srcset

King Coya y Chancha Vía Circuito, el folclore digital pisa fuerte

Alejandro Lingenti
(0)
9 de agosto de 2018  

"Si no te ponés la etiqueta vos, lo hace otro. Mejor que lo decida uno", razona Gaby Kerpel a la hora de definir su música. "Folclore digital" es la que elige este artista de vasta trayectoria para identificarse, alejado conscientemente de los prejuicios habituales en contra de esa actitud. "Creo que en una situación compartida como la de un concierto, el sentido de pertenencia es importante. Yo le doy algunas señales claras al que escucha para que pueda sintonizar. Y en cada show, la gente que entiende el lenguaje baila muy relajada, eso lo notás muy claro".

En Tierra de King Coya, disco recién aparecido, los ritmos bailables monopolizan el repertorio; aun en los más sinuosos y menos veloces, como "Dorremi", un alucinado viaje psicodélico puntuado por una tierna voz infantil, esa voluntad queda puesta de manifiesto. Y eso es lo que seguramente celebra la buena cantidad de fans desparramados por distintas partes del mundo, que se ha ganado este músico argentino que fue socio artístico de Gustavo Santaolalla y también de la exitosa compañía De La Guarda. Viene de una minigira por Estados Unidos con Dat Garcia, otra buena apuesta del sello ZZK Records, planea editar muy pronto el video de "E-Chango", uno de los temas del nuevo álbum, editado en formato digital y en vinilo.

La presentación oficial de Tierra de King Coya será a fines de octubre, con el apoyo de las Queen Cholas, que grabaron en este disco donde también aparece La Yegros, otra argentina con proyección internacional. "En una escena pequeña como la del folclore digital, mi música a veces es difícil de digerir, porque mi intención siempre es hacer algo novedoso, experimental, algo que me entusiasme y me haga sentir que no estoy repitiéndome o siguiendo una tendencia determinada", remata Kerpel para dejar más claros sus objetivos a la hora de producir.

Fuente: Archivo

Pedro Canale también es un artista peregrino: mientras prepara la presentación oficial de Bienaventuranza, el nuevo disco de Chancha Vía Circuito (19 de octubre en La Trastienda), gira con Federico Estévez y Heidi Lewandowski (sus compañeros de banda) por Europa y Estados Unidos. Y planea para noviembre presentarse en China, Japón, Corea del Sur, Palestina, Australia y la India.

"Estoy fuera de Argentina por lo menos tres meses al año", cuenta. "Por lo general, hacemos la temporada de verano en Europa. Según las estadísticas de Spotify, el país donde más se escucha mi música es Estados Unidos, después viene México y tercero está Argentina. Pero donde siento que nos reciben con más cariño es en México y en España. Creo que el interés en Europa y en Estados Unidos viene por el lado de que es una propuesta bien bailable. Eso les gusta mucho".

Bienaventuranza tiene doce temas, invitados como Lido Pimienta, Miriam García y Mateo Kingman, y un perfil realmente ecléctico, aunque la cruza de ritmos latinos y electrónica siga siendo la plataforma de apoyo principal, como en los discos anteriores de Chancha Via Circuito. "Los cuatro discos que grabé son muy heterogéneos, aunque la columna vertebral sea siempre la misma", reafirma Canale. "La búsqueda tímbrica está muy presente en todas las canciones. Soy tan obsesivo con eso que no puedo dejar pasar ni un solo sonido que no me guste del todo. Después, si me pongo a reflexionar, tal vez puedo hablar de un concepto general, pero no creo que valga la pena explicar tanto la música".

Uno de los mejores temas del álbum es Niño hermoso, que además tiene una buena historia detrás: "Gianluca Zonzini (Gianluz, actor y bailarín argentino) era mi compañero de danza", revela Canale. "Un día encuentro en Facebook un video en el que aparecía cantando la canción de la película infantil Pocahontas y me gustó muchísimo. Tiene una voz encantadora. Escribí una especie de canción/fábula para que la cantara él".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.