Esquiar, también del otro lado de la Cordillera: Portillo y Valle Nevado

Con augurios de sol y emplazados al pie de la montaña, los resorts chilenos se destacan por su ubicación y la variedad de pistas
Con augurios de sol y emplazados al pie de la montaña, los resorts chilenos se destacan por su ubicación y la variedad de pistas
Julieta Bilik
(0)
12 de agosto de 2018  

Como para el esquí no hay fronteras, es necesario conocer las dos propuestas trasandinas más importantes que, con formato de resort, se destacan por su comodidad y paisajes. Un clásico: Portillo, el primer centro de esquí de Sudamérica; y un moderno: Valle Nevado que, a 35 kilómetros de Santiago, esta temporada festeja sus primeros 30 años de existencia.

Construido en 1949, Portillo fue el primer centro de esquí de la región, se encuentra a 2850 metros sobre el nivel del mar, a 40km de la base del Aconcagua y a dos horas por ruta de Santiago de Chile. Cuenta con 500 hectáreas esquiables, 35 pistas (15% de las cuales son para principiantes, 30% para niveles intermedios y 55% para avanzados y expertos) y 14 medios de elevación.

Con la comodidad del hotel ubicado a los pies el cerro, y un pronóstico que augura 80% de días soleados por año, entre sus múltiples instalaciones se destacan un fitness center, una multicancha, una sala de yoga, varios comercios, sala de juegos, muro de escalada, cine, guardería infantil y -lo mejor- piscina climatizada y jacuzzi al aire libre. Además, cuenta con clínica abierta las 24 horas para emergencias.

Paisajes de ensueño en Portillo
Paisajes de ensueño en Portillo

En Portillo, la gastronomía es casi tan importante como el esquí. El restaurante del hotel es famoso, no solo por sus vistas de la Laguna del Inca y el aire puro de la Cordillera, sino también por sus inolvidables comidas.

A cargo del chef Rafael Figueroa, ofrece platos sanos y abundantes preparados con pescados y mariscos de la costa pacífica, carnes rojas, verduras y frutas de estación, además de menús típicos acompañados de vinos chilenos.

Con más de 69 años de experiencia, Portillo ha cautivado a turistas de todo el mundo convirtiéndose, para muchos, en una tradición familiar. Hasta el 18 de este mes proponen Friends Week, una semana pensada para jóvenes y adultos; y entre el 18 y el 28, la Wine Week en la que cada noche una prestigiosa viña chilena dará a conocer lo mejor de sus vinos en una cata liderada por sus propios enólogos.

En cuestión de precios, hasta el 31 de agosto (temporada media), un chalet para cuatro personas durante 4 noches (con desayuno, almuerzo, merienda y cena incluidos) cuesta 4457 dólares y permite el acceso a todas las instalaciones del complejo.

En el mismo período, una habitación en base doble para un ski week de 7 noches cuesta entre 3400 y 5600, mientras que en la temporadas baja (a partir del 1° de septiembre) se puede conseguir por entre 2350 y 3350.

Premio a la innovación

A 3025 metros de altura y a solo 35 kilómetros de Santiago de Chile, se encuentra Valle Nevado que esta temporada está de fiesta porque celebra su 30° aniversario.

El centro tiene un total de 40 pistas para esquiadores de todos los niveles: un 9% para principiantes (verdes), 31% para intermedios (azules), 40% para avanzados (rojas) y 20% para expertos (negras). Además, cuenta con snow park y un medio-tubo para la práctica de esquí acrobático, de estilo libre, saltos y snowboarding.

Con tres hoteles: Valle Nevado, Puerta del Sol y Tres Puntas, y un proyecto inmobiliario único en su categoría que ya cuenta con diez edificios de departamento con capacidad para más de 400 familias; el centro fue reconocido como la Empresa turística más innovadora de Chile y entre los mejores de Sudamérica, por Forbes.

Y, como no podía ser de otra manera, cuenta con diferentes opciones gastronómicas. La primera a destacar es La Fourchette, un elegante restaurante gourmet con una propuesta francesa y una amplia carta de vinos que está ubicado en el Hotel Valle Nevado, desde donde es posible disfrutar una espectacular vista de la montaña.

También es reconocido Montebianco Ristorante que, junto al Bar Lounge, se especializa en gastronomía italiana y ofrece vista panorámica. Para disfrutar de una experiencia entretenida y familiar es recomendable el Restaurante Mirador del Plomo y, si la idea es degustar los sabores típicos de la gastronomía chilena, nada mejor que elegir el Restaurante Sur, ubicado en el Hotel Tres Puntas.

Más allá del esquí y el snowboard, Valle Nevado ofrece piscina climatizada, un fitness center (con amplia gama de actividades que incluyen yoga y clases de salsa), recreación para los más pequeños y hasta un pub con música en vivo en el Hotel Tres Puntas. Además, entre el 17 y el 24 de este mes tendrá lugar la Wine Week, con varias opciones vitivínicolas programadas para cada día.

Para hospedarse en el resort, hay dos opciones: hoteles o departamentos. Durante agosto, cuatro noches para dos adultos y dos niños en una habitación cuádruple del Hotel Tres Puntas -ubicado a 150 metros de las pistas-, con media pensión y pases incluidos cuesta casi US$4000; mientras que en el Valle Nevado una doble con pases y pensión completa por tres noches vale US$3258.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.