Suscriptor digital

Maduro profundiza su contraofensiva y sale a la caza de líderes opositores

Maduro, en un acto en el palacio de Miraflores, en Caracas
Maduro, en un acto en el palacio de Miraflores, en Caracas Crédito: AFP
Acusado por el presunto atentado contra el presidente, le quitaron la inmunidad y ordenaron el arresto de Borges, exjefe del Parlamento, que vive en el exilio; un diputado y líder estudiantil fue detenido
(0)
9 de agosto de 2018  

CARACAS.- Luego del presunto atentado del sábado pasado contra el presidente venezolano, que dejó siete heridos, Nicolás Maduro lanzó ayer una furiosa contraofensiva sobre la dirigencia opositora. La Asamblea Constituyente, que responde sin fisuras al gobierno, despojó de la inmunidad legislativa al líder opositor y expresidente del Parlamento Julio Borges y al diputado Juan Requesens, que horas antes había sido detenido incluso sin orden de arresto judicial.

Agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), la policía política, arrestaron a Requesens en su casa anteanoche y lo trasladaron a un sitio desconocido. Era la primera cabeza en caer del lado de la oposición por los incidentes del sábado, cuando, según la versión oficial, un dron estalló frente a la tarima de Maduro y otro se estrelló en un edificio.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) validó más tarde la detención y ordenó además el arresto de Borges bajo una ristra de cargos, desde "traición a la patria" y "terrorismo" hasta "homicidio intencional en grado de frustración" contra el jefe de Estado, entre otras acusaciones. Borges, de todos modos, vive en el exilio desde principios de año.

La Justicia completó así un ataque de toda la artillería chavista contra el expresidente del Parlamento, y desde distintos ángulos, luego de que Maduro y el Ministerio Público le atribuyeron un rol estelar durante el desfile militar en Caracas que terminó entre estruendos y corridas.

Desde Bogotá, donde había asistido a la toma de mando del flamante presidente Iván Duque, Borges escribió en su cuenta de Twitter que el "intento de magnicidio" era otra "farsa" de Maduro. "Me has acusado de la guerra económica, de la crisis del efectivo, de la hiperinflación, de la escasez generalizada, de trata de blancas. ¿Y ahora de la farsa del atentado?", señaló.

"Todos sabemos que es un montaje para perseguir y condenar a quienes nos oponemos a tu dictadura", agregó el dirigente.

Borges, un abogado de 48 años, es una de las principales figuras de la oposición, al frente de la cual estuvo en las negociaciones con el gobierno que fracasaron a principios de año. Requesens, en tanto, fue un dirigente estudiantil que tuvo un papel protagónico en las manifestaciones de 2017. Maduro, siempre rápido para el insulto fácil, lo llama sin vueltas "psicópata".

En medio de la confusión y la desinformación, un grupo llamado Movimiento Nacional de Soldados de Franela, que se describe como parte de la "resistencia", se atribuyó días atrás el incidente de los drones, mientras el expolicía municipal Salvatore Lucchese se sumaba ayer a la lista de confesos. En una entrevista desde Bogotá, declaró su supuesta intervención en las maniobras del sábado que dieron lugar a la caza de brujas.

Maduro afirmó que detrás de los hechos está no solo la "derecha venezolana" -la expresión usada por el chavismo para denominar a opositores y disidentes-, sino también el expresidente colombiano Juan Manuel Santos, que al igual que gran parte de la comunidad internacional desconoció por "ilegítima" su reelección el 20 de mayo pasado.

Las autoridades venezolanas arrestaron durante el fin de semana a seis personas, incluido un sospechoso que había sido detenido durante las protestas de 2014 y otro buscado por su participación en un ataque a una base militar el año pasado.

Borges y Requesens fueron mencionados por un general retirado, Juan Carlos Monasterios, uno de los primeros detenidos. El militar aparece en un video -que Maduro presentó como evidencia- con el rostro difuminado y afirmando que Requesens, "por intermedio de Julio Borges", gestionó su paso de Venezuela a Colombia para entrenar a los hombres que debían ejecutar el supuesto plan de magnicidio.

La Asamblea Constituyente ya había despojado de su inmunidad en noviembre pasado al legislador Freddy Guevara, refugiado en la embajada de Chile en Caracas, acusándolo de supuestos delitos durante las protestas contra el gobierno de Maduro y la ola represiva que dejó 125 muertos en 2017.

"Es el zarpazo más certero a la democracia venezolana", denunció el diputado Alfonso Marquina, al rechazar la acción contra Requesens, a la que calificó de "desaparición forzosa" debido a que nadie informó adónde lo habían llevado y su paradero era un enigma.

Pedido oficial a duque por el incidente

Las autoridades de Venezuela anunciaron ayer que solicitarán al flamante gobierno de Colombia que preside Iván Duque la extradición de todos los venezolanos señalados de ser "financistas" del presunto atentado contra Nicolás Maduro, del que salió ileso. "Esperamos que ya con lo está tramitando en este momento el Ministerio Público y debido a los tratados de extradición existentes entre Venezuela y Colombia no debería caber ninguna duda. El gobierno entrante de Colombia debe entregar a Venezuela a estos criminales", dijo Tarek William Saab, fiscal general designado por la Asamblea Nacional Constituyente. También indicó que se trata de los ciudadanos "Raider Russo y el coronel (R) de la Guardia Nacional Bolivariana Oswaldo García Palomo", quienes residen en Colombia, y de Osman Alexis Delgado Tabosky, radicado en Estados Unidos. "Nuestros fiscales están trabajando en la solicitudes de asistencia mutuas en materia legal, penal, dirigidas a Estados Unidos y Colombia a los efectos explicados", expresó Saab, que también indicó que tres de los detenidos por el hecho fueron presentados ante un juzgado.

Agencias AFP, AP, ANSA y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?