el aborto clandestino y con las miles de muertes de mujeres que produce". "Lo que humanamente se impone es no ignorarlas y mucho menos señalarlas con el dedo y estigmatizarlas", imploró.

En la misma sintonía se manifestó la pampeana Norma Durango (PJ), quien exhortó al cuerpo a terminar con la ilegalidad del aborto. "La discusión es si damos condiciones dignas o si lo seguimos dejando en la clandestinidad y en el mercado negro, que acá todos conocemos", aseguró.

Desde que comenzó la sesión, hace más de cuatro horas, han hablado 15 senadores.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.