Del Potro alcanza el podio del ranking mundial y rubrica otro capítulo de su maravilloso cuento de superación

Del Potro, en el puesto más alto de su carrera, próximo a cumplir 30 años
Del Potro, en el puesto más alto de su carrera, próximo a cumplir 30 años Fuente: AFP
José Luis Domínguez
(0)
10 de agosto de 2018  • 23:59

Desde el lunes próximo, Juan Martín del Potro aparecerá por primera vez en su carrera en el puesto número 3 del ranking, su posición más elevada. Lo logra a los 29 años, a pocas semanas de tomar la curva de las tres décadas. Un hito que cobra dimensión cuando se observan los nombres que lo preceden: Rafael Nadal (1°) y Roger Federer (2°), dos de las máximas leyendas del universo de las raquetas. El puesto 3 también lo integra a un selecto club del tenis local: el tandilense se suma a Guillermo Vilas , Guillermo Coria , David Nalbandian y, entre las mujeres, Gabriela Sabatini , los únicos argentinos que pisaron el podio del ranking de singles en los últimos 45 años, desde que surgió el sistema de clasificación semanal de la ATP.

El ascenso llega en un momento particular: por molestias en la muñeca izquierda, Del Potro desistió de jugar esta semana en Canadá, pero desplazará a Alexander Zverev porque el alemán cayó el viernes ante el griego Stefanos Tsitsipas por 3-6, 7-6 (13-11) y 6-4 en los cuartos de final del Masters 1000 de Toronto. Como el alemán defendía el título (1000 puntos), descontará 820 puntos y retrocederá al cuarto escalón. Tampoco tendrá chances otro aspirante, el búlgaro Grigor Dimitrov , eliminado por el sudafricano Kevin Anderson .

Así, Del Potro aparecerá el lunes próximo con 5410 puntos en su cuenta, seguido por Zverev (4845) y Dimitrov (4700). Un logro que, vale destacarlo, se justifica a partir de lo sumado durante las últimas 52 semanas. En este tiempo, Del Potro ganó su primer Masters 1000 (Indian Wells), llegó a dos semifinales de Grand Slam (US Open 2017 y Roland Garros 2018) y un cuarto de final (Wimbledon), además de los títulos en Acapulco y Estocolmo, y las finales de Basilea, Auckland y, hace unos días, Los Cabos. En esa sumatoria a través de estos 12 meses es donde se puede visibilizar con más precisión lo alcanzado.

Zverev perdió el 3 con una doble falta en el final

El número 3 llega, por otro lado, como el nuevo capítulo de un regreso singular, en una carrera con muchas emociones. Después de tres operaciones en la muñeca izquierda, de jugar un puñado de encuentros durante dos temporadas, Del Potro emprendió el regreso al circuito en enero de 2016, bien desde los cimientos: el puesto 1045°. A partir de entonces comenzó una recuperación que asombró incluso a sus colegas. Novak Djokovic , otro histórico, lo nombró como un ejemplo de lucha para volver después de tanta adversidad. Caer, levantarse y seguir, siempre.

Acaso el propio Del Potro sea el más incrédulo por llegar tan alto, después de tanto tiempo de incertidumbre sobre su carrera. "Estoy haciendo una buena temporada, orgulloso de estar entre los mejores. Me gusta seguir sorprendiéndome en cada torneo", comentó hace algunas semanas, en Wimbledon, donde terminó entre los ocho mejores, luego de una batalla tremenda frente a Nadal. Al mismo tiempo, el Olimpo de los jugadores top siempre fue un lugar de pertenencia, a pesar de las ausencias. "Uno se fija con quién le toca jugar en el siguiente torneo, pero los de más arriba también miran por qué lado del cuadro aparece Del Potro, eh", comentaba años atrás Franco Davin , el entrenador que lo llevó a la cuarta ubicación, a sabiendas de que el gigante de Tandil puede sorprender a cualquiera, en cualquier momento. Lo sabe Djokovic, que lo sufrió en Río 2016; lo tiene claro Federer, su vencido en aquel histórico Flushing Meadows, y mucho más cerca, en marzo pasado, en el cemento de Indian Wells.

¿Puede aspirar Del Potro a ir más lejos, a dar otro paso hacia arriba? No asoma tan sencillo, si se tiene en cuenta que el número 3 llegó ocho años y siete meses después de tocar el puesto 4 del ranking. Acaso nadie hubiera pensado que esa cifra sería el techo durante tanto tiempo, pero luego sobrevinieron los problemas. Desde enero de 2010, cuando subió al cuarto escalón, hilvanó tres operaciones en la muñeca izquierda, otra en la derecha; conquistó dos medallas olímpicas (bronce en Londres 2012, plata en Río 2016) y alzó la Copa Davis , ese trofeo con el que consiguió reconciliarse después de cosechar críticas durante años.

Los momentos más emotivos de la carrera de Del Potro

Los momentos más emotivos de la carrera de Juan Martín del Potro

03:58
Video

A Del Potro le toca navegar en su mejor ranking entre ídolos enormes y un recambio (Zverev y Thiem, los ascendentes Chung, Tsitsipas, Shapovalov, Rublev) que quiere ganar espacio en lo más alto. Pero, con continuidad y sin dolores, el tandilense demostró claramente que puede jugarles de igual a igual a los mejores; ahora, superar a leyendas como Nadal y Federer (y por qué no Djokovic, en plena recuperación) requerirá un salto más de calidad y regularidad, y mayor protagonismo en los Grand Slams, allí donde se reparten los puntos grandes. Eso significa rendir a la par del español y del suizo. en todo sentido.

Un buen examen llegará dentro de algunas semanas en el US Open , un torneo que lo anida como campeón en 2009 y en el que suele tener actuaciones destacadas. Mientras, Del Potro puede disfrutar su nuevo status de tercer jugador del mundo. Otra página singular, dentro de una historia de grandes momentos, con mucho aún por escribir.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?