Cómo influyen la educación y la religión en las posiciones sobre el aborto

Más que por afinidades políticas, la posición sobre el aborto se define por posición social y creencias religiosas
Más que por afinidades políticas, la posición sobre el aborto se define por posición social y creencias religiosas Fuente: Archivo
Soledad Vallejos
(0)
9 de agosto de 2018  • 10:03

Los que están a favor de la legalización del aborto en todas sus variantes. Los que la rechazan de plano y los que creen que habría que impulsar algunos cambios en el proyecto. Es un debate crucial, y la pulseada que se dio en el Senado tiene su correlato en la calle. La sociedad también está dividida, agitando pañuelos verdes y celestes detrás del apoyo o el rechazo al proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. ¿Hay más mujeres que hombres a favor de la ley? ¿Qué nivel de estudios tienen quienes más la rechazan? ¿A qué generaciones pertenecen los que la defienden? ¿Dónde viven? ¿Son creyentes? ¿Practican alguna religión?

La Universidad de San Andrés realizó el mes pasado una encuesta especial sobre el tema, aunque ya formaba parte, desde hace tres meses, de los sondeos regulares que la institución elabora sobre satisfacción política y opinión pública. Se hicieron 1001 entrevistas telefónicas a personas de entre 18 y 64 años, conectados a Internet y en distintas regiones del país. "Comenzamos a medir el tema desde que se instaló en la agenda, y al inicio los resultados marcaban que más del 50% de la población estaba de acuerdo. Desde que el proyecto se votó en junio pasado en Diputados y el proyecto cobró nombre propio, observamos que quienes se oponían comenzaron a tomar más partido y a movilizarse. De hecho, ahora se mostró un leve incremento de las posiciones contrarias a la ley", señala Diego Reynoso, investigador del Conicet y director de la encuesta.

Empate

El 45% de los entrevistados respondió a favor, mientras que un 36% está muy en desacuerdo y un 13% está algo en desacuerdo. "Sumando ambos grupos y considerando el margen de error, se trata de un empate técnico", agrega Reynoso.

Sin embargo, las opiniones varían en forma significativa según los segmentos. Los sectores ABC1 tienen posiciones más favorables en comparación con los demás, y el rechazo es mayor en los niveles socioeconómicos más bajos. A nivel regional, el respaldo más amplio a la ley está en Capital Federal, la Provincia de Buenos Aires, la región centro (Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe), y también en la Patagonia. Cuyo, y las provincias que integran el NEA y, sobre todo, el NOA, llegan a niveles de oposición de hasta el 51 por ciento.

¿Qué otros factores influyen? Hay dos variables que emergen como los predictores más significativos. "El nivel de educación y la edad explican una parte de ese fenómeno, y cuanto más instruidos son quienes responden, con estudios universitarios completo o más, las opiniones a favor aumentan (57%)", señala Reynoso. Lo contrario sucede del nivel secundario para abajo, y quienes dicen haber completado solo el nivel primario, son los más objetores a la ley, manifestándose, casi el 60%, "muy en desacuerdo". La división por generaciones es otro diferenciador. "Los nacidos entre 1963 y 1983 son los que están más en contra, en coincidencia con los períodos más autoritarios de la Argentina", aporta Reynoso.

Religión

La segunda variable, y la que mayor correlación presenta con las opiniones desfavorables a la ley, es la creencia en Dios y la práctica religiosa. El 72% de los creyentes no está a favor del proyecto. "Pero entre los creyentes existe una diferencia significativa en cuanto a la práctica religiosa. El 75% de los que se consideran muy religiosos están en contra. Pero casi el 40% de los que dicen creer en la existencia de Dios, están de acuerdo con la despenalización y con la ley que garantiza un aborto legal, seguro y gratuito.

Respecto de la libertad y el derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo y la interrupción de un embarazo no deseado o involuntario, el 47% de los entrevistados se manifestó de acuerdo, mientras que solo el 29% consideró que la mujer no tiene el derecho ni la libertad para hacerlo. Del mismo modo que con la postura frente al proyecto de ley, la educación, la creencia en Dios y la práctica religiosa son las variables que más segmentan las opiniones sobre el tema que ayer se votó en el Senado, y fue rechazado, en una sesión histórica.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?