Dedocracia e improvisación financiera, los enemigos de las empresas familiares

Dedocracia e improvisación financiera, los enemigos de la empresa familiar Fuente: LA NACION Crédito: Fabián Malavolta
9 de agosto de 2018  • 12:06

Un panel de expertos se reunió en la nueva edición del encuentro Family Business que organiza LA NACION para debatir los desafíos que se presentan en las empresas familiares a la hora de delegar el poder, diseñar estrategias de negocio y decidir la incorporación de nuevos parientes al organigrama.

El tema de la sucesión, en particular, siempre resulta espinoso para este tipo de firmas. "Es uno de los principales problemas de las pymes ", concedió Diego Bouchoux, gerente de Negocios del Banco Galicia.

Según el ejecutivo, existen cuatro tipos de sucesiones, de los cuales tres son normales. "El cuarto tipo es el rey, cuando vemos que el régimen solo cambia en caso de que el patriarca se muere o es derrocado. Es una situación que siempre genera una crisis".

Eugenio Marchiori, profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella, también destacó los problemas que genera la selección a dedo o "dedocracia". "Si no te gusta ser contador es difícil que seas bueno en eso", aseguró.

El docente también llamó a definir inequívocamente las jerarquías entre los hermanos. "Cuando se pase a la segunda generación tiene que estar en claro cuál de ellos es la autoridad. Si a ninguno se lo reconoce se terminan odiando y ahí se parten las empresas", dijo.

A su vez, Marchiori remarcó las tensiones que pueden venir con la incorporación de familiares políticos. "Hay que hablar con los hijos primero y acordar dónde están los límites de la familia política. Tienen que valer como profesionales. Si no, vas a tener problemas por los celos".

Por su parte, Bouchoux enfatizó la importancia de contar con una planificación financiera sólida. "Se ve poquísimo. Es necesario consultar a gente que sabe, separar las finanzas personales de las de la compañía, aprender, estudiar, profesionalizarse", añadió.

Sobre el final, el experto en estrategias de negocios, Fernando Moiguer, remarcó que cada vez hay más mujeres tomando posiciones de liderazgo en las compañías familiares. "La mujer equilibra la empresa y aporta mucho valor complementario, mientras que entre el hijo y el padre es más bien suplementario", concluyó.

TEMAS EN ESTA NOTA