Otro trasplante renal cruzado: repitieron la hazaña que le cambió la vida a Lanata

Es la misma intervención que se hizo Jorge Lanata
Es la misma intervención que se hizo Jorge Lanata Fuente: Archivo
(0)
10 de agosto de 2018  • 13:33

Por segunda vez en el país, un equipo de médicos argentinos realizó un trasplante renal cruzado entre dos pares de donante receptor. Ocurrió en la Unidad Renal del Hospital Universitario Fundación Favaloro realizó, el 31 de julio pasado. Y los pacientes fueron dados de alta hace una semana, con muy buen pronóstico. El trasplante anterior de estas características fue el que se le realizó al periodista Jorge Lanata , en 2015, cuando Nora Hernández, le donó un riñón a Lanata, mientras la entonces pareja del conductor, Sara Stewart Brown , dio el suyo al hijo de Hernández.

Como la llamada ley Justina , todavía no fue reglamentada, aunque sí publicada en el Boletín Oficial hace una semana, se requirió de una orden judicial que autorizara la práctica. La nueva ley de trasplante autoriza y regula entre otras cuestiones la donación cruzada de órganos. Ya no será necesaria una autorización judicial.

El cruce de donantes permitió la realización de dos trasplantes simultáneos compatibles. ¿Qué ocurría? Según explicó la Fundación Favaloro en un comunicado, "el receptor del par 1 tenía a su esposa donante con la que presentaba incompatibilidad de grupo sanguíneo ABO; el receptor del par 2 disponía de su hermana donante también con incompatibilidad ABO con él. La donante del par 1 era compatible con el receptor del par 2, y la donante del par 2 era compatible con el receptor del par 1". También se explicó que los dos donantes fueron dados de alta hospitalaria hace una semana, en excelente estado clínico, y los dos receptores regresaron a sus hogares el lunes último, con una evolución post trasplante normal, recuperando función renal y sin necesidad de diálisis.

"La realización del cruce permitió evitar intensos tratamientos de desensibilización para realizar los trasplantes entre los pares directos incompatibles. Estos tratamientos aumentan la inmunosupresión necesaria para realizar el trasplante, incrementando los riesgos en el receptor ligados a la inmunosupresión y los costos al sistema de salud relacionados con los tratamientos complementarios de desensibilización", explicó Pablo Raffaele, jefe de la Unidad Renal de la Fundación Favaloro.

El primer renal cruzado de América latina se realizó también en la Fundación Favaloro, el 28 de marzo de 2015, cuando no existía todavía una ley que reglamentara el procedimiento. Por eso, fue necesario que el Comité de Bioética del Programa de Optimización del Donante Vivo Renal del Hospital Universitario Fundación Favaloro, se pronunciara y aprobara el acta 496/15.

El 10 de octubre de 2017, el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) reglamentó con la resolución 435/17, el Programa de Donación Cruzada en la Argentina. Es decir que estos trasplantes fueron los primeros que se realizan bajo esta norma, ya que todavía no entró en vigencia la nueva ley de trasplante 27.447. Por esa razón, explican en la fundación Favaloro, fue necesaria la aprobación judicial para este cruce de donantes.

La nueva Ley incluye en su artículo 23 la donación cruzada, por lo que desde su vigencia no será necesaria la intervención judicial para el trasplante cruzado entre pares registrados.

" El trasplante renal con donante vivo ha mostrado mejores resultados que los obtenidos con donante fallecido, tanto en las publicaciones internacionales, como los informados por el INCUCAI en nuestro medio. Estos resultados se mantienen aunque el donante no esté genéticamente relacionado", apuntó Raffaele.

Se estima que el 30% de los pacientes que cuentan con un donante vivo presentan con su donante directo algún tipo de incompatibilidad, ya sea de grupo sanguíneo ABO o ligada a la presencia de anticuerpos de histocompatibilidad contra su donante. Esta limitación puede superarse con tratamientos de desensibilización farmacológicos y por extracción de los anticuerpos del suero del receptor previos al trasplante, pero aumentando los riesgos médicos para el receptor y los costos económicos del trasplante.

"El intercambio entre pares donante-receptor en un Programa de Donación Renal Cruzada ha demostrado ser una razonable manera de optimizar los donantes vivos disponibles, mejorando los resultados del trasplante con una reducción de los riesgos de los receptores sin aumentar los de los donantes", agrega el jefe de la unidad renal de la Fundación Favaloro.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?