Superhéroes y supervillanos en el nuevo libro Marissa Meyer, autora de un fenómeno juvenil que visita Buenos Aires

La escritora, que se hizo muy conocida con "Las crónicas lunares", se convirtió en la "reina de las princesas rebeldes"; la próxima semana vendrá al país
La escritora, que se hizo muy conocida con "Las crónicas lunares", se convirtió en la "reina de las princesas rebeldes"; la próxima semana vendrá al país
Fabiana Scherer
(0)
11 de agosto de 2018  • 00:31

Conocida por ser la "reina de las princesas rebeldes", Marissa Meyer es una de las autoras más vendidas en el universo Young Adult (YA). Su tetralogía Las crónicas lunares se convirtió en un éxito inmediato y en un referente del género retelling (historia clásica y conocida contada desde otro punto de vista o situada en otro universo) al meterse con los inoxidables cuentos de Cenicienta, Caperucita Roja, Rapunzel y Blancanieves. El suceso no conoció fronteras y fue traducido a más de 30 idiomas.

A pocos días de su primera visita a Buenos Aires -estará en la ciudad los días 15, 16 y 17 de este mes- Meyer confiesa estar muy emocionada con el encuentro con sus seguidores, quienes en las redes generaron gran revuelo ante la noticia de la llegada de esta mujer de 34 años nacida en Tacoma, Washington, que en los últimos seis años publicó diez libros. Entre otros, el volumen dos de la novela gráfica Wires and Nerve: Los rebeldes (donde retoma personajes de Las crónicas...) y Renegados , donde cuenta la historia de un sindicato de prodigios, humanos con habilidades extraordinarias, quienes emergieron de las ruinas de una sociedad desmoronada y establecieron paz y orden donde reinaba el caos.

Sus primeros pasos en el mundo de la literatura los dio como editora, hasta que se animó a escribir una fanfiction dedicada a la serie manga Sailor Moon, con el seudónimo de Alicia Blade. En una entrevista con The News-Tribune reconoció que hacer fanfiction la ayudó a aprender el oficio de escribir.

- Por lo general, los cuentos de hadas incluyen alguna una lección social o moral. ¿En el momento de escribir Las crónicas... tenías en mente sumar alguna moraleja?

- Nunca voy a escribir un libro con un mensaje particular. Mi prioridad es contar siempre una historia interesante, a la que los lectores quieran volver una y otra vez. Sin embargo, mientras escribo sobre varios los temas que aparecen y que se hicieron presente en Las crónicas... Hay mensajes sobre tolerancia, aceptación, belleza (interna y externa), amarse a sí mismo, poder ver más allá de los prejuicios y luchar por lo que crees. Me encanta cuando los lectores me cuentan que cambiaron sus perspectivas sobre ciertos temas, pero no puedo dejar de decirte que es más un efecto secundario que el objetivo en sí. Lo que intento siempre es contar una buena historia.

- ¿Cómo lográs mantener frescos los cuentos hadas, teniendo en cuenta que ya existen varias versiones sobre ellos?

-Con cada libro, lo primero que hice fue armar una lista con los elementos más emblemáticos de cada cuento. Quería asegurarme que estuvieran representadas de alguna manera. El zapatito de cristal, la malvada madrastra, el lobo, la manzana, el espejo mágico, cosas que para mí realmente abarcan el corazón de cada historia. Una vez armada es lista, comencé a intercambiar ideas sobre cómo podía desarrollar cada uno de esos elementos al mundo futurista que estaba creando; de modo que el lobo se convirtió en un supersoldado de la bioingeniería y el zapatito, en un pie cibernético. Así continué construyendo la historia y el mundo, sumándole nuevas subtramas para poder expandirme a algo épico y emocionante, sin dejar de lado los momentos tan queridos de los cuentos de hadas.

- Los personajes de tus libros suelen ser un ejemplo de diversidad.¿Es importante hablar del tema en la ficción YA?

-Absolutamente y me siento afortunada de escribir en un momento en el que se debate la importancia de la diversidad. Cuando comencé la serie en 2008, la diversidad no era un tema candente. En el mundo real, todos somos diferentes. Hay diversas etnias, creencias, sexualidades, entornos socioeconómicos, pasatiempos y talentos ... y esa amplitud de experiencia humana también debe estar presente en nuestra ficción. Espero que eso les permita a mis lectores establecer conexiones con mis personajes en muchos niveles diferentes.

La portada del nuevo libro de la escritora estadounidense
La portada del nuevo libro de la escritora estadounidense

-¿Cómo nace la idea de Renegados?

-Siempre me gustaron las historias de superhéroes, desde que era niña, así que creo que Renegados podría haberse estado gestando en mi subconsciente durante años. Pero el momento en el que apareció como un rayo fue cuando pasé por un patio en construcción y vi un cartel, que pensé que decía: ¡Próximamente escuela de héroes! No podía creer lo que había visto, empecé a agitarme, a sentir que mi corazón latía muy rápido, así que miré nuevamente y descubrí que el cartel decía algo completamente diferente. Pero no importó, porque mi imaginación ya estaba a mil años luz. Pensé en lo maravilloso que sería asistir a una escuela para superhéroes, pero ¿y si también hubiera una escuela de supervillanos y los dos tuvieran rivalidades realmente intensas? ¿Qué pasaría si una chica de una escuela se enamorara de un chico de la otra escuela, pero no supieran quiénes son realmente y en que sus identidades secretas fueran archienemigos? Me enamoré de la idea desde el principio. Eventualmente, las escuelas rivales fueron eliminadas de la historia, pero la idea de que un héroe y un villano se enamoren sigue siendo el enfoque del libro.

- Tanto en tus historias de cuentos de hadas y en las de los superhéroes exploras el lado oscuro, los grises. ¿Qué es lo que más te atrae?

- Estoy fascinada por las zonas grises en la humanidad. En la ficción, es fácil asignar roles de "chico bueno" y "chico malo" a personajes y a grupos, pero en la vida real, rara vez es tan blanco y negro. Todos tienen el potencial de hacer el bien, y todos tienen el potencial de hacer el mal, y todos caminamos por la delgada línea. Así que me gusta mirar más de cerca, a pequeña escala, prestando atención a los motivos qué puede llevar a un personaje a comportarse de tal manera, por qué toma ciertas decisiones. Me encanta explorar las diversas posibilidades.

- Los lectores suelen destacar tus escenas de acción ¿Cómo las trabajas?

- Las escenas de acción son muy difíciles de escribir, pero debo reconocer que al final siempre me siento orgullosa de cómo terminan. Para lograrlas suelo dibujar pequeños cuadros para para mí, para visualizar a cada personaje y develar cómo se moverán a lo largo de la escena. Es como armar una coreografía. También hago la lista de las armas y objetos disponibles que puedo utilizar. Por ejemplo, en Renegados hay una escena de lucha que transcurre en una biblioteca, así que traté de usar los libros y las estanterías como los elementos principales. Una vez que tengo los objetos más importantes, me detengo en los detalles minúsculos. Muchas veces llegué a actuar las escenas para que se sientan reales. Es mucho trabajo.

- Está claro que sos seguidora de los X-Men, ¿de qué otros superhéroes te considerás fan?

-En cuanto a los universos clásicos de Marvel y DC Comics, mi favorito es Spider-Man. Como siempre he sido un completo nerd, me identifico mucho con Peter Parker y siempre me gustó cómo la historia se enfocó en cuestiones de responsabilidad y si alguien con un don extraordinario tiene la obligación de usar ese regalo para ayudar a los demás. Luego está Sailor Moon y las otras senshi que siempre tendrán un lugar destacado en mi corazón

- En Las crónicas lunares juegas con los tópicos comunes de los cuentos de hadas. ¿Cuáles son los que menos te gustan en el mundo de los superhéroes?

- Mi tópico menos favorito es, probablemente, la idea de que un superhéroe sea todopoderoso: súper fuerza, súper velocidad, invencibilidad, sin debilidades ... Superman. ¡Lo encuentro tan aburrido! Así que, que cuando tuve que incluir a mi propio "Superman" en Renegados, en la forma de Captain Chromium, intenté darle mayor profundidad, más allá de su identidad heroica. Así que me animé a explorar sus relaciones con su familia y con las personas que quiere proteger. Finalmente se convirtió en uno de mis personajes favoritos.

- Después de pasar tantos años con los personajes de Las crónicas...¿Extrañas la serie, seguirás recuperándola en otras historias?

- Después de tantos años llegué a sentirlos como algunos de mis amigos más queridos. Los vi enamorarse, luchar por sus sueños, luchar a través de innumerables miserias y tribulaciones ... Fueron muchas las cosas que pasamos juntos, lo que hizo que fuera muy difícil despedirme. Lo que lo hace muy divertido volver a visitarlos mientras escribo las novelas gráficas de Wires and Nerve. Sinceramente tengo docenas de otras ideas acechando en el fondo de mi mente y que no puedo esperar escribir.

PARA AGENDAR

  • Jueves 16, a las 18, en la sala Astor Piazzolla del Centro Cultural Borges (Viamonte 525), la autora mantendrá un encuentro con los BBB Gus Funes, Meli Corbetto, Maca Yannelli, Álvaro Garat y Martu Barimboim y firmará ejemplares. La actividad es gratuita.
  • Viernes 17, a las 16.30, en la Librería El Ateneo (Florida 340), Meyer participará de una mesa con las autoras locales Pamela Stupía, Anna K. Franco. No se firmarán ejemplares. La actividad es gratuita pero requiere inscripción previa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.