Una pastelería en Tokio: bella y sensible, con el sello de Naomi Kawase

Trailer del film "Una pastelería en Tokio" - Fuente: Youtube

1:47
Video
Diego Batlle
(0)
9 de agosto de 2018  

Una pastelería en Tokio (An, Japón-Francia-Alemania/2015) / Guión y dirección: Naomi Kawase / Fotografía: Shigeki Akiyama / Música: David Hadjadj / Edición: Tina Baz / Elenco: Kirin Kiki, Masatoshi Nagase y Kyara Uchida / Distribuidora: 996 Films / Duración: 113 minutos / Calificación: Apta para todo público / En el cine Cosmos-UBA, todos los días a las 20.10 / Nuestra opinión: buena

La directora de Suzaku, Shara, El secreto del bosque y Hacia la luz estrenó en Cannes (festival que la tiene casi como abonada) este pequeño y por momentos encantador film basado en la novela de Durian Sukegawa que expone las vicisitudes, sueños, miedos y traumas de tres personajes de distintas generaciones: Sentaro (Masatoshi Nagase), un parco hombre de mediana edad y pasado turbio que maneja la pastelería del título; Tokue (Kirin Kiki), una anciana de 76 años que ha vivido confinada durante décadas por la lepra y asegura tener una receta mágica de dorayakis (una suerte de panqueques muy tradicionales en Japón), que podría cambiar el gris presente del negocio en cuestión; y Wakana (Kyara Uchida), una querible preadolescente que acarrea serios problemas de relación con su madre.

Tragicomedia bella y sensible, Una pastelería en Tokio tiene algunos excesos aleccionadores con ínfulas new-age, demasiadas cartas y grabaciones concebidas "para llorar" y referencias repetidas a ciertas imágenes (como, por ejemplo, las flores de los cerezos) que tanto le gustan a la realizadora, pero esos abusos no alcanzan a contaminar la naturaleza pura de un film que descansa en la integridad y nobleza de sus tres protagonistas. En definitiva, la esencia del cine de una directora con sello y universo propios como Naomi Kawase.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.