"November Rain": una boda, un funeral y demandas cruzadas para una balada que sigue rompiendo récords

El clip de la canción incluida en el disco Use Your Illusion I (1991) alcanzó recientemente las mil millones de visualizaciones en YouTube
El clip de la canción incluida en el disco Use Your Illusion I (1991) alcanzó recientemente las mil millones de visualizaciones en YouTube Fuente: Archivo
Martín Artigas
(0)
17 de septiembre de 2018  • 00:10

Unos pocos años pasaron entre que Guns N' Roses lanzó ese disco debut vibrante, sucio y punzante que fue Appetite for Destruction (1987) y su conversión hacia una "banda de estadios". El lanzamiento de los ambiciosos Use Your Illusion I y II, en septiembre de 1991, fue una clara muestra del espíritu petulante y ambicioso del líder de la banda, Axl Rose, un muchacho oriundo de un pueblito de Indiana que tenía muy en claro qué significaba ser una estrella de rock.

Fue esa avidez la semilla de la inminente destrucción del grupo, que tras encarar una gira mundial que se extendió por casi dos años, codearse con esos músicos que alguna vez idolatraron y perderse en los excesos que el dinero, el éxito y la fama traen consigo, no tuvo más salida que disolverse. Pero antes, hubo tiempo suficiente para escribir páginas y páginas de escándalos, y también para cimentar su propia leyenda. La "banda más peligrosa del planeta" supo ser un fenómeno global antes de convertirse en una caricatura de sí misma, y en ese plan decidieron ir por todo.

El inicio de la trilogía

A comienzos de los 90, el auge del videoclip había dado pie a una industria en sí misma. Las bandas no escatimaban en gastos a la hora de ponerle imágenes a sus canciones, los directores veían a ese formato como una puerta de entrada para iniciarse en el cine y MTV asumía su liderazgo absoluto como catapulta comercial y artística, pero también como una arena en la que los artistas se medían y construían un perfil estético.

Ese salto cuantitativo que dio Guns N' Roses en esos años se vio reflejado, también, en los videos con los que promocionó sus singles. Luego de lanzar "You Could Be Mine" -canción que formó parte de la banda sonora de la película Terminator II-, la banda presentó "Don't Cry", un clip potente que mezclaba escenas de suicidios, infidelidades, discusiones de pareja, sesiones de terapia, reencarnaciones y una visita al cementerio. Visualmente era impactante, aunque el mensaje resultaba algo críptico.

En realidad, Rose estaba decidido a construir una trilogía de clips inspirado en "Without You", un cuento corto de Del James, escritor y periodista muy cercano a la banda. El relato en cuestión tiene como protagonista a Mayne, una estrella de rock sumida en un espiral autodestructivo que no logra reponerse del suicidio de quien supo ser su mujer, Elizabeth Aston. Al parecer, la historia estaba libremente inspirada en la tumultuosa historia de amor que unió al pelirrojo cantante con su primera esposa, Erin Everly.

Rose y Everly, en épocas previas al lanzamiento del disco Use Your Illusion
Rose y Everly, en épocas previas al lanzamiento del disco Use Your Illusion Fuente: Archivo

Rose y Everly se conocieron en 1985. Ella fue, de hecho, la musa detrás de "Sweet Child O'Mine", y la única mujer que consiguió llevarlo al altar, en 1989. Sin embargo, su relación estuvo colmada de altibajos, y terminó de la peor manera: con acusaciones de violencia física y abuso por parte de ella. Para 1991, el divorcio le puso un punto final a la relación.

"He sido un infierno para las mujeres que pasaron por mi vida, y las mujeres que pasaron por mi vida han sido un infierno para mí", le decía Rose a la revista Rolling Stone, en abril de 1992. "Realmente me hace llorar muchas veces cuando pienso en lo terriblemente mal que nos hemos tratado el uno al otro. Erin y yo nos tratamos como una mierda. A veces nos tratamos bien, porque los niños en nosotros eran mejores amigos. Pero luego hubo otras veces en que nos hicimos mierda por completo. Y, entonces, escribes sobre eso, sobre tu frustración".

"Whitout You" -que fue incluido en el libro de Del James The Language of Fear, de 1995- sirvió como base para una obra conceptual que constaría de tres videos, con ingredientes como el aislamiento, la pérdida del amor, la muerte y las vidas pasadas como ingredientes. "Don't Cry", "November Rain" y "Estranged" serían las tres power ballads que contarían la historia que Rose tanto ansiaba contar.

Una canción con historia

Una versión primogenia y acústica de

10:19
Video

Podría decirse que "November Rain" es una de las canciones más antiguas de Guns N' Roses. Partes de la melodía y de la letra merodeaba ya en la cabeza del cantante en 1983, dos años antes de que la banda tomara forma.

Durante las sesiones de grabación de Appetite For Destruction, Rose trabajó en una versión acústica que fue incluida recientemente en el box set con el que se celebraron los 30 años del lanzamiento del exitoso disco debut. Sin embargo, la banda decidió dejarla afuera de la lista de canciones definitiva al coincidir que no estaba a tono con el resto del álbum. "Tuvimos que elegir entre 'Novermber Rain' y 'Sweet Child O'Mine'. El problema era que 'November...' no estaba terminada y no quería que nadie me ayudara a escribirla. Por eso decidimos guardarla", contó Rose en el documental Makin' Fuckin Videos - Part II. Según contó Slash, llegaron a grabar algunos demos, uno de ellos con una duración total de 18 minutos y con el guitarrista de Nazareth, Manny Charlton, como invitado.

Finalmente, se convirtió en una de las perlas de Use Your Illusion I, con una fastuosa orquestación, un solo memorable de Slash, un dramático final y una duración total de 8:57 minutos. Fue lanzado como single el 18 de febrero de 1992 y rápidamente trepó al puesto 3 en el Billboard Hot 100 chart estadounidense, convirtiéndose en la canción más larga de la historia en ingresar al top ten.

Como referencia inmediata, Rose ha nombrado a la canción "Home Sweet Home", de Mötley Crüe, incluida en el disco Theatre of Pain (1985). "Tommy Lee fue una gran influencia, porque la primera vez que vi el video de 'Home sweet home' y escuché la parte en la que él tocaba el piano me hizo dar cuenta que podía tomar lo que yo sabía sobre piano y enfocarlo en algo simple pero muy serio", explicó el vocalista. "Ese es el enfoque que tomé en 'November Rain', eso es lo que me hizo empezarla. Vi el video y comencé a escribirla".

Motley Crue - "Home Sweet Home" - Fuente: YouTube

4:29
Video

Ese sonido parecía tener poco que ver con lo que Guns N' Roses venía haciendo, pero la variedad de géneros con los que se coqueteaba en Use Your Illusion daba lugar a la experimentación. "Eran cosas a las que no estábamos acostumbrados. Es una canción muy suave, asi que nos tomó tiempo adaptarnos", confesó tiempo después el bajista Duff McKagan.

Una boda, una fiesta y un funeral

A diferencia de "Don't Cry", el video de "November Rain" fue planteado desde un argumento más lineal, que recorrería la boda de Mayne y Elizabeth, la fiesta de casamiento y el funeral de ella, con imágenes de la banda tocando junto a una orquesta. Básicamente, el video transcurre en cuatro locaciones (la iglesia católica St. Brendan y el Orpheum Theatre de Los Angeles, la Villa del Sol d'Oro in Sierra Madre y el desierto de Nuevo México), fue dirigido por Andy Morahan y costó unos 1,5 millones de dólares, cifra que lo convirtió en ese momento (aunque no por mucho tiempo) en el video más caro de la historia.

Video de la canción "November rain", de Guns N' Roses - Fuente: Youtube

9:16
Video

La protagonista fue la supermodelo Stephanie Seymour, quien también había trabajado con la banda en "Don't Cry" y, por entonces, era novia de Rose. "No lo pensé. Ellos me lo ofrecieron y me hicieron sentir bien, segura. Fue muy estimulante para mí que me invitaran a participar también de este video", aseguró.

Sin embargo, el rodaje no fue tan sencillo. Las tomas en la iglesia, por ejemplo, se extendieron hasta bien entrada la madrugada, con los extras durmiendo sobre los bancos de madera mientras el grupo se preparaba para hacer sus partes. Y es que, pese a haber hecho un cameo en la película de 1988 The Dead Pool, junto a Clint Eastwood, claramente la actuación no era algo que Slash o Duff manejaran con demasiada soltura. En defintiva, todos estaban algo fastidiados menos Axl, que quería que el video fuera perfecto y tal cual lo había imaginado.

Seymour recordó, por ejemplo, lo tortuoso que resultó para ella pasar varias horas metida dentro de un ataúd. No debía moverse para no romper el efecto del espejo que reflejaba el lado derecho de su rostro, un truco que suelen utilizar las funerarias para "tapar" la parte que resulta dañada cuando una persona se dispara en la cabeza.

Otra de las tomas complicadas de realizar fue la que acompaña al solo de Slash. Rose había imaginado al guitarrista en un lugar abierto, rodeado de naturaleza. Sin embargo, en pleno otoño californiano, resultaba difícil encontrar un lugar así. Por eso, el director propuso una locación en Nuevo México que contaba con una antigua capilla en ruinas, que había sido utilizada para el rodaje de la película Silverado (1985). Rose estuvo de acuerdo, y así surgió una de las escenas más iconicas del clip.

Sin embargo, Slash no se sintió del todo cómodo con ese nuevo rumbo que estaba tomando la banda. "Nos pusimos a hacer estos videos con producciones enormes... El rodaje de 'November Rain' fue demasiado, demasiado complicado. Fue un gran video, pero también me hizo darme cuenta de que todo se estaba saliendo de control", contó en una entrevista de 2006. Luego de finalizar su gira mundial y lanzar el álbum de covers The Spaghetti Incident? (1993), tanto él como McKagan darían un paso al costado, dejando a Rose como único miembro original. Pasarían 23 años hasta que el trío fundacional se reuniera en escena, para emprender el tour Not In This Lifetime.

Las cosas entre Rose y Seymour tampoco terminaron bien. Poco antes de que saliera a la venta The Spaghetti..., la relación se rompió. El cantante la acusó de infidelidad -en su momento, se dijo que ella lo había engañado con el actor Charlie Sheen- y malos tratos, además de exigirle la devolución de unas joyas valuadas en 100 mil dólares que le había regalado; la supermodelo contraatacó denunciando que había sufrido violencia física y abusos por parte del vocalista, en una demanda a la que se sumó Everly. Finalmente, se arribó a un acuerdo extrajudicial, cuyos términos nunca fueron revelados.

La ruptura con Seymour provocó un cambio de planes en la trilogía. El video de "Estranged" -canción incluida en Use Your Illusion II, escrita en función de "Whitout You"- sirvió como final, aunque no contó con la imagen de la supermodelo en el rol de "fantasma que acosa al rockero atormentado por la pérdida". Sí hay algunos cameos del pequeño Dylan Thomas, el hijo que Seymour había tenido en una relación previa, a quien puede vérselo en el camarín del cantante durante algún punto de la gira. Según se supo, Rose había desarrollado una fuerte relación afectiva con el niño, aunque nunca más volvió a verlo.

Más allá del sabor amargo que debe significar para el cantante ver el video de "November Rain", la canción se convirtió en una de las baladas más populares de la banda. El single vendió 1 millón de copias alrededor del mundo y le brindó muchas distinciones a Guns N' Roses a través de los años. Uno de los reconocimientos más fuertes, posiblemente, llegó en la entrega de los MTV Music Awards de 1992, cuando Elton John accedió a unirse a la banda sobre el escenario para hacer una versión a dos pianos del tema.

Guns N' Roses interpreta "November rain" junto a Elton John - Fuente: Youtube

9:42
Video

"Fue un gran honor tenerlo a él tocando la canción", contó Rose al rememorar ese encuentro con el artista británico. "Lo miraba y sentía muchos nervios, temía equivocarme y que todo se arruinara. ¡Tenía a Elton John sentado frente a mí, tocando mi canción! Fue muy extraño, casi como llevar el tema a su punto más alto".

Lo curioso es que, 26 años después de su lanzamiento, "November Rain" sigue brindándole satisfacciones a la banda surgida en California: la popularidad del clip no decae con el paso del tiempo, sino que llegó a sumar, durante 2017, un promedio de 560 mil visitas diarias en YouTube. De ese modo, consiguió convertirse hace algunas semanas en el video de los 90 con más visualizaciones en la plataforma, al superar las mil millones de reproducciones. Todo un récord que parece bastante difícil de ser superado en el corto plazo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.