Juan Villoro, premiado en Chile

El escritor mexicano ganó ayer el Premio Iberoamericano Manuel Rojas, que antes obtuvieron Ricardo Piglia, Margo Glantz y César Aira, entre otros autores latinoamericanos
El escritor mexicano ganó ayer el Premio Iberoamericano Manuel Rojas, que antes obtuvieron Ricardo Piglia, Margo Glantz y César Aira, entre otros autores latinoamericanos Fuente: Archivo
Daniel Gigena
(0)
9 de agosto de 2018  • 13:11

Desde ayer, Juan Villoro sumó un nuevo galardón a su trayectoria. El escritor, ensayista y cronista mexicano obtuvo el Premio Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas, que otorga el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Chile. Villoro, nacido en 1956, ya había obtenido en 2004 el premio Herralde por su novela El testigo y el premio Iberoamericano José Donoso en 2006, entre otros reconocimientos. "Chile es mi segunda patria. Siempre digo que nací en México y volví a nacer en Chile, después del terremoto de 2010", declaró ayer Villoro al diario chileno La Tercera.

Hijo de un filósofo catalán y una psicoanalista mexicana, Villoro es licenciado en sociología y uno de los periodistas más destacados de Iberoamérica. Ha escrito artículos sobre temas diversos: crónicas sobre el mundo del rock, relatos reflexivos y a la vez punzantes sobre campeonatos de fútbol, ensayos literarios sobre Italo Calvino, Carlos Fuentes y Sergio Pitol, y enfoques urgentes sobre cuestiones sociales, como la violencia política en su país, que fueron publicados en medios de América Latina y España. Es colaborador permanente del periódico mexicano Reforma, del diario chileno El Mercurio y de la revista colombiana El Malpensante. En 2012, en el marco de la 27° Feria Internacional del Libro de Guadalajara, recibió el Homenaje Nacional de Periodismo Cultural "Fernando Benítez". También es docente en la prestigiosa Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano. Conocedor de la lengua alemana, entre 1981 y 1984 fue agregado cultural de la embajada de su país en Berlín Oriental y, en 1989, Fondo de Cultura Económica publicó una selección de aforismos de Georg Christoph Lichtenberg traducida y anotada por Villoro.

Publicó varias novelas, entre las que sobresalen El testigo, de 2004, y Llamadas de Ámsterdam, de 2007; libros de cuentos como La casa pierde (1999) y Los culpables (2007); ensayos y relatos de viaje, como Efectos personales (2000) y una crónica sobre el terremoto ocurrido en febrero de 2010 en Chile, publicada por Interzona ese mismo año. La versatilidad es uno de los atributos de la escritura de Villoro, que suele combinar apuntes científicos con voces de personajes anónimos, captadas en las calles de las ciudades latinoamericanas, y resúmenes vertiginosos de episodios históricos con lentos enfoques de detalles significativos (o que se vuelven significativos gracias a su mirada atenta). Como apasionado del fútbol, publicó tres libros sobre ese deporte, uno de ellos en colaboración con su amigo Martín Caparrós: Ida y vuelta. Una correspondencia sobre fútbol. Es un visitante asiduo de la Argentina. Su libro más reciente, de 2017, es La utilidad del deseo, un conjunto de lecturas literarias, y en las próximas semanas dará a conocer El vértigo horizontal. Una ciudad llamada México. "Es un libro testimonial sobre el desafiante y estimulante lugar donde escribo. El texto más antiguo es de hace 24 años, así es que tardé casi un cuarto de siglo en rendirle homenaje a mi ciudad", reveló.

En esta ocasión, el jurado del premio Manuel Rojas estuvo presidido por la ministra chilena de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Alejandra Pérez Lecaros, y lo integraron dos escritores argentinos (Caparrós y Mauro Libertella), la escritora mexicana Guadalupe Nettel y los escritores chilenos Antonio Skármeta y Carlos Franz. Según el dictamen, Villoro pertenece a la tradición de grandes escritores latinoamericanos, "cuyos temas y enfoques interpelan a todo el continente". El autor mexicano recibirá 60.000 dólares, una medalla y un diploma. Los otros dos finalistas del premio fueron Alan Pauls y el mexicano Mario Bellatin.

El premio Manuel Rojas fue creado en 2012, cuando se cumplieron cien años de la llegada a Chile, a pie a través de la cordillera de los Andes, de Manuel Rojas (1896-1973), nacido en Buenos Aires y uno de los más grandes escritores chilenos del siglo XX. Rojas fue autor de un clásico de la literatura latinoamericana: Hijo de ladrón, de 1959, la primera entrega de una serie de cuatro novelas protagonizadas por Aniceto Hevia. De ese conjunto también se destaca La oscura vida radiante. Los anteriores ganadores del premio Manuel Rojas fueron el brasileño Rubem Fonseca (2012), Ricardo Piglia (2013), el salvadoreño Horacio Castellanos Moya (2014), la mexicana Margo Glantz (2015), César Aira (2016) y, en 2017, Hebe Uhart.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.