En la rusticidad, mujeres que habitan hombres y se atreven a desnudar su sensibilidad

Valeria Correa, Laura Paredes y Pilar Gamboa, en una de las escenas de esta propuesta brillante
Valeria Correa, Laura Paredes y Pilar Gamboa, en una de las escenas de esta propuesta brillante Crédito: Carlos Furman/ CTBA
Mercedes Méndez
(0)
10 de agosto de 2018  

Petróleo. Dramaturgia y dirección: Piel de Lava y Laura Fernández. Intérpretes: Elisa Carricajo, Valeria Correa, Pilar Gamboa y Laura Paredes. Diseño sonoro: Zypce. Vestuario: Gabriela A. Fernández. Escenografía: Rodrigo González Garillo. Iluminación: Matías Sendón. Asesoramiento artístico y entrenamiento corporal: Andrés Molina. Teatro sarmiento: Av. Sarmiento 2715. Funciones: jueves a sábados, a las 21, y domingos, a las 20. Duración: 80 minutos. Nuestra opinión: excelente

En medio de la Patagonia helada, cuatro hombres conviven en un tráiler mientras extraen petróleo de un pozo que ya no tiene nada más para dar. Tres se conocen desde hace años y reciben a un operario recién llegado con el que tienen que convivir. En ese lugar pequeño, solitario y hostil, necesitan, casi intuitivamente, reafirmar su masculinidad: hacen chistes homofóbicos, hablan de sus mujeres, se muestran parcos, tratan de ocupar el espacio. Pero el nuevo tiene frío y saca de su bolso un tapado de piel, dice que es de su esposa y los invita a comprobar la suavidad de su abrigo. Ellos acceden: a partir de ese momento no volverán a ser los mismos.

Lo primero que hay que decir de Petróleo es que cuatro mujeres interpretan personajes masculinos. Este espectáculo es la última creación del grupo Piel de Lava, integrado desde 2003 por Elisa Carricajo, Valeria Correa, Pilar Gamboa y Laura Paredes. Desde su formación, estrenaron: Colores verdaderos, Neblina, Tren y Museo. Este año, el Complejo Teatral de Buenos Aires presentó una retrospectiva de su trabajo y ahora estrenaron esta obra, con la que exploran las contradicciones de los estereotipos de género.

Son cuatro actrices que escriben, dirigen y actúan personajes masculinos. ¿Cómo es que deciden dentro de las amplias posibilidades de la ficción asumir roles de hombres que hacen trabajos duros? ¿Qué camino eligen para interpretarlos? Lo que ellas hacen en escena es habitar estos hombres, se alejan de la parodia, tratan de ser, de entender cómo se enfrenta esa vida, en ese lugar y desde esos cuerpos. Entonces, así planteada la situación, el conflicto se vuelve realista y la propuesta está esencialmente atravesada por el humor, no porque haya un intento deliberado de ser graciosas, sino porque alcanza con ponerle el cuerpo a la masculinidad, al frío y a las contradicciones mismas de la existencia. Eso, en sí mismo, ya es para reír.

Parecería algo fácil de hacer. Las artistas de Piel de Lava encontraron un mundo cargado de teatralidad muy a mano, personajes que reprimen deseos, que contienen, que se obligan a ser silenciosos, a seguir mandatos, a aparentar, a no pelear por sus derechos, a trabajar sin chistar. Reconocieron un modelo de hombre y fueron lo suficientemente inteligentes para asumirlo y convertirlo en una obra de teatro, bien alejada de la solemnidad y con una fuerte impronta popular. En escena se ve una situación que fluye, verosímil, que condensa muchos sentimientos al mismo tiempo y que, como si fuera poco, nos hace reír. Mostrar eso como algo simple es uno de los grandes logros de este espectáculo.

¿Qué pasa si un hombre que trabaja en medio de la Patagonia dice que tiene miedo? ¿Qué sucede si reconoce delante de sus compañeros que extraña a su mujer y que por eso lleva en su bolso su ropa y le gusta usarla? ¿Y si se animan a bailar en medio del frío y la noche?

Petróleo tiene, además, un doble guiño con relación al género. Estas actrices que habitan personajes masculinos son las que en escena mueven la escenografía y arrastran por el espacio todas las locaciones. En escena, asumen cada aspecto de la representación, se autoabastecen, se necesitan entre ellas y desde ahí construyen este mundo de hombres que empiezan a mostrar su sensibilidad y que por primera vez en sus vidas se corren de los esquemas.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.