Aborto: el Gobierno busca tomar distancia del resultado

Lo hizo para evitar conflictos; evalúan incluir la despenalización en el nuevo código
Lo hizo para evitar conflictos; evalúan incluir la despenalización en el nuevo código Fuente: Archivo
Santiago Dapelo
(0)
9 de agosto de 2018  

A distancia para no generar mayores divisiones ni exacerbar los ánimos. Así vivió el Gobierno el tenso debate que se dio ayer en el Senado , donde prevaleció el rechazo del proyecto de ley para legalizar el aborto.

El objetivo fue evitar otro sismo dentro de Cambiemos , como ocurrió en Diputados, pero también para mandar un mensaje de calma para la sociedad en general. En particular, para las personas que poblaron la plaza frente al Congreso, donde una multitud, a favor y en contra de la iniciativa, aguardaron pacientemente el resultado final.

Cerca del Presidente descartaron que el fracaso de la iniciativa tenga un impacto negativo para Macri. Incluso resaltaron que el tratamiento de la discusión, que habilitó el jefe del Estado, pese al rechazo del Senado, generó un paso adelante y que la ley "tarde o temprano" saldrá.

La principal preocupación de los principales funcionarios de la Casa Rosada era lo que podría ocurrir afuera del Congreso de la Nación .

Cerca del Presidente descartaron que el fracaso de la iniciativa tenga un impacto negativo para Macri. Incluso resaltaron que el tratamiento de la discusión, que habilitó el jefe del Estado, pese al rechazo del Senado, generó un paso adelante y que la ley "tarde o temprano" saldrá.

En el Gobierno fueron prudentes ayer a la hora de realizar evaluaciones y para proyectar el futuro. Nadie en la Casa Rosada recogió el guante que presentó el diputado nacional Daniel Lipovetzky (Cambiemos), quien anticipó que el bloque oficialista analiza la posibilidad de convocar a una "consulta popular vinculante" para avanzar con el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo.

"Es la propuesta de un diputado, nada más. Acá [por el Gobierno] nadie presentó nada", le bajaron el precio a los dichos de Lipovetzky cerca del Presidente.

Sí, en cambio, el gobierno nacional evalúa incluir la d espenalización de la mujer ante un aborto en el proyecto de reforma del Código Penal, que enviará en las próximas semanas al Congreso.

Además, en el Gobierno están convencidos de que el debate sobre la legalización del aborto se presentará con fuerza el año que viene durante la campaña electoral y que tendrá un efecto en el armado de las listas de legisladores.

En el Gobierno están convencidos de que el debate sobre la legalización del aborto se presentará con fuerza el año que viene durante la campaña electoral y que tendrá un efecto en el armado de las listas de legisladores.

En las horas previas, el Presidente resaltó los efectos del debate, al que calificó como "trascendental". Macri, que ayer visitó el Centro de la Mujer y Políticas de Género Diana Staubli, en Vicente López, donde mantuvo un encuentro con familiares de víctimas de femicidio junto con la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley , no modificó su agenda y siguió con las reuniones que tenía previstas en la quinta presidencial de Olivos.

"Como demostraron las exposiciones, los debates y las movilizaciones que nos trajeron hasta acá, las divisiones en las creencias sobre un tema a veces pueden ser irreconciliables. Sin embargo, esas mismas expresiones que no lograron persuadir a los que piensan diferente, sí hicieron reflexionar a muchos argentinos sobre un tema en el que no tenían posición e iluminaron otros asuntos fundamentales que eran opacos a la opinión pública", dijo el mandatario vía redes sociales.

A diferencia de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal , que salió muy dura contra el aborto y adelantó que si la ley naufragaba iba a estar "más aliviada", Macri no fijó una postura tan dura.

La importancia de esta votación va mucho más allá del tema específico que intenta dirimir. Nos plantea como sociedad un escenario pacífico para promover y realizar cambios
Mauricio Macri (Presidente de la Nación)

"La importancia de esta votación va mucho más allá del tema específico que intenta dirimir. Nos plantea como sociedad un escenario pacífico para promover y realizar cambios. Pero, además, nos obliga como individuos a comprometernos a aceptar que hay otros que piensan distinto", describió el Presidente.

Para Macri, "los cambios profundos e incesantes" que tendrá que afrontar la Argentina "a lo largo de este siglo serán un desafío espectacular a nuestra tolerancia".

Y en un claro mensaje para los grupos que lideraron el debate a favor y en contra de la legalización del aborto, el jefe del Estado describió: "Siempre viviremos en un lugar incómodo donde algo no será del todo como querríamos que fuera".

Hoy se espera que el Presidente y sus ministros realicen una evaluación de la jornada de ayer en la reunión de gabinete que encabezará por la mañana en la Casa Rosada.

Al tanto de que las posiciones antagónicas también se replican dentro del Gobierno, por las dudas, el mensaje de Macri también se expandió entre sus colaboradores. "Si entendemos que nuestras creencias a veces ganarán y otras perderán, llegaremos a ser verdaderamente libres", dijo el Presidente.

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios