Suscriptor digital

Los cuadernos de las coimas: De Vido dijo que nunca recibió "bolsos, bolsitos, sobres o cajas"

El exfuncionario presentó un escrito y aseguró que es "descabellada" la idea de que él pudo ser el jefe de una asociación ilícita
El exfuncionario presentó un escrito y aseguró que es "descabellada" la idea de que él pudo ser el jefe de una asociación ilícita Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
Iván Ruiz
(0)
10 de agosto de 2018  • 14:07

Con la misma actitud que mantiene desde que dejó el poder, Julio De Vido volvió a negar hoy un nuevo delito ante la Justicia. El exministro rechazó ante el juez Claudio Bonadio haber sido el organizador de una asociación ilícita destinada a recaudar pagos en negro de distintos empresarios y dijo que nunca manejó "bolsos, bolsitos, sobre o cajas".

De Vido es el hombre al que Oscar Centeno apuntó como el líder que organizaba los recorridos a bordo del Toyota Corolla que "visitaba" a los empresarios que recibían llamadas previas de Roberto Baratta, su persona de confianza en el Ministerio de Planificación.

"Niego total, categórica y absolutamente los hechos que se me atribuyen", dijo Julio de Vido ante la Justicia y pidió su sobreseimiento "inmediato" en la causa por los cuadernos de las coimas. El exfuncionario presentó un escrito ante el juez Claudio Bonadio en el que aseguró que es "descabellada" la idea de que él pudo haberse constituido como el jefe de esa asociación ilícita.

De Vido rechazó, además, haber recibido fondos ilegales en "bolsas, bolsitas, sobres o cajas". En el escrito de unas 15 carillas, el exministro no mencionó a Roberto Baratta, cuyo chofer escribió los cuadernos que desataron un escándalo. Tampoco mencionó a Cristina Kirchner, máxima referente del Gobierno tras la muerte de Néstor Kirchner.

"Niego haberme beneficiado de fondos ilegales", agregó De Vido, que fue trasladado a primera hora de la mañana desde el penal de Marcos Paz , Subió al despacho del juez Bonadio después de las 9:30, entregó un escrito y se negó a responder preguntas. El Servicio Penitenciario Federal lo traslado rápido después de esperar varias horas, sin mantener contacto con los periodistas.

Por último, De Vido sostuvo en el escrito que nunca tuvo chofer o remisero porque se movía con custodia personal. Incluso, su defensa pidió como medida de prueba que sean citados como testigos los miembros de la Policía Federal Argentina que lo acompañaron como custodios durante los años que se desempeñó como funcionario.

El exfuncionario kirchnerista, el hombre que supo manejar las cajas de la obra pública y la energía, permanece detenido desde octubre en una causa que investiga irregularidades en la construcción de la mina de Río Turbio, en Santa Cruz. Su nombre aparece en la trama por los cuadernos de las coimas una y otra vez.

De hecho, Juan Carlos De Goicoechea, el primer empresario arrepentido de la causa, fue durante esos años en que aparecen en los cuadernos escritos por el chofer de Baratta el máximo responsable en la Argentina de Isolux-Corsán, la empresa española que ganó el contrato para construir una central térmica en la mina de Rio Turbio.

De Vido está procesado por distintos delitos vinculados a irregularidades en la administración de fondos públicos, pero también por su responsabilidad en la Tragedia de Once, una investigación que atraviesa ahora su fase final con un juicio oral y público.

Los cuadernos

"Nelson retira US$ 1.000.000 Hotel de la calle Esmeralda. Se lo lleva al a Hernan, Sec. De Jose María Olazagasti para que este se lo de a De Vido", anotó Centeno en mayo de 2015, tan solo una de las veces que aparece mencionado el exministro. Pero además de sus apariciones, desde la Justicia consideran clave que la mayoría de los funcionarios que aparecen mencionados en los cuadernos de las coimas eran empleados del Ministerio de Planificación que condujo De Vido durante los 12 años de kirchnerismo.

El principal protagonista, por el rol que tenía durante la recaudación del dinero y porque los empresarios lo señalaron como la persona encargada de "apretarlos" para que entreguen el dinero era Baratta, un hombre que creció gracias al poder que le entregó De Vido en especial en temas energéticos.

La próxima funcionaria indagada será Cristina Kirchner, que concurrirá el lunes a Comodoro Py. El juez Bonadio sostiene que tanto ella como De Vido eran los organizadores de esta supuesta asociación ilícita, un delito grave con una pena de hasta diez años de prisión.

Una vez que declare Cristina Kirchner, el juez Bonadio deberá resolver la situación procesal de las decenas de imputados que desfilaron durante diez días por Comodoro Py desde que estalló el escándalo de los cuadernos de las coimas.

Por: Iván Ruiz

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?