Aborto: la despenalización se volverá a debatir con el nuevo Código Penal

Fuente: LA NACION - Crédito: Jorge Vidal
El Congreso reabrirá la discusión este mes cuando reciba el proyecto del Poder Ejecutivo que elimina penas por abortar
Laura Serra
(0)
8 de agosto de 2018  

Antes de fin de mes, el Congreso abrirá nuevamente el debate sobre el aborto . En efecto, el próximo 21 de agosto el Poder Ejecutivo enviará al Senado el proyecto de reforma del Código Penal que, entre sus más de 500 artículos, propondrá que un juez podrá eximir de pena a la mujer que se practique un aborto. Tampoco será punible esta práctica en caso de un embarazo producto de un abuso sexual .

Hay una mayoría abrumadora de legisladores, tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados , que suscriben calurosamente ambas premisas, por lo que es muy posible que se aprueben. Conforman la postura intermedia que, a último momento, intentó impulsar ayer un grupo de senadores una vez que comprobó que no reuniría la mayoría suficiente para sancionar la legalización del aborto.

El anteproyecto de reforma del Código Penal que remitirá el Poder Ejecutivo al Congreso tiene un capítulo referido al aborto que busca un equilibrio que contemple todos los derechos constitucionales en juego: el derecho a la vida y el derecho a la libre disponibilidad del cuerpo de la mujer y a su autonomía personal

Actuaron demasiado tarde. Pero habrá revancha: antes de fin de este mes el tema del aborto, esta vez bajo el andamiaje del nuevo Código Penal , se instalará una vez más en las comisiones del Senado. No habrá que esperar hasta marzo próximo -plazo que establece la Constitución nacional cuando los proyectos son rechazados- para retomar el debate.

Gabriela Michetti dejó el micrófono abierto y se escuchó: "¡Vamos todavía!"

00:11
Video

El anteproyecto de reforma del Código Penal que remitirá el Poder Ejecutivo al Congreso fue diseñado por una comisión de jueces y fiscales presidida por el camarista de Casación Penal Mariano Borinsky. Más de un año demandó la tarea. En el capítulo referido al aborto, los magistrados buscaron un equilibrio que contemple todos los derechos constitucionales en juego: el derecho a la vida y el derecho a la libre disponibilidad del cuerpo de la mujer y a su autonomía personal. Se mantiene el aborto como delito, pero con más excepciones que los que dispone el Código actual. Una modificación central es declarar no punible a la mujer que cause su propio aborto o consienta que otro se lo practique.

En buen romance, de aprobarse este nuevo Código ya no habrá mujeres presas por aborto. Según las cifras oficiales del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, entre 2007 y 2016 fueron condenadas 63 personas por distintos tipos de delitos relacionados con el aborto.

Otra modificación clave del anteproyecto establece que cualquier mujer puede interrumpir su embarazo en caso de que este provenga de un abuso sexual. De esta manera, la Comisión de Reforma del Código Penal receptó la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación sobre la materia en el fallo "F.A.L.".

También se mantienen las dos causales de aborto no punible previstas en el actual Código Penal, extendiéndose el concepto de salud de manera tal que queda incluido como supuesto de aborto no punible los casos en los que se verifique riesgo para la vida o la salud tanto física como la mental de la mujer, en consonancia con el estándar de salud definido por la Organización Mundial de la Salud.

De aprobarse este nuevo Código ya no habrá mujeres presas por aborto. Según las cifras oficiales del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, entre 2007 y 2016 fueron condenadas 63 personas por distintos tipos de delitos relacionados con el aborto

Seguramente a los sectores más intransigentes, tanto entre los que predican la legalización del aborto como sus detractores acérrimos, esta postura intermedia no les satisface. Pero es el camino que se insinúa como el más plausible para lograr las mayorías parlamentarias que hoy se muestran esquivas y que enfrenta a una cámara con la otra.

Frente a esta grieta, y conscientes de que difícilmente el Congreso pueda saldar esta división en el mediano plazo, legisladores de Cambiemos sugirieron en las últimas horas la posibilidad de convocar a una consulta popular. El presidente de la Comisión de Legislación General, Daniel Lipovetzki, férreo defensor de la legalización del aborto, arrojó ayer esta propuesta. Las elecciones del año próximo podrían ser una excelente oportunidad para que la gente se exprese, sostienen algunos.

En el ínterin, quienes rechazan una ley para legalizar el aborto impulsarán en lo inmediato una serie de proyectos a manera de alternativa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?