El dólar confirmó su rebote, mientras el riesgo país no deja de aumentar

El billete cerró en $28,70 al público; el riesgo subió más del 4%, a 634 puntos; factores internos y de afuera
El billete cerró en $28,70 al público; el riesgo subió más del 4%, a 634 puntos; factores internos y de afuera Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez
Javier Blanco
(0)
10 de agosto de 2018  

El dólar confirmó ayer su tendencia al rebote al pegar su cotización un nuevo salto, que lo volvió a colocar en un nivel que no tenía desde comienzos de julio, cuando apenas estaba quedando atrás la corrida cambiaria que tuvo en vilo a la economía por 100 días y la empujó -junto a la sequía- a recaer en un ciclo recesivo.

El billete cerró a un promedio de $28,11 y $28,70 para la venta mayorista y al público, con lo que aumentó hasta 46 centavos. De esta manera, provocó una devaluación del 1,7%, mayor a la que registraron otras monedas de la región (cayeron 1,2% el peso mexicano y 1% el real brasileño, por caso), dejando a la vista que algunos factores internos también colaboran para debilitar más al peso.

Así acumula en la semana un alza de 82 centavos o 3%, que recuperó dos tercios del retroceso que la divisa mostró a lo largo de julio.

El aumento esta vez no se debió a un repunte importante de la demanda (el volumen operado fue de apenas US$474,4 millones, con lo que se contrajo 25% respecto de anteayer), sino que estuvo impulsado básicamente por contagio externo. "Todas las divisas de la región se depreciaron", apuntó el analista Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios.

Sin embargo, también se agrega que el diferencial de castigo que sufrió la moneda local es adjudicable a causas internas. "La Argentina está demasiado expuesta a los ruidos externos y, en general, los sufre más", explicó Gustavo Quintana, de PR Cambios. "Las dudas que dejó la renovación de LETE y el derrape de los bonos también ayuda a impulsar la dolarización local", indicó Izzo.

La tendencia del mercado de contado se replicó entre los futuros, que también avanzaron para quedar en $28,81 para fin de mes y en $32,32 (+2%) para fin de año. Según estos precios, el peso se estaría devaluando 15% más en lo que resta del año, con lo que completaría una pérdida del 73% frente al dólar durante todo 2018. Sin embargo, según los 40 analistas consultados por LatinFocus, la divisa cerraría el año a $30,19 en promedio, lo que implicaría una devaluación del peso menor a la que validan quienes hoy demandan cobertura mediante contratos de futuro.

En el orden externo, el dólar se fortaleció en un contexto de mayor cautela ante las renovadas tensiones comerciales, después de que China anunciara que aplicará aranceles extras de 25% sobre la importación de productos estadounidenses valorados en US$16.000 millones. La aversión al riesgo se reflejó también en la compresión al 2,93% que mostró el rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, siempre elegidos, en estos casos, como cobertura.

Pese a esa ayuda, empero, la tasa de riesgo país siguió aquí en alza, al trepar más del 4% y cerrar en 634 puntos (máximo desde mediados de 2015), básicamente porque "los bonos en dólares no detienen su caída, salvo los más cortos, y retrocedieron 1,50% en promedio. Ya todo el tramo medio y largo de la curva rinde entre 9,25% y 9,75% anual", apuntó el analista Sebastián Cisa, del Grupo SBS.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.