Sacralidad maldita

MUNDO Por Miguel Espejo Anábasis-93 páginas-($12)
(0)
26 de julio de 2000  

En esta suerte de apocalipsis personal del propio cuerpo, alienta una profana, impiadosa, casi maldita sacralidad. Terrible y bella enumeración y detracción del mundo, el libro de Espejo tiene la entonación de un salmo, trasunta la fe invertida del apóstata y constituye, en fin, una plegaria al revés. Mundo puede leerse como el misal religioso del oficio adscripto al culto del sinsentido y de la nada, incluso al culto de la muerte.

La caída del mundo -que es la del hombre- aparece subrayada en el texto mediante la caída de un cuerpo tipográfico que estalla en mil esquirlas de palabras. Espejo evoca con lucidez ciertos rasgos atribuibles a lo que dio en llamarse poesía maldita. La diferencia, si es que la hay, está quizás en el desapego con que su palabra, casi anónima, no abjura del silencio ni desoye la nada y hasta admite, en la negrura, otra esperanza.

Miguel Espejo publicó, entre otros libros de poemas, Fragmentos del universo y La brújula rota, y los ensayos La ilusión lírica y Senderos en el viento. Obtuvo el Premio Nacional de Ensayo y Crítica Literaria (1988) y los premios Municipal de Poesía de la Ciudad de Buenos Aires y Regional de Literatura de la Secretaría de Cultura de la Nación (1996).

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?