Identifican a otros tres soldados sepultados en Darwin y precisan el origen de errores en el cementerio

Cristina, la madre del soldado Luis Sevilla, en un cementerio réplica del existente en Malvinas
Cristina, la madre del soldado Luis Sevilla, en un cementerio réplica del existente en Malvinas Fuente: Archivo - Crédito: Javier Corbalán
El secretario de Derechos Humanos dijo que se analiza extender el acuerdo con Gran Bretaña para aclarar los reclamos sobre tumbas con nombres cambiados
Alejandra Conti
(0)
11 de agosto de 2018  

"Creo que fue un error involuntario que se produjo cuando se renovó el cementerio. Es más, la lista de fallecidos no fue confeccionada por la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas. Fue realizada por las Fuerzas Armadas a pedido de la Cancillería. Ahí debe haber ocurrido la confusión". El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj , explicó con esas palabras su convicción de que la existencia de tumbas mal identificadas en el cementerio militar de Darwin no se debió a la mala intención o a una operación política.

Avruj hizo estas declaraciones ayer a LA NACION, en coincidencia con la identificación de la ubicación de los cuerpos de tres combatientes en ese cementerio que no habían sido considerados en el Plan Proyecto Humanitario (PPH). Con estos hallazgos que proceden del estudio de 121 tumbas, ya son 96 los soldados argentinos identificados en el cementerio de Darwin.

Este diario informó, el 2 de julio pasado, que había varios cuerpos sepultados que no coinciden con los nombres que tienen las lápidas. Los casos de dos de los tres soldados dados a conocer ayer, Héctor Walter Aguirre, oriundo de Santiago del Estero, y Luis Guillermo Sevilla, de Salta, corresponden a los denunciados como mal identificados. Sus nombres aparecían en una tumba colectiva, pero sus familiares sospechaban que no estaban allí. En el PPH se cotejaron muestras de ADN de las familias de estos soldados con las de los restos exhumados el año pasado por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EEAF) de las tumbas anónimas del cementerio de Darwin y el resultado fue positivo: Aguirre y Sevilla estaban en realidad en dos tumbas individuales, en otro sector del cementerio.

La familia del tercer soldado identificado ayer pidió que no trascendiera su nombre. "Al aparecer los cuerpos de Sevilla y Aguirre se reconoce el error de 2004 cuando se incluyen sus nombres en la tumba colectiva con Ricardo Sánchez y Mario Ramón Luna", agregó Avruj.

-¿Qué pasará con la tumba en la que figuran como enterrados Aguirre y Sevilla ahora que se sabe que no están allí? Las tumbas nominadas no están incluidas en el PPH acordado con Gran Bretaña.

-Tenemos que hacer un nuevo acuerdo con Gran Bretaña y obtener el consentimiento de la familia de Sánchez para investigar esa tumba.

-¿Qué cree que permitió que la identificación incorrecta de las tumbas? ¿Hubo fallas en la administración del cementerio militar de Darwin?

-Yo no sería tan drástico ni acusatorio. La Comisión de Familiares de Caídos es una agrupación de voluntarios, familiares de caídos, personas dolientes que estuvieron 36 años esperando una respuesta e hicieron lo mejor que pudieron. Creo que fue un error involuntario que se produjo cuando se renovó el cementerio. Es más, la lista de fallecidos no fue confeccionada por la Comisión de Familiares. Fue confeccionada por las Fuerzas Armadas a pedido de la Cancillería (para hacer las nuevas placas). Ahí debe haber ocurrido la confusión. Con un nuevo acuerdo con Gran Bretaña podremos inhumar los restos de la tumba en la que figuraban los nombres de Aguirre y Sevilla y sabremos quiénes son los tres soldados enterrados con Sánchez. Quedan 25 tumbas de las que todavía no sabemos los datos.

-Las historiadora Alicia Panero, que denunció esta situación, asegura que hay otras cuatro tumbas que tienen nombres que no corresponderían a los restos que yacen allí.

-A medida que vayamos avanzando con la identificación de las 25 tumbas que faltan vamos a poder constatar, o no, dónde están esos cuerpos. También vamos a respetar la voluntad de las familias que no deseen identificar los cuerpos. Creo que de ahora al final de nuestra gestión vamos a poder terminar con todas las identificaciones.

Requerimiento

En julio, cuando este diario informó sobre los errores en las tumbas, el apoderado de la Comisión de Familiares durante la época de la remodelación del cementerio, César Trejo, dijo que "la Comisión no tomó ninguna decisión de nominar placas. Siempre se respetó la nómina oficial suministrada por la Cancillería argentina, cotejada a su vez con información británica".

Según el secretario de Derechos Humanos, la Cancillería a su vez pidió esta información a las Fuerzas Armadas. Su versión coincide con los de otras fuentes cercanas a ambas instituciones que aseguran que existen copias de intercambio de correspondencia en la que aparecen nombres que no figuraban en el listado que dejó Cardozo cuando dejó el cementerio en 1983. En uno de esos documentos, el nombre de Mario Ramón Luna figura en el texto principal como no identificado, y en una posdata como sepultado en la tumba colectiva con Aguirre, Sevilla y Sánchez.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.